One body, one life

Zapatillas de running que nunca debes comprar

Zapatillas de running que, a pesar de la publicidad, las modas o lo que hayas oído sobre ellas, nunca deberías comprar para salir a correr.

Las zapatillas son una pieza imprescindible en la equipación de cualquier corredor. Eso es algo indiscutible, salvo que corras descalzo. Y la búsqueda de las mejores zapatillas de running se ha convertido en una obsesión para muchos corredores.

Sobre todo desde que han podido apreciar todos estos beneficios que el running les aporta a su día a día.

Pero hay que ser claros, no existen las mejores zapatillas para correr, no existe una zapatilla perfecta. Cada corredor es único. Tenemos gustos distintos, pisadas diferentes, técnica de carrera distintas y les damos diferentes usos. Tanto en tipo de terreno como en la cantidad de kilómetros por sesión y semana.

Lo que si existe es la zapatilla adecuada a cada uno. Pero para ello tendremos que dejarnos aconsejar por profesionales e ir probando diferentes marcas y modelos. Solo mediante el ensayo y error podrás saber cuál se adapta más a tus características únicas.

A pesar de la cantidad de listas y decálogos con consejos para comprar unas buenas zapatillas poco se habla de zapatillas que deberían estar prohibidas. Aquellas zapatillas de running que nunca deberías comprar.

Zapatillas de running que debes descartar

Vamos a ver tres aspectos que debes conocer para poder descartar zapatillas de las estanterías cuando vamos a por unas zapas nuevas.

La suela

La suela debe ser blanda y flexible, debe permitir una mejor propiocepción. Para entendernos, me tienen que dejar sentir algo en el pie. Si las zapatillas que estas mirando tienen una suela dura y rígida puedes pasar de ellas y seguir buscando.

El Drop

El drop es la diferencia entre el talón y la punta. Si esta diferencia es muy grande puede que esas zapatillas tampoco sean las adecuadas. Busca unas zapatillas con un drop inferior a los 8mm y si tu vendedor no sabe de qué le hablas, cambia de tienda.

El peso

Si las zapatillas que tienes en la mano han pasado estas dos cribas puedes que estés ante unas zapatillas adecuadas para disfrutar del running con un menor riesgo de lesiones. Solo comprueba su peso y asegúrate de no llevar un lastre contigo.

Aléjate de zapatillas pesadas, por muy confortables o seguras que parezcan. Si pesan más de 300 gramos seguramente te traerán problemas a largo plazo.

Recuerda que aunque las zapatillas cumpla con los tres requisitos deben adaptarse a tus individualidades, como tu pisada, tu peso, el uso. Pero sobre todo, que sean cómodas, que no te rocen, pues si te rozan en la tienda imagina con los kilómetros. Aquí puedes leer otras indicaciones básicas para elegir tus zapatillas para correr.

Ejemplos de zapatillas menos recomendables

Este tipo de zapatillas disminuyen la tonicidad de tus pies, y por la tanto la fuerza de sus músculos. Esto, junto con que favorecen el taloneo las convierte en una peligrosa herramienta para corredores, sobre todo a largo plazo.

zapatillas de running adidas
Con un peso mínimo de unos 360 gramos y un drop que oscila entre los 9 y 12mm. Con una amortiguación poco adecuada.

 

zapatillas de running hoka
Aunque presenta un drop de apenas 4 mm y un peso relativamente bajo (320-340g) no dejan de ofrecer 3,5cm de suela en el talón. Te alejarán de la realidad de un trail sin dejarte sentir nada en tus pies.

Una zapatilla indicada para corredores muy pesados. Para distancias y terrenos que no deberían correr dada su constitución.

 

zapatillas de running vasqueCon un drop bajo y un peso adecuado dado su tamaño aseguran estar diseñadas para garantizar un apoyo natural… Con 2,8 centímetros de amortiguación sentirás que estas en una nube. Se te olvidará que estas corriendo, y esto amigos es algo malo.

Debo de sentir lo que estoy haciendo y por dónde.

 

Finalmente, hay que aclarar que todo esto es algo muy general. Recuerda que cada uno tiene unas características diferentes y les vamos a dar un uso diferente. Algunas de estas zapatillas sí tienen un público indicado. Si eres pesado y te gusta la montaña de ultra distancia quizá sea una buena opción al principio.

Pero recuerda que el objetivo es ir siempre hacia un calzado más minimalista (no quiere decir que tengas que usar unas fivefingers) que te permita hacer una pisada natural y que te deje sentir el terreno.

Por supuesto, si hay algo prohibido es correr con algo que no está indicado ni fabricado para correr. Es decir, que no hace falta gastar 100 o 200€ para correr, pero tampoco es seguro correr con las bambas de 15€ del mercadillo. Acude a un profesional para dejar tus pies en buenas manos.

Decubre qué camisetas running elegir para tener una equipación completa.

 

Quiero entrenar running

aitor aut alarcon zapatillas de runningAitor Aut Alarcón

Graduado en magisterio de educación física

Especialista en Entrenamiento Personal

Instructor Fitness, experto en entrenamiento de la fuerza.