One body, one life

Los errores más comunes que no te permiten perder peso

Perder peso no es tarea fácil, pero menos aún cuando cometemos algunos errores al intentarlo. Te ayudamos a que no estropeen tus planes.

Llega el verano y, con él, las prisas por prisas por conseguir el cuerpo deseado. Sin embargo, no notas el fruto de todo el entrenamiento que has llevado a cabo desde febrero. ¿Sabes cómo identificar cuáles son los errores que te impiden perder peso?

Prueba estos ejercicios aeróbicos entre series y empieza a quemar grasa.

Perder peso: errores más comunes

perder peso talla

Déficit energético incorrecto

En primer lugar, siempre para perder peso es necesario generar un déficit energético. Es decir debemos comer menos de lo que gastamos. El problema es que nuestra estimación de calorías de lo que gastamos es muchas veces menor de lo que realmente es. Y, por el contrario, lo que comemos es muy mayor respecto a este número.

Por eso, en muchas ocasiones se produce un estancamiento en la pérdida de grasa.

Limitar el tipo de entrenamiento

Lo mejor es incluir entrenamiento de fuerza en combinación con entrenamiento de alta intensidad o aeróbico. Y es que uno de los grandes errores que se cometen en este proceso es el uso exclusivo de uno de ellos.  Algo que puede limitar la mejora en la pérdida de peso a medio y largo plazo.

Y además, si notas estos síntomas, puede que estés sobreentrenando.

No prestar atención al ciclo menstrual

Si eres mujer, debes entrenar en función del ciclo menstrual. Este error es el más común, puesto que muchas mujeres desconocen el hecho de que su pérdida de grasa será más eficaz si se tienen en cuenta todas las fases que componen el ciclo menstrual. En este sentido, dependiendo de en cuál se encuentren, será más adecuado ganar masa muscular, descansar o perder grasa.

Consumir productos y no alimentos

perder peso dieta

En cuarto lugar, es llevar una alimentación incorrecta. Es decir, con un exceso de productos ultra procesados. La clave en este caso es comer comida real. Selecciona en el supermercado o en tu mercado de confianza aquellos alimentos que escogería tu abuela si hiciera la compra contigo.

Estos son algunos alimentos cotidianos que jamás deberían volver a estar en tu dieta.

Pero, a veces, el problema es no comprender que los cambios requieren paciencia. Un proceso como el de acumular grasa, que se ha hecho durante años y años, en muchos casos no se puede perder del día a la mañana. Ni de un mes a otro. Es necesario cambiar de hábitos de vida y un descanso adecuado.

Esperamos que estos consejos te ayuden a conseguirlo, y recuerda que un profesional podrá ayudarte a que lo hagas más rápido.

Quiero conseguir mis objetivos

gabriel garrido perder pesoGabriel Garrido Blanca

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Nutrición y composición corporal aplicada al deporte

Máster Oficial en Nutrición Humana