One body, one life

Los secretos de beber corriendo. La importancia de la hidratación en el running

Beber corriendo también tiene su truco. Y como ya sabrás, la hidratación en el running es esencial para un buen rendimiento.

El agua es uno de los principales componentes que tenemos en el organismo, ya que más del 50% de nuestro cuerpo está compuesto por ella. Sin embargo, durante la actividad deportiva se pierde una importante cantidad de agua.

Para abordar este tema es necesario conocer algunos detalles de cómo funciona el cuerpo humano. Para ello, empezaremos hablando de la temperatura corporal y la relación que esta tiene con la práctica deportiva y la hidratación.

 Beber corriendo: la importancia de la hidratación

El cuerpo humano se encuentra a una temperatura interna aproximada de 370. Para que esta se mantenga siempre estable, el organismo utiliza diferentes mecanismos de termorregulación. Por eso la temperatura cutánea va variando con el fin de mantener siempre estable la temperatura interna.

Como nos podemos imaginar, la realización de cualquier actividad deportiva conlleva un aumento de nuestra temperatura corporal. En consecuencia, uno de los mecanismos que utiliza nuestro organismo para disipar calor es la sudoración.

Tal y como acabamos de comentar, gracias a la sudoración, entre otros mecanismos, podemos mantener estable nuestra temperatura interna. Eso sí, la sudoración  va a generar una pérdida de agua y otros componentes que el organismo utiliza durante el ejercicio.

Además, la pérdida de líquido corporal durante la práctica deportiva va asociada a problemas de salud y a la disminución del rendimiento deportivo. Por lo tanto, ¿Qué consecuencias tiene una mala hidratación durante la práctica deportiva?

 La deshidratación

Los descuidos de la hidratación pueden provocar múltiples y muy variadas alteraciones que afecten directamente a nuestra salud. Desde una situación muy leve que apenas notemos, hasta una situación más extrema que pueda provocar un desfallecimiento.

¿Sabes cuánto beber durante el ejercicio?

Desde un contexto deportivo, la pérdida de líquido va a disminuir nuestro nivel de sudoración con el consecuente aumento de nuestra temperatura corporal. Y también va a provocar un aumento en la viscosidad de la sangre que a su vez va a generar un aumento de latidos por minuto para así poder cubrir con la demanda física.

Además de agua, nuestro organismo también pierde muchas sales minerales que debemos reponer. Sin ellas, podemos incurrir en lesiones musculares o en menor medida sobrecargas que nos hagan disminuir la intensidad en el trabajo. Por eso es recomendable elegir fuentes de buena calidad, como las que ofrecen servicios como EasyWater.

 Claves para mantenerse hidratado

  • Hidratarse en pequeños sorbos durante los momentos previos a la práctica deportiva.
  • Si va a ser un ejercicio de larga duración es recomendable que la hidratación previa también se combine con sales minerales.
  • Utilizar prendas deportivas que faciliten la transpiración del cuerpo.
  • Durante la práctica deportiva ir hidratándose cada cierto tiempo. Es muy interesante beber en puntos kilométricos fijos para así también habituar a nuestro organismo a unas pautas. Además de ello si nuestro organismo nos pide más líquido debemos ir dándoselo.
  • Un ejemplo de inicio de deshidratación es aquel momento en el que la boca empieza a estar seca. No debemos esperar a notarlo.
  • En momentos posteriores a la práctica deportiva debemos seguir rehidratándonos poco a poco hasta que nuestro organismo llegue a una situación de equilibrio.

¿Quieres progresar en tus objetivos?

Contacta al mejor entrenador

javier villaplana beber corriendoJavier Villaplana

Entrenador Personal