One body, one life

Entrenamiento para correr cuando no tienes tiempo

Entrenamiento para correr sin tiempo, pero con muchas ganas. No siempre somos dueños del reloj, pero hay formas de sacar unos minutos para dedicarnos a lo que más nos gusta.

Vivimos esclavos del tiempo, y a veces es difícil encontrar un momento tranquilo en el que entrenar. Sin embargo, los que se proponen sacarle más partido a los pocos minutos que tienen sabrán que no se trata de entrenar más, sino de optimizar ese entrenamiento.

Igual que si buscas rutinas de gimnasio para mantener la musculatura. No necesitas ir todos los días, pero si esforzarte en cada uno de los que vayas. Es la mejor forma también de mantenerse en forma, aun con horario de oficina.

Así como ya explicamos que un entrenamiento media maratón no es solo correr, necesita una alimentación a la altura.

De todos los deportes, aquel que más noveles atrae con el año nuevo es sin duda la carrera. Ahora más conocida como running, en estos tiempos de etiquetas anglosajonas y ropa reflectante. Si formas parte de este grupo, no deberías perderte el artículo sobre empezar a correr sin lesiones.

Aunque no perdamos de vista a los que llevan corriendo desde hace años y miden la antigüedad de sus zapatillas en kilómetros y no en años naturales: Los corredores enganchados al subidón de cruzar la meta en las carreras populares.

Pero, sea como sea, a estos dos tipos de ‘runners’ les une un mismo problema: No les sobra tiempo. Necesitan mejorar pero no pueden entrenar todo lo que quisieran. Incluso para entrenar fuerza también hay alternativas, y puedes probar ejercicios como estos de brazos en superserie para ahorrar tiempo.

Y si vas a correr en cinta, deberías conocer los pros y los contras antes de empezar el entrenamiento.

Entrenamiento para correr

Opción A: ¿Puedo y quiero entrenar más días?

Hay múltiples centros de fitness que cada vez apuestan más por los formatos de sesiones de carrera más cortas. Como los entrenamientos 30 minutos exprés. Ideales para el descanso del almuerzo a mitad de jornada laboral.

Esta propuesta consiste en dejar de entrenar con el típico esquema de dos o tres días en semana, que o acaba desapareciendo o convirtiéndose en un entrenamiento semanal de una hora. En vez de esto, es más práctico entrenar 4 días a la semana, 30 minutos por sesión. Por ejemplo, los lunes, martes, jueves y viernes.

De esta manera si surge un imprevisto, entrenas los otros cuatro días moviendo el día de descanso. Lo más positivo es que la energía dura toda la sesión gracias al formato reducido de tiempo.

Opción B: ¿Puedo o quiero entrenar más tiempo?

Más no siempre es mejor. Pero si el problema de no mejorar la capacidad aeróbica corriendo reside en que le dedicamos poco tiempo en minutos a la semana, esta propuesta consiste en la mejora mediante el aumento progresivo del tiempo total en carrera al año.

Ya sea en metros o en minutos, este es el consejo más útil para los recién iniciados tras una etapa de acondicionamiento físico general: Ir sumando paulatinamente y de manera muy controlada volumen al entrenamiento.

Siempre a intensidades por debajo del máximo para no ‘romper motor’, por supuesto. Pero como el título del artículo dice, nos falta tiempo, así que esta opción incluye ineludiblemente quitar tiempo a otras actividades para dedicársela a correr. Un objetivo loable pero no siempre factible.

Otra opción es probar el método 10-20-30, en el que con menos entrenamiento, pero más intenso, mejora el rendimiento en la carrera.

Opción C: Entrenar otras disciplinas que indirectamente mejoren mi carrera

Si el tiempo y las ganas lo permiten, añadir un entrenamiento de fuerza para tren inferior bien pautado es sin duda una de las mejores inversiones de tiempo a largo plazo. Eso te permitirá dar zancadas más largas y rápidas, aumentando la potencia en la proyección del cuerpo hacia delante, movimiento vital en la carrera.

En ese sentido, un buen entrenamiento de glúteos te dará mejores resultados en las carreras.

Eso sí, habrá que hacerlo, o bien los días libres de carrera como el fin de semana, o bien sustituyendo una sesión de cada tres o cuatro por una de sala de musculación.

Opción D: ¿Necesito un entrenador profesional?

Un entrenador personal te hará ahorrar tiempo. ¿Por qué? Porque permite sacarle más partido a cada zancada, a cada paso, a cada serie, a cada sesión. Y, finalmente, a cada semana entrenada, con una técnica de carrera eficiente.

Aprender a correr consiste en ser humilde y pasa por dejar de pensar que sabemos correr solo por el hecho de que no nos requiere pensar.

Opciones que debes barajar cuando buscas un entrenamiento efectivo. De hecho, suponen un ahorro de minutos de entrenamiento. De la misma manera, el calzado adecuado es esencial para rendir en él. Por ejemplo, unas zapatillas running de mujer deben atender a estos factores. 

Igual que, si quieres complementarlo con fuerza, aquí te explicamos qué maquinas de gimnasio podrías adquirir para entrenar en casa.

Y, sobre todo, si quieres alcanzar tus metas, no dudes en contactar con un profesional que te oriente.

entrenamiento para correr entrenador

 

jorge baztan entrenamiento para correrJorge Baztán Gutiérrez

Entrenador personal

Nutricionista en Dietafarma

Farmaceútico