One body, one life

Vinyasa: cómo ponerte en forma con clases de yoga

Vinyasa Yoga no es solo una forma de liberar la mente mediante esta disciplina, sino también de tonificar y esculpir tu cuerpo. ¿Te atreves a probarlo?

Vinyasa Yoga también es sinónimo de fuerza, tonicidad, elasticidad y control del peso corporal.

Puede que lo primero que te venga a la cabeza para conseguir ponerte en forma sean esas sesiones de entrenamientos fuertes, rápidos y muy duros. Pero no, no te equivocas. Esta es otra forma de alcanzar tus objetivos.

El yoga, más allá de la creencia común, no es una sesión de relajación con incienso ni una sesión de estiramientos. Es toda una filosofía nacida en de más de 5000 años que busca el bienestar físico, mental y espiritual.

Aquí tienes más razones para incluir el yoga en tu día a día.

Hay muchos estilos de yoga. Los hay más estáticos, relajantes, centrados en la meditación y el cultivo de la mente. Y los hay más activos (derivados del Hatha yoga), que consiguen promover sudoración y movimiento corporal intenso para purificar el cuerpo por fuera y por dentro.

Aquí encontramos el Vinyasa yoga.

Vinyasa Yoga, ¿un entrenamiento efectivo?

El yoga es una actividad muy eficiente. En lugar de ir de lado a lado en una sala de máquinas para ejercitar diferentes partes del cuerpo, una clase dinámica de Vinyasa está diseñada para trabajar todos o gran parte de los grupos musculares del cuerpo.

Tus brazos se fortalecerán al tener que sostener su propio peso y en ocasiones el de tu cuerpo. El abdomen se mantiene firme y activo durante la mayoría de las posturas. Las piernas están activas y los músculos y articulaciones alineados para movernos con control.

En una misma sesión puedes estirar tus músculos, fortalecerlos, tonificarlos, sudar y relajarte. ¿Qué máquina conoces que haga todo eso por ti?

Aquí tienes unas primeras posturas de yoga para principiantes.

Vinyasa es una palabra procedente del sánscrito que se traduce como ‘poner con cuidado‘, ‘unir respiración y movimiento’ o ‘fluir’.

Una sesión de Vinyasa te mueve a través de un flow o unión de diferentes posturas que unen concentración –mente-, tonificación y fuerza física –cuerpo- y respiración.

Además, cada sesión de Vinyasa es diferente en función de los objetivos del instructor o del estudiante, de posibles lesiones o malestar…

Lo mejor es que siempre puedes ejercitar una parte del cuerpo, siempre puedes mejorar, siempre puedes progresar. Y ver tu progreso es uno de los mejores agentes motivadores para lograr tus objetivos.

vinyasa bridgepose

¿Vinyasa Yoga cuenta como cardio?

En Vinyasa yoga todo depende del ritmo al que realices una secuencia. Una relativamente sencilla como el saludo al sol puede tardar 10 segundos o 10 minutos.

Pero si haces varias series activando los músculos necesarios y a un ritmo rápido, seguro que vas a aumentar la frecuencia cardíaca. Y si intentas trabajar posturas avanzadas, equilibrios de brazo o inversiones notarás cómo parece que acabes de correr un sprint.

Además, no necesitas equipamiento especial, se puede practica en cualquier sitio. Lo ideal es hacerlo en una zona amplia con luz natural y ventilada. Pero de forma realista, en cualquier sitio en que quepan dos personas tumbadas una junto a la otra se puede hacer.

Entre sus beneficios se encuentran la mejora física y postural. Pero también el aumento de la densidad ósea, de la elasticidad muscular, lubricación articular, mejora del equilibrio, concentración y autoestima.

Y, por si fuera poco, no es un deporte competitivo. Te permite avanzar a tu propio ritmo preocupándote exclusivamente por cómo responde tu cuerpo a la práctica. Ya hay demasiada competitividad laboral y personal en el mundo, ¿no?

¿Perderé peso con el yoga?

vinyasa navasanaEl yoga es una disciplina más allá de lo físico. Te ayuda a conectar con tu cuerpo y la gran cantidad de cosas que hace por ti a diario.

La meditación es otra de las técnicas que te ayudará a relajarte y a conectar con tu cuerpo.

Al aumentar la apreciación por tu cuerpo entras en una dinámica que te pide cuidarte y alimentarte. De forma que realmente lo nutras, no simplemente lo ‘llenes’.

Así, poco a poco se crea una conciencia en torno a cómo mueves tu cuerpo y la forma en que lo alimentas. Algo que promueve la pérdida de peso y el mantenimiento del peso corporal ideal a largo plazo.

De una forma mucho más efectiva que quemar muchas calorías en una clase de kick-boxing y luego llenarte cenando porque ‘te lo has ganado’. O incluso no volver a pisar el gimnasio en dos semanas.

¿Todavía te faltan motivos para empezar a hacer yoga? ¡Prueba el Vinyasa y descubre los beneficios por ti mismo! Por algo es una disciplina imprescindible en muchos de los países del mundo: #Únetealmovimientoyogi

Quiero probar el yoga

Sobre la autora

vinyasa marta gil fuste

Marta Gil Fusté

Instructora certificada de Vinyasa Yoga en Bodymindlife – Sydney, Australia

Instructora certificada en Ashtaga Vinyasa Yoga en Hari Om Vidya Yoga School – Rishikesh, India