One body, one life

Cinco cosas sobre nutrición que no oirás en la televisión

Nutrición es uno de los temas más populares y, a la vez, con más desinformación. Sobre todo en los medios audiovisuales. ¡No dejes que te engañen!

En la era de la sobre-información en la que vivimos es tan fácil encontrar buenos datos, como todo lo contrario. De hecho, es usual leer artículos que se contradicen unos a otros. O incluso profesionales que hablan sobre las bondades de algún producto en particular (previo pago de su importe, claro está) y sociedades sanitarias que promocionan y financian productos ultra procesados.

Esto ocurre, y es más normal de lo que pensamos. Pero lo que debemos hacer como consumidores es saber filtrar la información que nos llega para poder tener una opinión real sobre algún tema en concreto. La información empodera al consumidor a tomar mejores decisiones alimentarias. Pero también sobre ejercicio físico y salud, ya que son tres temas que van muy de la mano.

Nutrición: ¡tu responsabilidad es leer!

Leer a buenas fuentes y estar al día en cuanto a nociones básicas en los temas que te afectan día a día, como puede ser tu selección de alimentos, por poner un ejemplo. Pero claro, en ésta misma era donde la información gratuita (y no siempre veraz) campa a sus anchas por todos los medios informativos es también usual que los titulares sean muy sensacionalistas.

Se busca la atención del público prometiendo, en muchos casos, que se pueden conseguir ciertos objetivos de forma casi que milagrosa. Es por eso que hoy te traemos éste artículo, donde te contaremos cinco cosas que no escucharás en televisión. Simplemente, porque no interesan o limitarían mucho las ventas de ciertos productos.

Las mejoras no solo se miden por los abdominales que tienes

Cuando en los medios informativos nos bombardean con nuevas ‘dietas milagro’, tendencias de entrenamiento o terapias de belleza, el único beneficio que recalcan es el estético. Vivimos en una sociedad en la que pareciera que si no respondes a los cánones estéticos establecidos algo no estás haciendo bien.

No te hablan de que los beneficios de la actividad física y una correcta alimentación trascienden más allá de meros fines estéticos. De hecho, evolutivamente hablando, nunca la estética nos preocupó tanto como en nuestros días. Nunca fue importante. Era importante el hecho de poder caminar largas distancias, huir de un peligro o combatirlo.

No te cuentan que el ejercicio es vital en cualquier etapa de la vida y que es un seguro de vida a largo plazo.

Los resultados estéticos tardan muchísimo tiempo en llegar

Si éste fuera el titular de una revista de fitness, probablemente sería la revista menos vendida. Contar la verdad nunca estuvo de moda. Y es que lo único que queremos saber es en cuánto tiempo (el menor posible claro está) vamos a conseguir ese cuerpo de playa que todos queremos lucir en verano.

En este artículo puedes enterarte de por qué la operación bikini no se consigue en dos meses.

Nadie te contará que requiere esfuerzo diario en todos los ámbitos que rodean a ese progreso. Alimentación, entrenamiento y descanso, así como una dedicación plena para la consecución de esos objetivos. Pero lo que queremos, es que nos mientan.

nuntricion cuerpo 10

No hay comida del día o estilo alimentario que sea mejor que otro

Y esto no te lo dirán porque existen tantas corrientes de alimentación. Paleo, low-carb, mediterránea, cetogénica, vegetariana, vegana… Que cada quien intentará defender su estrategia a capa y espada. La mejor será aquella que mejor se adapte a tu día a día, o convicciones morales.

Pero eso sí, cada una de ellas ofrece una amplia variedad de herramientas para que puedas llevar un estilo de vida saludable dentro de la opción alimentaria que hayas elegido. Lo que ocurre en muchos casos es que hay intereses comerciales ocultos por ‘vender’ alguna tendencia por encima de otra, alagando sus bondades y atacando las ‘aparentes limitaciones’ de otra.

Lo mismo pasa con las mismas comidas en el día. La recomendación de hacer cinco comidas al día no es más que una tendencia extendida por la industria alimentaria para que te veas obligado a consumir snacks entre horas. Como si necesitases un snack entre las comidas principales y que si no lo tomas tu salud se verá comprometida. Algo que es absolutamente FALSO.

Puedes leer aquí toda la verdad sobre si lo ideal es comer cada tres horas. 

Ningún producto ‘sin’ es mejor

Esta es la tendencia de nuestra era. ‘Sin Gluten, ‘Sin Lactosa’, ‘Sin Azúcar’ y un largo etc. Hemos entrado en la era del nutricionismo absoluto, en el que por temporadas se demoniza un nutriente, alimento o grupos de alimentos. Después, la industria se encarga de que sigas comprando el mismo producto procesado pero sin ese ingrediente dañino o potencialmente peligroso para la salud.

En la mayoría de los casos esos productos siguen siendo igual de insalubres, poco recomendables y nutricionalmente más pobres que sus versiones originales. Aunque con esa etiqueta ‘SIN’ que nos da un hilo de esperanza al no tener que renunciar al sabor o textura del producto original.

La comida real debe ser la prioridad

Si te sientas a ver la televisión por una hora y anotas en una libreta todos los anuncios que ves relacionados con la alimentación, estoy seguro que no verás anunciado un tomate, una manzana o unos frutos secos. La COMIDA REAL, esa que solo tiene un ingrediente y que no lleva una etiqueta pegada. No tiene publicidad, pero no interesa. No vende.

Lo que sí verás son productos ultra procesados o alimentos fortificados en cualquier franja horaria. ¿Cómo podemos luchar ante tal invasión informativa? Es muy difícil. Ya no sólo porque al final el perjudicado sea el consumidor final que tiene una desinformación constante, sino porque se ese tipo de productos están a cualquier hora en la TV.

Además, estos productos estarán a tu alcance para que vayas a comprarlos si te surge el antojo. Al final, igual que en estos cinco puntos, podríamos poner muchos más sobre la mesa. Mi recomendación es la del principio: lee. Infórmate. Es muy difícil engañar a un consumidor informado. Y, sobre todo, contacta con un profesional

Quiero una dieta personalizada

dario santana nutricionDarío Santana
Entrenador personal
Estudiante de Nutrición Humana&Dietética
Real Fitness