One body, one life

4 claves para crear tu marca personal como entrenador

¿Quieres destacar y llenar tu cartera de clientes? Entonces necesitas comenzar a trabajar tu marca personal. Empieza siguiendo estas claves y ¡prepara la agenda!

Todos nosotros tenemos una marca personal que nos identifica y una serie de valores que nos diferencia del resto de profesionales. Y en el mundo del entrenamiento personal incluso se acentúa más, porque el escenario profesional en el que nos movemos es el ámbito deportivo, donde las emociones juegan un papel clave.

Emociones que sirven para conectar con personas afines al deporte, a su práctica y, cada vez más, a su participación en pruebas locales o semi-profesionales, de cualquier tipo de deporte; que requiere dedicar tiempo y esfuerzo para su preparación.

Podemos equiparar el proceso de la creación de tu marca personal, con el proceso que sigues para elaborar un plan de entrenamiento personal. ¡Empecemos!

1. Investiga

Lo primero que tenemos que aprender es que trabajar la marca personal requiere, al igual que cuando se realiza un plan de entrenamiento para un cliente, de una fase de investigación y conocimiento. Esta fase es clave para detectar qué objetivo persigues. En este punto es importante tener en cuanta lo que los clientes buscan en un entrenador.

2. Marca tus objetivos

La segunda fase guarda una similitud idéntica con los planes de entrenamientos, es básicamente marcar objetivos “realistas”, plazos de tiempo y qué acciones vas a llevar a cabo para conseguir alcanzarlos.

Hasta el momento, es todo similar a cuando un entrenador evalúa a su cliente, conversa con él para establecer los objetivos que se pretenden conseguir y marca planes de entrenamiento que va variando dependiendo de dichos objetivos. Puedes marcar tus objetivos ayudándote de esta infografía del entrenador de éxito.

3. Comunica tu marca personal

La tercera fase es la que llamamos “visibilidad y comunicación”. No se trata de puro ego personal, el tener una página web o abrir perfiles en redes sociales; sino de todo lo contrario.

Una vez tienes claro qué te diferencia del resto de entrenadores personales, qué valores posees como profesional, qué objetivos quieres conseguir, es momento de comunicarlos. Pero ojo, de una forma profesional, clara, transparente, que cuente tu historia personal y que, por su puesto, te ayude a atraer clientes.

Existen varios canales para conseguir esto:

  • Web personal: Punto de entrada para conocer tu trabajo.
  • Perfiles profesionales en las redes sociales: Medios propios para difundirlo.
  • Linkedin: Espacio para conectar con otros profesionales y crear sinergias.
  • Youtube: La visibilidad que te dan los vídeos con carácter profesional.
  • Blog: Para escribir sobre aspectos de tu profesión que te ayuden a dar credibilidad a tu marca.
  • Entrenarme: Tener un perfil en el mayor buscador de entrenadores personales en España.

Es importante saber, que tener una web, blog o abrir perfiles en las redes sociales, sin tener claro lo que quieres comunicar, a quién quieres alcanzar o qué objetivos persigues es matar moscas a cañonazos.  Además de todo lo anterior, existen otros escenarios donde poder conseguir captar clientes, fuera del entorno online.

4. Evalúa tus resultados

La cuarta fase es, al igual que haces con un cliente, evaluar los resultados, calibrar estrategia y seguir avanzando para conseguir alcanzar los objetivos.  Analizar, analizar y analizar hasta conseguir encontrar el fallo y poder corregirlo. Valorar qué está funcionando y qué no.

Toda construcción de una marca personal, requiere de tiempo, al igual que en los entrenamientos personales, no hay atajos ni planes milagrosos.  Profesionalidad, tiempo, esfuerzo y constancia, es la clave en ambos casos.

Casos de éxito

A continuación, os dejo dos casos de éxito, en los que he tenido la oportunidad de trabajar:

AGM Entrenadores: Una pareja de entrenadores personales formada por German y Mar, especializados en el entrenamiento personal enfocado al triatlón.

Carlos Mundina: Entrenador personal, con una amplia formación en su campo, especializado en preparación y readaptación física.

En ambos casos, podréis ver las diferentes herramientas online y también offline que se utilizan para conseguir conectar y atraer clientes.  Os invito a dar una vuelta por sus perfiles, a leer sus blogs y a valorar cómo enfocan sus webs personales.

 

En siguientes artículos iremos desgranando las 4 fases que componen la construcción de una marca personal para que así puedas empezar a construir la tuya.  Esto no ha hecho más que comenzar #nosvamosadivertir

marca personal unete

marca personal javier zamoraArtículo escrito por Javier Zamora.