One body, one life

Así es la dieta paleo de la que todo el mundo habla

La dieta paleo ha ganado muchos adeptos, pero aún está rodeada de una gran desinformación. Te ofrecemos una guía con la que podrás conocerlo todo sobre ella.

En Primal Training BCN somos firmes defensores de la perspectiva evolutiva respecto la salud. Con esta guía, por tanto, queremos mostrar uno de los aspectos más importantes a la hora de llevar un estilo de vida saludable: la alimentación. Al fin y al cabo, si estás leyendo esto es que ya conoces la visión del ejercicio que ofrecemos.

Seguramente, a estas alturas, habrás escuchado hablar de la dieta Paleo. Puede que hasta de forma negativa. Pero el enfoque evolutivo (o Paleo) de la alimentación no es una dieta. Es la generación de unos hábitos en concordancia con nuestros genes y funcionamiento fisiológico.

En este artículo tienes esta, y otras dietas saludables que deberías conocer. ¡No te las pierdas!

La dieta paleo no es una dieta

Cada vez hay más estudios y pruebas científicas que defienden este tipo de alimentación como forma de ganar salud y evitar enfermedades. Sobre todo las llamadas enfermedades ‘de la civilización’. Esto es, las relacionadas con los hábitos.

De hecho, en este artículo te explicamos por qué una enfermedad crónica puede ser consecuencia directa de una mala alimentación.

Al acercarte a unos mejores hábitos notarás muchos cambios: mejorarás en todos los aspectos de tu salud, en tu rendimiento deportivo e intelectual, a nivel de energía y ánimo… Y como consecuencia, también te verás mejor en el espejo.

Circuito de Recompensa

Más de una vez habrás escuchado la frase de ‘somos lo que comemos’. Y, en gran parte, es cierto. Pero por desgracia, no le hacemos caso en absoluto.

Nuestra forma de comer, la cantidad de veces que comemos al día y el ejercicio que hacemos tienen un gran impacto en nuestro bienestar físico y mental. Si conseguimos comer bien, hacer ejercicio , controlar el estrés (sí, se puede) y descansar, tendremos un cuerpo mucho más sano del que tenemos actualmente.

Encuentra tu lado animal

Somos animales, así de simple. Y como animales que somos, las acciones que realizamos generan reacciones hormonales. Cuando llevamos a cabo acciones positivas, el organismo nos ‘recompensa’ segregando hormonas del bienestar.

Ejemplo de ello es comer con hambre real, beber con sed, hacer ejercicio coherente, tener sexo satisfactorio… Si volvemos al prisma de la evolución humana y trasladamos eso a nuestros orígenes, veríamos los siguientes ejemplos:

  • Ejercicio = cazar, recolectar frutas y raíces, correr tras las presas, combatir cuerpo a cuerpo con otros humanos, huir, trepar, cargar animales, piedras o troncos, nadar…
  • Comer = una vez cazada la presa y recolectadas las frutas, viene el festín (comer abundantemente, hasta saciarse).
  • Descansar = cuando el sol se esconde, es hora de reposar y dormir (respetar ritmos circadianos).

Comer

Es probable que en numerosas ocasiones te hayas sentado a la mesa sin hambre, y aun así hayas ingerido comida. Tengamos en cuenta que en estos casos no habrá una recompensa a nivel hormonal; o no la habrá de forma fisiológica, natural.

Y si optamos por alimentos con alta carga de azúcar, harinas y grasas refinadas, desencadenaremos una recompensa artificial. Incluso, en muchos casos, una conducta de adicción.

Beber

Beber con sed, como hemos comentado, también desencadena una respuesta de recompensa. ¿Y qué deberíamos beber cuando tenemos sed? ¡Agua!

El problema viene cuando perdemos el reflejo neurológico de la sed, debido a hábitos incorrectos a nivel de alimentación e ingesta de líquidos. Nos pasamos el día tomando bebidas azucaradas.

Moverse

El movimiento genera, obviamente, otro gran torrente hormonal beneficioso en forma de recompensa. ¡El cuerpo premia que hagas ejercicio! Incluso a pesar de estar fatigado. Además, esa recompensa será total si elegimos movernos con coherencia.

Es decir, gestos funcionales, generando patrones de movimiento mediante ejercicios que tienen una transferencia a gestos de la vida diaria y deportiva. Lejos de trabajos que se han desarrollado en los últimos años recurriendo a músculos aislados.

¿Cómo empezar?

Antes que nada ha de existir una voluntad de cambio, y de mejora. Encontrar una motivación real es prioritario para reducir el riesgo de volver a viejos hábitos. Después, es interesante empezar poco a poco a introducir cambios en tu rutinas.

Por ejemplo, entrenar en ayunas o eliminar el café con leche y azúcar por las mañanas, pasando a café solo con un poquito de miel de calidad, hasta que consigas tomarlo sin nada. O comer algo de fruta en el desayuno.

Otra gran arma para afianzar cambios es renovar el estado de la despensa y no comprar comida procesada. Es más fácil evitar tentaciones si en casa no entran productos, y solo entra comida de verdad.

¿Qué alimentos son más recomendables?

  • Frutas, verduras, hortalizas y tubérculos.
  • Carnes de calidad.
  • Pescados, frutos del mar y mariscos.
  • Huevos de calidad.
  • Frutos secos y semillas.
  • Setas y hongos.
  • Grasas vegetales saludables.
  • Especias.

Alimentos que priorizar en la dieta paleo

la dieta paleo proteina

Evolutivamente, el consumo de alimentos de origen animal (básicamente carnes, pescados, marisco y huevos) tuvo un impacto muy importante en nuestro desarrollo. Fisiológicamente, por tanto, el consumo de carnes, pescados, mariscos y huevos es muy beneficioso para nosotros. Nos aportan nutrientes esenciales como son proteínas y grasas saludables.
Lo ideal es que optemos, siempre que sea posible, por las carnes de animales criados en libertad y alimentados con pasto, o de animales de caza, y pescado salvaje, procedentes de pesca extractiva. Es más, respecto a estos últimos, mejor evitar los criados en piscifactorías. Sobre todo, azul, y mejor si son pequeños.

Sus vísceras también son de una calidad nutricional excepcional. Y, por supuesto, descartando productos procesados, como fiambres, frankfurts, varitas rebozadas, etc…

En cuanto a los huevos, de todo tipo, sean blancos o marrones. Representan una gran fuente de alimento por su perfil de aminoácidos y grasas. Al estar codificados, busca siempre los que cuyo código empiece por 0 0 1. Lee aquí todo lo que no te contaron sobre los huevos.

la dieta paleo vegetales

Junto a frutas y frutos secos, la base de la alimentación de la dieta paleo. Sus propiedades saludables están fuera de toda duda y su aporte de vitaminas y minerales, así como de agua, esencialmente, es básico para un buen desempeño físico y mental.

De consumo diario, y en repetidas ocasiones, tanto crudas como cocinadas, sobre todo con métodos de cocción que no sean agresivos con los nutrientes.

la dieta paleo frutas

Fantástica fuente de carbohidratos, vitaminas y minerales. Al igual que las verduras, su consumo regular es beneficioso y tremendamente sabroso.

la dieta paleo grasas

Las grasas saludables son esenciales para la salud y para conseguir una composición corporal óptima. Dentro de las fuentes de grasas saludables, los frutos secos son una fantástica opción. También por su aporte de minerales. Así mismo, los aceites vegetales virgen extra no pueden faltar en nuestro día a día. Aquí tienes algunos alimentos ricos en grasa que deberías conocer.

¿Qué debemos evitar comer?

  • Lácteos azucarados.
  • Granos y cereales, o alimentos que contengan gluten.
  • Alimentos procesados
  • Azúcares refinados y edulcorantes artificiales.
  • Alcohol

Si quieres unirte a este grupo, llevar una dieta equilibrada, o probar la dieta paleo, ¡hazlo ya!

la dieta paleo descuento

primal training bcn la dieta paleoPrimal training Bcn

Un centor que busca recuperar las capacidades físicas originarias del ser humano a través de ejercicios coherentes con nuestra biología y fisiología. Imitamos esos movimientos para recuperar la fuerza, agilidad y corregir la posición corporal.

 

Imágenes extraídas de www.paleosystem.es y www.mhunters.com/es/blog