One body, one life

El ejercicio, la forma saludable de prevenir riesgos laborales

La actividad laboral siempre está sujeta a riesgos, pero el ejercicio físico puede ser una buena forma de prevenirlos. El entrenador Germán Monge San Juan nos cuenta cómo hacerlo.

¿Cómo prevenir riesgos laborales haciendo ejercicio?

Actividades como yoga, Pilates, o artes marciales, tienen beneficios tan conocidos como la capacidad de relajación que transmiten. Pero es en general, la actividad física,  la que nos lleva a ese estado de relajación apropiado tanto para nuestros músculos, cómo para nuestro estado psicológico. Y eso repercute directamente en nuestro trabajo, y en los riesgos laborales, explica el entrenador Germán Monge San Juan.

Trabajos en la oficina

“Os pongo un ejemplo práctico. Si tenemos un trabajo de oficina, en el cual estamos sentados 7 horas al día, por mucho que adoptemos una posición correcta en la silla, nuestros músculos van a tensionarse. Por lo que el riesgo de contracturas es elevado. Pero si lo compensamos con actividad física,este riesgo de contractura puede disminuirse”, asegura el experto.

Trabajos activo

Si por el contrario tenemos un trabajo activo, en el cual pasamos una gran cantidad de horas de pie y andando. Como puede ser un agente de seguridad, el grado de tensión será otro, articulaciones como rodillas, tobillos o zonas lumbares van a ser las más afectadas. Yo en este caso no recomendaría un deporte de impacto como pueda ser correr. Sino que apostaría por la natación. Debido a que el grado de presión en el agua es menor, el impacto es menor y nuestras articulaciones sobrecargadas sufrirán menos. Este daño se incrementaría además si tenemos un sobrepeso, debido a que el impacto sobre nuestras articulaciones y músculos será mayor.

Trabajos dependientes del equilibrio

Los trabajos dependientes del equilibrio, como obreros o reponedores en centros comerciales. Es fundamental trabajarlo a través de ejercicios de propiocepción. Utilizando materiales tales como fitballs, superficies de inestabilidad, bosus o  tablas de Boheler.
“Aunque para cualquier profesión sería beneficioso incluir el entrenamiento funcional. Aquel entrenamiento que nos sirve para trabajar toda la musculatura de nuestro cuerpo. Y eso sí, siempre hay que recordar adaptar nuestros entrenamientos a nuestra rutina diaria de trabajo”, recuerda el experto. Es decir, programar nuestra actividad según el desgaste energético que tengamos diariamente.

Es mejor hacer una sesión productiva que realizar dos mediocres. En este sentido, Monge San Juan reconoce que, a no ser que seas un profesional del sector o un artista con tiempo para dedicar varias horas al entrenamiento. Una persona que tenga un trabajo de 40 horas semanales. O que tenga unas obligaciones que le proporcionen un desgaste alto, tanto físico como mental. No debe atender a un volumen de entrenamiento excesivo, ya que el factor mas importante del entrenamiento es el descanso.

Quiero el mejor entrenador personal

 

german monge san juan riesgosGermán Monge San Juan

Entrenador personal

Especializado en running y deportes de equipo