One body, one life

Cómo evitar la molesta sensación de piernas cansadas

Piernas cansadas. ¿Te suena? Seguro que más de una vez has tenido esta sensación a lo largo de la semana. En este artículo te ayudamos a que no vuelva a ocurrir.

Tanto hombres como mujeres suelen sentir a veces la sensación de tener las piernas cansadas y pesadas. Esto pasa sobre todo si permanecemos sentados durante gran parte del día, ya sea en el trabajo o en casa, e incluso si pasamos una gran parte del día de pie.

Aunque con movimiento y ejercicio esta sensación puede desaparecer fácilmente, a largo plazo puede provocar problemas como insuficiencia venosa crónica. En este artículo te contamos por qué ocurre esto y cómo debemos actuar para evitarlo. Y si además quieres eliminar celulitis, prueba con estos consejos.

Piernas cansadas: El origen

En la mayoría de casos, esta sensación de pesadez e hinchazón es causada por un exceso de sangre no oxigenada que se estanca en las piernas (mala circulación sanguínea). Este fenómeno afecta a ambos sexos y se ve potenciado con la edad.

Siete de cada diez mujeres de más de 45 años lo sufren, acompañado de un dolor severo que interfiere en sus actividades cotidianas. Aunque el factor que más potencia esta insuficiencia venosa es el estilo de vida sedentario.

Esta mala circulación ocurre porque cuando permanecemos largos periodos sin actividad en las piernas, los músculos no se contraen lo suficiente como para bombear la sangre al corazón. Por lo tanto, la sangre se queda estancada en las piernas sin que el corazón le siga aportando oxígeno.

¿Debe preocuparme esta sensación?

Sí. Como hemos mencionado, a la larga puede provocar una insuficiencia venosa crónica. Además, el repetido mal funcionamiento de la circulación sanguínea en las piernas dará lugar a fenómenos como tobillos hinchados, varices, aumento de la celulitis o incluso trombosis venosa.

Lee más sobre cómo reducir la celulitis aquí. 

Lo que debes evitar para prevenir las piernas cansadas

Cómo solucionarlo

Si notas una sensación dolorosa o constante, mi primer consejo es que visites al médico para que trate tu caso. Después, para prevenir o eliminar esta sensación, lo primero que debes hacer son algunos cambios en tu estilo de vida.

Trata de que el retorno venoso de tus piernas sea mayor durante todo el día. Cada uno deberá pensar en su rutina y ver qué acciones puede hacer para mejorar la sensación de piernas cansadas, según sus horarios y posibilidades.

  1. Haz ejercicio de forma regular. A parte de la infinidad de beneficios que esto implica, unas piernas fuertes favorecerán la circulación y disminuirá la sensación de piernas cansadas. La obesidad también es un factor de riesgo y bajar el porcentaje de grasa te beneficiará.
  1. Muévete durante el día. No nos sirve ir una hora al gimnasio y pasarse el resto del día inactivo. Igual que comemos varias veces al día, también debemos mantenernos activos para asegurar un buen funcionamiento muscular y cardiovascular.

Si pasas mucho rato de pie o sentado, prueba con hacer ligeros ejercicios o movimientos para favorecer la circulación. Otra buena idea si no te puedes mover, es simplemente contraer varias veces los músculos de tus piernas mientras estas sentado o de pie.

  1. Mantente hidratado y come de manera saludable. Evita el consumo de tabaco, alcohol y grasa saturada.
  1. Agua fría. Para aliviar el dolor y mejorar la circulación, prueba con mojar tus piernas con agua fría, ponerlas en alto, dar un masaje o hacer movimientos suaves con los tobillos, rodillas y cadera.

Y, sobre todo, si quieres sacar lo mejor de ti, disfruta de los beneficios de tener un entrenador personal.

Quiero contactar con un profesional

pol cejas piernas cansadasPol Cejas

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Master en Entrenamiento Deportivo y Salud en Universidad Ramón Llull (Blanquerna)

Curso superior de Nutrición y Planificación Dietética