One body, one life

Superar una maratón es posible: los secretos para llegar a la meta

Superar una maratón es mucho más que superar una carrera. Es una forma de ponernos en contacto con nosotros mismos y de demostrarnos cuál es el límite y hasta dónde podemos llegar.

Superar una maratón no tiene edad. De hecho, hace poco pudimos ver a un octogenario terminar la prueba por debajo de las cuatro horas. Un tiempo que, para los 42.195 metros que son, es más que deseable. De hecho, el mero hecho  llegar a la meta es uno de esos objetivos que cualquier ‘runner’ se ha planteado conseguir, al menos, una vez en la vida. Pero para eso se necesita fortaleza, y no solo física, sino también mental y emocional.

Dos o tres meses no son suficientes para lanzarse a correr una maratón. Con una buena base, podría considerarse a partir de los 4 y 6 meses, pero en novatos, entre un año y medio y dos años. Como todo en la vida, para conseguirlo es necesario tener un buen nivel de capacidad física aeróbica y anaeróbica, junto a una resistencia aceptable en ejercicios de fuerza, flexibilidad y potencia.

Maratón: consejos necesarios

  1. Nunca estrenar zapatillas el día de la prueba, más bien al revés. Al menos haber hecho 100 kilómetros con ese calzado. Y si vas en avión a la carrera popular, llévalo en tu mochila de mano.
  2. Realizar al menos entre 4 y 5 días de entrenamientos entre 28 y 32 kilómetros. Eso te dará ese plus de fuerza en el muro físico y psicológico en la barrera de los 42.195 metros.
  3. Darse un masaje completo de espalda y piernas, entre 10 días y 2 semanas antes de la cita de los 42 km.
  4. El penúltimo fin de semana al maratón, correr poco, entre 1 hora 15 minutos. No más, no es necesario.
  5. La semana previa sí que debes hacer tus kilómetros adecuados. Por ejemplo, si haces entre 70 y 80 kilómetros, no puedes hacer 60 kilómetros y el domingo la maratón, ya que pasarías de los 100 kilómetros. Haz entre 35 y 40 kilómetros repartidos en 2 ó 3 días.
  6. En la semana previa esta prueba, dormir del viernes al sábado una hora más de lo normal, pues la noche anterior a la prueba siempre uno se pone nervioso y no descansa todo lo que se necesita para una carrera de 2 a 6 horas.
  7. No hacer nada raro y extraño a tu entrenamiento como tomar un gel maravilloso que tú nunca has tomado (eso puede darte ganas de irte al baño por no estar acostumbrado).
  8. Sí llevas a la familia, amigos escríbeles más o menos el tiempo previsto de paso en todos los kilómetros, o los importantes, para así poder tener seguridad de verlos y conseguir motivación durante el resto del trayecto.
  9. Ve a tu ritmo, ya que una maratón no está marcada por cómo se empieza, sino por cómo se termina.
  10. Después de la maratón, descansa al menos dos semanas cambiando de deporte.

Superar una maratón es posible, con la ayuda adecuada

entrenamiento superar una maraton

superar una maraton jose antonio panadero morcilloJosé Antonio Panadero Morcillo

Técnico superior en actividades físicas y actividades deportivas

Diploma de Monitor Nacional de Atletismo