One body, one life

Cambia tu mente sobre el cuerpo: movimiento fascial

Movimiento fascial, o cómo mejorar la postura y el movimiento dentro de un contexto que cambiará tu forma de ver entender el cuerpo.

Como amante de la anatomía y fiel defensor del movimiento, existe una forma de ver compensaciones posturales, la estabilidad dinámica corporal y la distribución de las fuerzas mediante un mapa de Meridianos Miofasciales.

Hay 12 meridianos que sirven como guías al mapa corporal. Pero no es una modalidad de movimiento y tampoco la única forma de mirar el cuerpo ni de analizar la estructura y el movimiento. Simplemente es un camino para diferenciar el entrenamiento consciente dentro del contexto fascial.

Movimiento fascial

Los meridianos miofasciales son cuerdas tensibles que conectan, estabilizan y mueven el cuerpo de la cabeza a los pies envolviendo estructuras como huesos, músculos, cartílagos, periostios…

Cada línea fascial tiene una dirección y una profundidad dibujando así conexiones mecánicas fasciales directas o indirectas. Estas 12 líneas fasciales se conectan en estaciones óseas (puntos de máxima influencia miofascial). Estas estaciones son el punto donde los vectores miofasciales se encuentran y/o se cruzan intercambiando así direcciones.

Las dividiremos en 2 profundidades: las superficiales que irán a los músculos poliarticulares y las profundas que irán a los músculos monoarticulares.

Y en 4 tipos:

  • La Fascia superficial (menos densa, más líquido para mayor adaptabilidad).
  • Fascia profunda (más densa y más colágeno para mejor plasticidad y peor resilencia)
  • Fascia lateral la encargada de la estabilidad.
  • La Fascia espiral que quita protagonismo al resto pues trabaja con más de un tipo a la vez. Siempre estará conjunta a la lateral.

Los meridianos miofasciales son activados cuando hay movimiento. Por ejemplo en la marcha.

Para caminar con facilidad, es necesario una buena estabilidad dinámica en el apoyo a una pierna, tener suficiente movimiento articular, músculos fuertes y flexibles. Y, sobretodo, una fascia elástica y deslizante que ajuste el ritmo de movimiento.

Apoyar el dedo gordo (hallux), tener una buena movilidad de pelvis y coordinar con el braceo de brazos será clave.

movimiento fascial dibujo

La postura corporal

El cuerpo se coloca por si mismo en una serie de curvas compensatorias. Las primeras que son el soporte estructural del hueso y las secundarias el soporte miofascial.

No podemos olvidarnos de las fuerzas de impacto que recibe nuestra estructura cuando iniciamos un ciclo de la marcha. La fuerza de la gravedad: fuerzas de arriba hacia abajo, y la fuerza de reacción desde suelo: fuerzas de abajo hacia arriba.

Estas fuerzas alterarán nuestra estructura en postura (curva compensatoria primaria) y movimiento (curva compensatoria secundaria). Perjudicando así nuestro equilibrio dinámico. Por ello, entrenar la calidad miofascial y tener consciencia muscular será vital para mejorar el ritmo de la marcha. Así como el momento elástico de cada impulso.

Mi objetivo como entrenador miofascial es recuperar el equilibrio estructural (estabilidad dinámica) y libertad de movimiento a través de entrenamientos diferentes e integrados.

No solo entrenando la fascia, mejoraremos el tiempo de recuperación. Sino que mejoraremos la carga fascial de las fuerzas de impacto y mejoraremos la movilidad tridimensional 3D. Consiguiendo así una fascia de calidad.

Una sociedad que contamina nuestro bienestarmovimiento fascial postura

Actualmente, vivimos en una sociedad extremadamente tóxica que nos contamina nuestra zona de bienestar. Los excesos alimentarios y poco ecológicos, la falta de actividad física, el poco descanso catabólico, las malas posturas, la incorrecta higiene corporal… O incluso los estreses laborales, sociales y mentales, son ejemplos de hábitos que tendremos que mejorar conscientemente.

Por todo esto, es muy fácil tener una fascia de mala calidad, donde la restricción de movimiento está presente. O donde la eficiencia elástica y la pérdida de deslizamiento son muy visibles.

¡Una columna retorcida no es feliz! Esta acortada, comprimida y tiene reducción de movimiento.

Ganar calidad fascial no solo es posible mediante el entrenamiento, también lo es mediante el masaje. Que puede ser tanto activo como pasivo.

El masaje que puede ejercer un terapeuta manual consistirá en relajar líneas superficiales, o profundas para mejorar la transmisión de fuerzas entre musculatura conectada en sinergia. Por ello, relajará también las estaciones óseas.

Si quieres libertad de movimiento, primero relájate y estabilízate. Luego fortalece. Si olvidas el primer paso, enderezaras la columna, pero no promoverás la libertad de movimiento y elasticidad.

¿Porque masaje miofascial?

Realizar masaje siempre ha sido la terapia por excelencia para todo atleta, deportista o aficionado a la actividad física para solucionar dolores, mejorar flexibilidad, incrementar flujo sanguíneo. Y también para liberar tensiones acumuladas. Actualmente el nivel de toxicidad acumulada en nuestros tejidos, genera problemas crónicos.

Vamos a ponernos en situación. El aparato locomotor está formado de huesos y músculos. Ambas estructuras están envueltas por un tejido conectivo muy resistente (fascia) que se extiende por todo el cuerpo.

No obstante, cuando sufrimos una lesión, cuando llevamos estas estructuras al máximo rendimiento, al máximo estrés posible, el cuerpo genera tejido cicatricial en un intento por curar la zona. Por eso, restringe el riego sanguíneo generando una contracción permanente.

Para ello realizar una combinación de masaje, movilizaciones y estiramientos aplicando presión para ajustar y descargar el tejido mientras movemos la articulación en su movimiento completo. Consiguiendo así recuperar las conexiones neuromusculares para que funcione correctamente.

El masaje miofascial en su estructura completa. Hace uso de puntos gatillos que relajaran las fibras y los nudos que irradian dolor. Los puntos gatillos son precursores de disfunciones motoras y tejido cicatricial.

Por todo esto, el masaje miofascial es la mejor opción para ayudar a deshacer ese tejido cicatricial fibroso, crónico y adherido al tejido conectivo. Imprescindible para devolver la movilidad y la fuerza de la zona haciéndola así más fuerte aún.

Quiero un entrenador personal

fascia marc montserratMarc Montserrat 
Entrenador Personal (COPEC: 17468), Fisioterapeuta, Nutricionista Consciente Global, Terapeuta manual, fundador y director de SANSAFITNESS (Barcelona)

Formado en Terapia Estructural Anatomy Trains® in Motion, método basado en el concepto de vías anatómicas de Thomas Myers.

 
Bibliografía
  1. Anatomy Trains® in motion courses, Myofascial Meridians for movement Therapists; Madrid; 2016
  2. Kendall F, McCreary E. Muscles, testing and function. 3rd Baltimore: Williams and Wilkins; 1983
  3. Myers T. Anatomy trains. Myofascial Meridians for Manual and movement Therapists, 3rd ed; Elsevier;, 2004
  4. Platzer W. Locomotor system. Stuttgard: Thieme Verlag: 1986
*Todas las fotos han sido extraídas del libro: Myers T. Anatomy trains. Myofascial Meridians for Manual and movement Therapists,3ºed, Elsevier, 2004