One body, one life

Así es una vida saludable según Salvador Arjona

 ¿Conoces a Salvador Arjona?

Nuestro entrenador Salvador Arjona nos cuenta cómo es su día a día. ¡Tomad nota si queréis tener unos hábitos saludables!

Me llamo Salvador Arjona, y soy entrenador personal certificado por la NSCA (National Strength and Conditioning Association). Es una organización estadounidense que ostenta los títulos imprescindibles en dicho país para poder ejercer como entrenador personal. En los últimos años se está expandiendo con éxito a otros países del mundo, como en el caso de España. Desde febrero trabajo como entrenador personal a domicilio, con grandes resultados y con la satisfacción de darme cuenta de que esta es mi verdadera vocación. Pretendo seguir actualizándome, formándome y continuar trabajando en organizaciones dedicadas al entrenamiento personal.

Mi rutina diaria

Las mañanas las dedico a preparar rutinas, responder correos, buscar información, y entrenar. Las tardes las dedico a los entrenamientos con los clientes, que esperan a que llegue con el material. Aunque eso sí, siempre intento sacar un rato cada noche para relajarme escuchando música, ver una película o leer tranquilamente. ¡El descanso es importante!

Sigo un estilo de vida cuidado y equilibrado desde que tengo memoria. Pero es cierto que a medida que pasan los años voy afinándolo todavía más, sobre todo en lo que respecta a la alimentación y la rutina post-entreno (duchas, estiramientos…). Es imprescindible que todo el mundo desarrolle una rutina diaria saludable sin necesidad de ser un atleta olímpico. Y de esta forma, parar la epidemia de obesidad y enfermedades cardiovasculares y hormonales que sufre España, una de las razones por las que decidí entrar de lleno en esta profesión.

Una alimentación equilibrada

Hago cinco comidas: un desayuno moderado, un tentempié saludable a mitad de la mañana y antes de entrenar, una merienda ligera y el almuerzo y la cena más consistentes. Y como todo el mundo, me doy mis caprichos.La lasaña, los canelones y las quiches francesas son mi perdición.

Pero respecto a las bebidas, casi siempre bebo agua, paso de los 2 litros y medio fácilmente. Me hace sentirme con más energía y me obligo un poco a beber, porque recordad que en el momento en que empiezas a tener sed ya estás deshidratado. Por otro lado, intento limitar el alcohol a los fines de semana fuera de casa y he reducido los refrescos a uno o dos al mes. Tampoco tomo ya leche, porque no la digiero bien y para evitar el azúcar que lleva.

 

Almuerzo: 2 rebanadas de pan integral + Batido de proteínas + fruta. Proteína para recuperar la síntesis de músculo, pan integral para ayudar con el almidón a esa recuperación.

Comida: 100 g de arroz, pasta, patatas, legumbres+ filetes de pescado/carne o huevos (2 o 3) + verdurasHidratos + proteína de calidad. Más importante que la cantidad de carne/pescado es lo buena que sea.

Merienda: 1 yogur griego + fruta/frutos secos. Merienda ligera y sin hidratos complejos, ya que en la comida y la cena ha habido suficientes.

  ¿Qué y cuánto? ¿Por qué eliges esos alimentos?
Desayuno 1 yogur griego + fruta Desayuno poco para entrenar en un estado en el que queme más grasa, ya que la energía procede de la cena de la noche anterior.
Cena 80 g de arroz, patatas….+ filetes de pescado/carne o huevos + verduras Muy similar a la comida. No creo en lo de no tomar hidratos por la noche. Ya que ayudan a conciliar bien el sueño y además me dan energía para entrenar temprano la mañana siguiente.
Picar entre comidas Con las cinco anteriores me es suficiente.

salvador arjona dos

El entrenamiento, siempre planificado

Mi rutina va variando a lo largo de los meses. Pero sea cual sea, siempre tiene incluido un día de descanso en la planificación. Y aunque suelo entrenar con ejercicios básicos compuestos (press banca, peso muerto, press militar, snatch) dos días a la semana, con series y repeticiones de fuerza (5×5). El resto los dedico a una rutina de hipertrofia (5 series de 9 repeticiones) con ejercicios localizados, dividiéndolos en una sesión de brazos, otra de espalda y hombro, y otra de piernas y pecho.

Empecé entrenando por las mañanas por compatibilidad de horarios. Pero al final he notado que es la franja del día en la que me siento con más energía. Sobre todo en las horas previas al almuerzo. Por eso, antes de entrenar me tomo un ligero tentempié de yogur con fruta. Y elijo la música motivante que voy a usar esa sesión para acabarla bebiendo mucha agua y un batido de proteínas media hora antes del almuerzo. Y después… ¡Me tumbo un rato!

Todo empieza con unos buenos hábitos

Siempre que tengo que ir relativamente lejos voy en bici. Para todo lo demás, mis pies. Es lo que todos deberíamos hacer. De hecho, en casa intento estar de pie unos 15 minutos por cada hora que paso sentado. Que dependiendo del día pueden ser 3 o 4 horas, que dedico a leer o preparar rutinas.

El resto del día lo paso bien entrenando, bien desplazándome a los distintos sitios. También intento ser el que haga la compra por las mañanas en casa, para moverme un poco más. Aunque tengo que reconocer que subo por el ascensor. Cuando estoy todo el día de un lado para otro moviéndome, haciendo deporte y entrenando a personas, creo que subir las escaleras deja de ser decisivo. Si llegas de hacer un entrenamiento fuerte de piernas, ¡las escaleras son una locura! Pero recomiendo subir escaleras a todos aquellos que quieran mejorar su condición física.

Trato de dormir las 8 horas de rigor por la noche, y si algún día no puedo, me echo una pequeña siesta de 20 minutos después de comer. También me doy duchas de agua fría durante varios minutos (aunque en invierno no tanto), lo que tiene muchísimas ventajas a nivel fisiológico y mental, las recomiendo plenamente. Por último, siempre hay un día de la semana en el que hago descanso activo (salir a trotar tranquilamente, hacer estiramientos…) o total. Creo que es una de las claves para descansar física y mentalmente del ejercicio y poder rendir más el resto de días de la semana.

¿Quieres conocer a los mejores profesionales?

Quiero el mejor entrenador personal

salvador arjona entrevistaSalvador Arjona

Entrenador personal