One body, one life

Trucos para no cometer excesos en verano

La playa, los helados, la terracita… Es difícil escapar a los caprichos de esta época del año, pero aquí tienes unos trucos para evitar los excesos en verano y no echar a perder el trabajo de todo el año.

Ha llegado el verano, la estación del año más esperada. Vacaciones, sol y playa para muchos, pero con el buen clima también llegan los excesos.

Si tienes vacaciones en verano o si tienes que trabajar, no estarás libre de los excesos que cometemos con la llegada del calor.

En los días donde la temperatura sube de forma considerable, es casi imposible contenerse las ganas de ciertos caprichitos.

Los helados, refrescos, las cañitas y las comidas rápidas suelen ser las más habituales y en los que casi todos caemos.

El hecho de que haga buen clima (calor) nos insita a salir a las calles, a disfrutar de las terrazas de los bares y restaurantes.

Ya sea después del trabajo, o en un fin de semana, nos las arreglamos para quedar con los amigos y salir a comer o tomar algo. Éste “algo” no suele ser tan beneficioso para nuestro cuerpo.

A esto le sumamos que con tanto calor, nos sentimos más cansados, que la tensión arterial puede ser más baja de lo normal y otros factores que nos achacan las ganas.

Si te sientes identificado, te daré algunos trucos para que no cometas excesos en verano y puedas disfrutarlo al máximo.

Ya sea que estés de vacaciones o que te toque trabajar, recuerda que tú siempre tienes el poder de controlar lo que haces. Así que te daré algunas pautas para evitar los excesos en verano y puedas disfrutarlo con tranquilidad.

Claves para no cometer excesos en verano

De vacaciones y en un hotel

  • Tienes que aprovechar al máximo el desayuno. Opta por las frutas de temporada, el yogurt y los huevos revueltos. Puedes hacerte un súper desayuno saludable cada mañana y esto te ayudará a comenzar tu día con fuerza y te mantendrá activo.
  • No te saltes las 5 ingestas diarias. Si ya sabes que vas a estar todo el día de paseo ponte una alarma para que el tiempo no se pase y tómate un tiempo para comer.
  • En el almuerzo puedes probar un batido de frutas, en la comida pescado, por la tarde algunas galletas sin azúcar y té helado y para cenar las ensaladas. Aunque todo depende de la ciudad en la que te encuentres de vacaciones, siempre tendrás opciones de alimentación saludable.
  • Dedícale entre 15 y 30 minutos diarios al ejercicio. Ya sea que estés en la playa o en la piscina, aprovecha y hazte un circuito HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad). Puedes incluir flexiones, saltos, dominadas, sentadillas, planchas en todas sus variantes, correr y nadar. Hay muchas posibilidades.
  • Si en tu hotel hay gimnasio, no dudes en ir al menos 30 minutos diarios. Aquí tienes 3 rutinas para gimnasio que puedes hacer en media hora.
  • Mantente hidratado siempre pero evita las bebidas con gas y con alcohol.

Si te quedas en tu ciudad

Seguir en la misma rutina de cada día tiene ventajas a la hora de cuidar tu línea y no cometer excesos.

Si tu cuerpo ya está acostumbrado a una rutina de hábitos saludables no tienes por qué cambiarlos. Pero seguro que algún día tienes esa invitación tentadora para salir a comer, cenar o tomar “algo”… Ten en cuenta estos consejos.

  • Si sales a cenar elige algo ligero. Mejor un filete y ensalada que de tapeo. Si bebes alcohol, mejor una copa de vino que una cerveza.
  • Si sales a dar un paseo y hay muchas heladerías que te llaman, los helados de frutas y al agua son los mejores. Te sentirás refrescado y saciado. Prueba el de limón y mandarina. Pero no te pases porque al fin y al cabo son helados…
  • No descuides tu rutina de entrenamiento. Si vas al gimnasio aprovecha todo. Un día una clase colectiva, otro día máquinas y no dejes de lado a las pesas.
  • Si prefieres el aire libre hidrátate muy bien antes de salir. Lleva contigo siempre agua y aprovecha las primeras horas del día, cuando el sol aún no está fuerte, o por las tardes a última hora. Y si vas a salir a correr, ten en cuenta el tipo de ropa de running que debes usar en verano.
  • Que no te gane la pereza y tomate al menos ese tiempo para ti y entrena.

Estos son solo algunos consejos que puedes seguir para no cometer excesos en verano…

Está todo en tus manos. ¡Siempre hay opciones saludables!

Quiero al mejor entrenador

 

excesos en verano mariana hernandezMariana Hernández

Certificada en Monitora de Fitness sala de musculación

Entrenador personal en La Real Federación Española de Gimnasia y ORTHOS