One body, one life

La verdadera epidemia mortal es la obesidad

El virus del ébola está en todas las noticias. Sin embargo, la obesidad es una epidemia que ha despertado en los años 80. Y que está causando un verdadero problema sanitario. ¡Hablemos de ello!

La obesidad es una enfermedad que no deja de crecer desde los años 80. Sólo tienes que observar las dos figuras para ver que estamos hablando de una verdadera epidemia del siglo XX.

Epidemiología de la obesidad. Evolución 1985-2010

 

Obesidad: epidemia mortal

Tener obesidad no sólo significa “estar gordo” (mal hablando). Sino que presenta un riesgo muy alto de padecer diabetes, hipercolesterol, hipertensión, artritis, lumbalgia, depresión, cáncer, cardiopatías, etc.

  • Las personas obesas tienen un 50% más de probabilidad de riesgo de muerte. Que aquellas personas con peso normal (mismas edades).
  • El 26% de las personas que padecen obesidad sufren también de hipertensión arterial.
  • El 80% de los problemas con la diabetes de tipo 2, están relacionados con problemas de obesidad.
  • El 70% de los problemas cardiovasculares están relacionados con problemas de obesidad.
  • El 42% de las personas que padecen cáncer de mama y de colon son obesos
Riesgos asociados obesidad
Extraído de Vaquero MP (coord) Genética, nutrición y enfermedad. Edimsa: Madrid. 2008

Se estima que la obesidad representa hasta el 7% del gasto sanitario público en la UE. Y que esta cifra irá en alza por la epidemia. Según el estudio DELPHI se estima el coste a 2500 millones de euros anuales. Los gastos anuales en asistencia sanitaria de un adulto medio obeso son un 37% superior a los de una persona con peso normal. Y los gastos de medicación un 77% más altos. Estos costes directos no tienen en cuenta la reducción productiva. Debida a las discapacidades y a la mortalidad prematura (Plan Integral).

La sociedad no termina de concienciarse de la magnitud del problema, sin embargo, son muchos los problemas asociados a la obesidad:

  • Aumenta considerablemente el gasto sanitario. Por ejemplo los tratamientos para diabetes son muy caros.
  • Disminuye la productividad laboral y aumenta la ausencia laboral.
  • La obesidad se “contagia” por transmisión de hábitos de padres a hijos. Está demostrado que si ambos padres tienen obesidad, el niño tiene un 80% de ser obeso de adulto, mientras que si ambos padres tienen normopeso, el riesgo es inferior al 10%.

¿Cómo se explica la epidemia?

El principal motivo por el que la obesidad está creciendo es por un desbalance energético positivo. Que se debe a 2 factores:

  1. Aumento de la ingesta calórica: En 1980 ingeríamos unas 2300 kcal de media al día. Mientras que hoy en día ingerimos cerca de 2800 kcal. Es decir, unas 500 calorías más al día que hace 35 años.
  2. Disminución de la actividad física diaria: Antes de los 80 comprábamos la comida en diferentes puestos, se lavaba la ropa a mano, jugábamos en la calle, subíamos escaleras, etc.

Hemos visto grandes cambios en el mundo en las últimas décadas. Hemos trasladado la actividad física de la vida diaria y laboral al tiempo de ocio. Somos la primera generación de la historia en la que una gran masa de la población hace ejercicio de forma deliberada para mantenerse saludable. Recordemos el gasto energético de hace tres décadas: preparar la comida, recoger verduras del jardín, comprar cada alimento en un puesto diferente del mercado, lavar a mano y andar a todos los sitios. Y ahora: trabajamos sentados, ponemos un alimento congelado en el microondas, tenemos personal de limpieza y muchas actividades sedentarias en nuestro tiempo de ocio.

No vamos a volver al siglo XX, con los requerimientos energéticos de la vida diaria y laboral. Sino que debemos ajustarnos al presente. Debemos añadir actividad física a nuestra vida. Los riesgos del sedentarismo y los beneficios de la actividad física se han demostrado asiduamente en las últimas décadas. Demostrándose que son necesarios unos niveles mínimos de actividad para reducir el riesgo de enfermedades crónicas. Las cuales son las primeras causas de muerte mundial. No estamos hablando de salir a pasear, que bien es verdad que es mejor que estar sentado en el sofá. Sino de realizar un ejercicio estructurado, controlado e individualizado. Donde se realice no solamente un trabajo cardiovascular a una intensidad óptima. Sino también un trabajo de fuerza, flexibilidad, agilidad y equilibrio. La actividad física es, junto a la nutrición, el pilar básico de un estilo de vida apropiado para prevenir y tratar muchas enfermedades.

¿Qué hacen lops gobiernos respecto a la obesidad en la sociedad?

Sin embargo, los gobiernos no están haciendo nada (o muy poco) contra esta epidemia de la obesidad. Que está matando mucho. Y gastando enormes cantidades de dinero público. Si quisieran podrían gastar dinero en prevención. Fomentando hábitos saludables de ejercicio y nutrición, para ahorrar en tratamientos.

Se ve que la salud de la población y el gasto sanitario que conlleva no les interesan demasiado. Las estrategias como NAOS o el Plan integral para la actividad física y el deporte sirven de poco. Sería mucho más efectivo que los centros de actividad física estuvieran exentos de IVA. Es ilógico que los servicios de hospitalización o asistencia sanitaria estén exentos de IVA. Y que el ejercicio (considerado una medicina) tenga un IVA del 21%.

Según la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria, la actividad física reduce el gasto sanitario en 1000€ por persona adulta activa. Además, por cada euro invertido en actividad física se ahorra 6 en gasto sanitario.

Si te preocupa lo qué están haciendo (y dejando de hacer) los políticos para frenar la epidemia de la obesidad. ¡Comparte!

Quiero mejorar mi salud

Artículo escrito por Dr. Sebastien Borreani:

sebastien borreani

– Doctor en Ciencias del Deporte y más de 13 artículos publicados en revistas JCR.

– Máster universitario en Actividad Física y Salud

– Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte

– Co-Fundador de www.entrenar.me

Deja un comentario