One body, one life

Cómo definir el Pilates en 3 palabras

El método Pilates se utiliza en el mundo entero. Existen muchas modalidades y formas de interpretarlo. Cada profesor se basa en los principios originales pero existen matices debidos a la evolución. Florian nos cuenta cómo definir el Pilates en 3 palabras clave para entenderlo.

Todo el mundo tiene alguna noción del método Pilates. O bien lo ha hecho, o bien conoce a alguien que lo hace, o bien se lo han recomendado.

En el primer caso, es muy posible que lo haya hecho. Lo que ya no es tan posible es que le hayan explicado qué es lo que ha hecho, y para qué.

En el segundo caso, ya lo conoce a través de alguien. Pero es más difícil apreciar algo a través de otras personas.

Y en el tercer caso, en el que te lo recomienda alguien, la mitad de las personas que lo recomienda no lo ha practicado nunca, pero ha oído que es lo mejor para la espalda, el abdomen, los lumbagos, la flexibilidad…táchese lo que proceda.

Definir el método Pilates en un artículo de blog es algo imposible, ya que es un mundo apasionante, y extensísimo. Porque, para empezar, no existe un solo Método Pilates. Pero voy a intentar meterme en camisa de once varas, y a dar una primera explicación.

Cómo definir Pilates en tres palabras:

definir el pilates maquinas clases

Yo soy muy simple, cualquier persona que me conozca lo dirá. Y por lo tanto, me gusta simplificar. Pilates tiene sus principios, que según la escuela en la que se haya cursado la formación, varían en cuanto a número. En la mía eran 7. Pero yo creo que, por no explicarlos todos de una tirada (y por no caer en errores), todos esos principios se pueden resumir en tres conceptos:

  1. CONCENTRACIÓN:

Lo que diferencia el Método Pilates de otros ejercicios es la concentración necesaria para hacer los ejercicios: Concentración para acompasar los ejercicios, y sus fases, a las fases respiratorias. Concentración para focalizar el ejercicio, sin hacerlo a tontas y a locas. Concentración para poder abstraerse del entorno, y centrarse en nuestro propio cuerpo.

  1. PERFECCIÓN

Cuando trabajas en la sala de pesas, o en una actividad dirigida, no importa que una repetición no te salga bien, enseguida viene otra. En una sesión de Pilates, sin embargo, se busca que cada repetición de cada ejercicio sea perfecta en cuanto a técnica. Y aquí alguna persona me dirá: ”La perfección no existe”. Desde luego.

Buscar la perfección debe de ser el objetivo de todo el mundo, porque sólo así evitarás la negligencia a la hora de trabajar tu cuerpo.”

  1. PROPIOCEPCIÓN

La palabra propiocepción es algo más que una trampa que se les pone a las personas con lengua de trapo. Esa palabra encierra el sentido de ser capaces de sentir a nuestro cuerpo en cada momento, y en cada movimiento, para así mejorarlo.

Parecerá una tontería, pero desde que hago Pilates, cada vez que tengo que coger algo de peso, y son muchas a lo largo de cada día, conecto mi Core de manera automática, y ello me evita problemas y lesiones derivados del movimiento negligente.

En posteriores artículos os contaré quién era Joseph Pilates (sí, era su nombre), cómo desarrolló su sistema, cómo lo podemos trabajar, ejercicios básicos, implicaciones musculares de los mismos, etcétera. Pero hay que partir de una base, y esa es dar una definición clara y fácil.

Encuentra tu profesor de Pilates

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario