One body, one life

Pere Arajol, el entrenador que cumplirá tus objetivos a través de la salud

Pere Arajol es un entrenador con el que la mejora estética será una consecuencia, y no el objetivo. Tu salud y tu espalda te lo agradecerán.

Mi nombre es Pere, y soy Licenciado en CAFyD por la universidad de Barcelona, pero acabé mi último año de ERASMUS en Köln (Colonia, Alemania).

Mi deporte era todo lo que tenía que ver con la acrobacia pero, poco a poco, descubrí que lo que realmente me gustaba era bailar. Así que rechacé mi previsible futuro como entrenador de gimnasia artística y me fui vinculando al mundo del fitness a través de las animación turística y las actividades dirigidas en grandes cadenas de gimnasios.

Beneficios de bailar: cómo divertirse haciendo cardio.

Al acumular experiencia, me dí cuenta de la falta de conciencia corporal y control de las personas. Así como la gran prevalencia de patologías que veía dentro de una sala de fitness y actividades grupales (con hasta 40 personas). Por eso, decidí que si quería preocuparme realmente por las personas debía “filar més prim” o afilar la sierra.

Es decir, acotar en primer lugar el número de participantes y el tipo de servicio que quería ofrecer para lograr una mayor autorrealización.

Pere Arajol: “Me dí cuenta de la falta de conciencia corporal de las personas”

Está muy bien que la gente se lo pase bien en una clase saltando, riendo, pero la actividad física es una disciplina indudablemente vinculada a la salud. Y no por ello se debe vender el horario de un gimnasio como un parque de atracciones.

Es decir, sin hacer un valoración inicial de las personas que vendrán a asistir a dichas actividades y comunicarles qué deben hacer si tienen una patología. Me da la impresión de que el interés primordial es el número de altas de socios y no su bienestar, es decir, cantidad versus calidad.

¿Por qué digo esto? Porque a largo plazo se ve cómo la gente empeora de manera silenciosa. Y entonces es cuando uno se pregunta: ¿Realmente estamos haciendo las cosas bien? Mi opinión es que por ley en todo gimnasio debería haber un equipo multidisciplinar con psicólogo, fisioterapeuta, entrenadores y nutricionista.

El verdadero problema de ‘ponerse a dieta’.

Solo así se estaría realmente vendiendo salud. Pero eso a priori parece no “vender”, y  nos justificamos diciendo que hacemos ejercicio para desfogarnos, divertirnos, desestresarnos. Y, entonces, a pesar de hacer “tanto” ejercicio, un día te levantas y te quedas clavado de los “riñones”. O no puedes mover el cuello.

pere arajol bailar

“Es necesario educar en el entrenamiento”

Entonces, ahora sí que te preocupas y vas a un fisioterapeuta, a un osteópata, a un mago… Pero no hay pócima mágica que te ayude de manera significativa.

Hasta que, de repente, te da por probar la rama de gimnasia suave y el entrenamiento personal. Donde sí se tiene más en cuenta tu postura, la respiración, tu musculatura profunda… Ambos  puntos vitales para una espalda sana.

Pero no es realmente culpa tuya, es culpa de todos. Nosotros no te hemos educado de lo realmente importante y necesario para la salud. Eso sí, te enseñamos múltiples pasos de baile para que te diviertas y los ejercicios más efectivos para marcar tus brazos y abdominales.

Por otro lado, tú te has dejado llevar por la tendencia generalizada de pagar lo mínimo por un servicio, dando por hecho que ya es de la máxima calidad. Mi consejo es que pruebes el entrenamiento personal (durante mínimo 3 meses) y, luego, después de esa experiencia, entonces apúntate en un low-cost durante 3 meses más y compara.

¿Verdad que no se te ocurriría ponerte un empaste en la boca tú mismo? Ponte en manos de un profesional.

Así, siguiendo lo que dice la literatura y no las modas, decidí formarme en Pilates en la escuela PEAKpilates, al mismo tiempo que hice el Máster en actividad física y salud. Actualmente, estoy acabando la formación en la técnica hipopresiva. Mi reto es, nada más y nada menos, que convertirme en el mejor entrenador personal de espalda del mundo, o al menos intentarlo.

¿Cuánto tiempo llevas en el entrenamiento personal?

En centros de fitness y estudios de Pilates entre 2 y 3 años. Pero por mi cuenta, menos tiempo.

Al principio, creí que no sería capaz de gestionar bien el cliente pero, al ver que cuánto más me formaba más podía aportar a esa persona y al reentrenamiento de su patología, cada vez disfruto más. Sobre todo con aquellos casos que requieren un esfuerzo mental extra como entrenador (casos de parálisis, múltiples patologías, extremo sobrepeso, deportistas elite-amateur).

Eso es realmente lo que me motiva, lo que me autorealiza, lo que me hace trabajar duro, cada día, sin parar.

Mi primera clienta (que por cierto aún conservo) fue una mujer en sus 40 y largos años que me contrató en un club. Me preguntó si podía seguir entrenándola en su casa, puesto que yo iba a dejar la instalación.

“Mis clientes buscan mejorar su salud”

Mujer o hombre de más de 25 años, con cierta conciencia del cuidado de salud que quiere confiar absolutamente en un profesional para ponerse en forma. Sin dolores de espalda y pudiendo practicar su deporte preveniendo lesiones a largo plazo.

Al empezar a realizar ejercicio surgen sensaciones de agobio, malestar físico, fatiga, mareos, dolores en las articulaciones… Y no es que entrenar produzca dolor, es que el hecho de no haberse movido en mucho tiempo genera mucha incomodidad cuando se empieza a coger el hábito de entrenar.

Les respondo con que deben “entrenar” también para recuperarse mejor. Y para esto ofrezco pautas básicas saludables de alimentación, ejercicios de estiramientos para hacer en casa, de compensación e incluso liberación miofascial (automasaje).

5 consejos básicos para alguien que quiere empezar a entrenar

  • Optimiza tus esfuerzos. Ponte en manos de un profesional universitario adecuado para tus necesidades y tómatelo no como un gasto, sino como una inversión en ti.
  • Sé constante. La adherencia a tu entrenamiento lo es todo. Si no hay disciplina, no hay mejoras. Si no hay mejoras, estás derrochando tiempo y dinero.
  • Piensa de manera global. Aunque quieras reducir el perímetro de tu cintura o doblar el de tus bíceps, debes saber que lo primero es la salud. Eso es indiscutible. Si te duele la espalda, ¿te vas a poner a entrenar igualmente? Evítalo. Trabaja otras capacidades imprescindibles como la flexibilidad, el control motor, la conciencia corporal y… Todo lo que te diga tu entrenador.
  • Cambia las excusas por soluciones. Si tienes que irte a dormir pronto y levantarte a las 5 de la mañana, lo haces, y punto. Sino, es que realmente no estás decidido a cambiar o tienes otras prioridades (naturalmente, muy respetables), pero que no irán a favor de tu salud/objetivo.
  • Concéntrate en ti. Mientras realizas los ejercicios, olvídate del resto. Puedes aplicar el Mindfulness en tu entrenamiento: ¿Siento mi respiración?, ¿Qué pasa con mi abdomen al hacer ejercicio? ¿Está recta mi espalda en todo momento? ¿Están mis rodillas alineadas? Concéntrate, por tanto, sólo en lo que estás haciendo en ese momento.

¿Cuál es tu metodología de trabajo?

Primero de todo, me pongo en contacto con el cliente y rellenamos el cuestionario de evaluación inicial vía mail o personalmente a través de una entrevista.

En la primera sesión, siempre realizo un diagnóstico inicial. Valoro cómo se encuentra la musculatura profunda y respiratoria, las patologías que presenta la persona. Y, si es posible, realizo un circuito de ejercicios o test de condición física para ver cómo se mueve la persona y su estado físico general.

En función de todo el conjunto de información obtenida, prescribo un protocolo de rehabilitación, un entrenamiento de fuerza para principiante o entrenamiento de media-alta intensidad. En circuito o Hiit. Todo dependerá de su estado físico y mental.

Soy especialmente exigente en cuanto al trabajo de la postura así que, si identifico desviaciones posturales, primero corrijo la espalda usando Pilates y/o Hipopresivos. Sin la espalda sana, no podemos empezar a hacer flexiones, sentadillas… Porque estaremos sacrificando una cosa para conseguir otra.

Realizo una valoración cada 2 meses de parámetros de interés para el cliente y para elaborar un informe para el seguimiento de sus objetivos.

La estética está en segundo término en mi metodología. Me explico: prefiero que la persona se vea más atractiva por su buena postura que por el volumen de sus músculos.

pere arajol entrenador

¿Cómo preparas una sesión de entrenamiento?

En primer lugar, me baso en los datos que he recogido de mi cliente. Luego, los combino con sus peculiaridades personales y me lo imagino ejecutando los ejercicios, anticipándome un poco a su respuesta.

Me baso siempre en ejercicios seguros, sobre todo en principiantes, y durante la sesión puedo personalizar el ejercicio jugando con parámetros de la carga como las pausas, los brazos de palanca, el nivel de impacto, la dificultad coordinativa… Hasta adecuarme a la intensidad correcta para el cliente. Resumiendo: lo importante es que sea SEGURO, EFECTIVO y suponga un poco de RETO.

¿Qué tipo de entrenamiento crees que es más importante?

Todo es importante, pero si tuviera que reducirlo a uno, sin duda, el entrenamiento de fuerza, ya que es el que más se vincula de manera directa a la salud. Si entrenamos la fuerza, mejora naturalmente nuestra capacidad funcional. Pero también la resistencia, equilibrio, coordinación e, incluso, según el método de trabajo, ¡la flexibilidad.

¿Asesoras a tus clientes en el tema de nutrición?

Como Licenciado y experto en salud, indudablemente, tengo una formación limitada para realizar pautas dietéticas específicas. Por eso, me limito a dar pautas generales que, en muchos casos, son suficiente para contribuir a la sinergia “nutrición + entrenamiento”. Es decir, para alcanzar nuestro objetivo en personas sin patologías metabólicas.

Para que el cliente vaya modificando sus hábitos alimenticios progresivamente y de manera didáctica, acostumbro a recomendar un pequeño cambio cada semana de entrenamiento. Por ejemplo, reducción del consumo de azucares simples, aumento del consumo de verduras, mejora de la calidad de los hidratos de carbono…

Sin embargo, reconozco que el dietista o nutricionista tiene herramientas muy válidas y más precisas. Por respeto y sentido común, si veo que mi cliente es un caso que se me escapa, derivaré evidentemente su caso primero a un experto en nutrición porque será lo más adecuado.

Al final, todos somos educadores por y para las personas. Hay que tener es tener esa confianza y trato con nosotros, los entrenadores, quienes ayudamos a crear y mantener unos buenos hábitos de salud.

Algunas preguntas curiosas

Algo que no falta en tu entrenamiento diario

Foam roller para liberar las fascias, y ejercicios hipopresivos para restaurar la presión intraabdominal al final de la sesión.

Tu comida favorita.

¡Ya como (y de buena gana) verduras 6 días a la semana! El resto, alimentos de la forma más variada y equilibrada posible. Dicen que no hay amor más sincero que el amor a la comida. Así que debo revelar que soy un amante de la pizza: de carne al estilo barbacoa y/o con queso de cabra caramelizada.

Tu mayor capricho

La moto, que algún día me podré permitir…

Alguna anécdota curiosa

Muchas, pero quedan en confidencialidad entrenador-cliente.

Antes de dormir…

Un capítulo de Netflix, ejercicio con mi pareja… Y repasar la agenda del día siguiente.

¿Quieres añadir algo más?

Mi lema: “una mente fuerte no acepta estar en un cuerpo débil”. Si la mente no está preparada para cambiar su cuerpo, éste no lo hará.

Quiero un entrenamiento personalizado

pere arajol fotoPere Arajol

Entrenador personal