One body, one life

Javier Villaplana: un caso de éxito en el tenis profesional

Javier Villaplana lleva desde su infancia vinculado al deporte, e hizo de él su profesión. Ahora entrena a tenistas profesionales y disfruta viviendo de lo que más le gusta. ¿Quieres conocer su historia?

Soy Javier Villaplana, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Valencia, y desde pequeño siempre he estado muy vinculado a la actividad deportiva, fundamentalmente, al atletismo y al tenis. Fue el atletismo el deporte que acaparó una mayor dedicación durante mi infancia y adolescencia habiendo participado en todas las competiciones provinciales y autonómicas ya sean de cross, pista cubierta o pista al aire libre. Y con el paso de los años, decidí convertir mi afición en mi profesión, para así poder complementar todas esas vivencias que hasta el momento había tenido sobre una base teórica y científica. Una vez terminé mis estudios universitarios consideré que lo más importante era empezar a trabajar e intentar desarrollarme profesionalmente dentro del ámbito del entrenamiento deportivo. A su vez y de forma paralela a mi actividad laboral considero que es fundamental mantenerse siempre actualizado en materia de entrenamiento, es por ello que he cursado un Máster en Alto Rendimiento Deportivo del Comité Olímpico Español y otro Máster en Programas Deportivos de la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Además, estoy continuamente asistiendo a cursos y seminarios relacionados con el deporte. También he tenido la suerte de poder impartir cursos de formación de preparación física a través de la Federación Internacional de Tenis y como docente universitario en un máster de enseñanza, desarrollo y gestión del tenis.

Javier Villaplana: cuando decidió lanzarse al entrenamiento personal

Empecé como entrenador personal en la academia TenisVal de Valencia. Tuve la oportunidad de empezar a trabajar con este gran equipo de profesionales como preparador físico asistente durante un campus de verano. A partir de ahí fui incrementando mi colaboración con ellos hasta que finalmente confiaron en mi para trabajar con un grupo de jugadoras de alto nivel, en el que mi responsabilidad era la de preparador físico. Además del trabajo que he podido desarrollar con deportistas de alto rendimiento también he trabajado como preparador físico de opositores a cuerpos de seguridad, como entrenador personal de atletas populares y como entrenador personal de personas que buscan la salud como un modo de vida.

A lo largo de mi trayectoria como entrenador he tenido la oportunidad de entrenar a tenistas profesionales y ciertamente la experiencia ha sido muy positiva y enriquecedora. El poder entrenar a deportistas de alto nivel te da la oportunidad de completar el escalón más alto en la pirámide de rendimiento deportivo y eso te posibilita tener una perspectiva global de cómo poder desarrollar la trayectoria deportiva de cualquier persona desde fases iniciales hasta el más alto nivel.

Javier Villaplana: “Para los entrenamientos, siempre me planteo los objetivos a largo plazo”

Un jugador de alta competición suele entrenar aproximadamente 25 horas semanales, de las cuales 8 son fuera de la pista.  Aunque los volúmenes de entrenamiento se ven modificados y adaptados en función del momento de la temporada en el que nos encontremos. Personalmente divido la temporada en 3 fases: periodo no competitivo, periodo próximo a competiciones y periodo competitivo o entre competiciones.

En el caso del tenis, que es un deporte en el que el ranking condiciona el tipo de torneos a los que puedes acceder, la planificación de los entrenamientos considero que debe organizarse en pequeños periodos de tiempo. De este modo lo que hago es plantearme unos objetivos a desarrollar a largo plazo y que en función de cómo van desarrollándose las semanas voy trabajando y adaptando todos los objetivos a las necesidades y situaciones del momento de la temporada en el que se encuentra el jugador.

De la misma manera, los entrenamientos están adaptados a las necesidades específicas del momento de la temporada en el que nos encontremos. Uno de los más importantes y, que se desarrollan a lo largo de toda la temporada, es el de prevención de lesiones, al que dedicaremos más tiempo y detenimiento en momentos próximos a la competición. Además de este trabajo de prevención, el trabajo de fuerza y resistencia general, suele realizarse en aquellos momentos en los que el jugador está lejos de realizar una fase competitiva. En el momento en el que el está próximo a ella, trabajamos ejercicios de mayor intensidad pero con una menor densidad, es aquí donde trabajamos más los aspectos relacionados con la velocidad y la agilidad. El objetivo fundamental es adaptar el organismo a las recuperaciones y sobretodo generar al jugador buenas sensaciones de cara a la competición o periodo competitivo que va a afrontar.

Aunque desde mi punto de vista, en el tenis, una de las partes más importantes es la fase de recuperación entre puntos, juegos y sets. Al tratarse de un deporte intermitente mi trabajo se basa en desarrollar fundamentalmente la fuerza y la velocidad siempre dentro de un contexto de resistencia a la fuerza y resistencia a la velocidad, donde primamos que el jugador sea capaz de reponerse de ese esfuerzo realizado y pueda volver a repetir esa acción con la misma intensidad tantas veces como requiera el partido.

Afortunadamente no han tenido ninguna lesión de larga duración que haya provocado un largo parón con una recuperación específica de cara a volver a la práctica deportiva habitual. Lo que sí que han tenido son lesiones o sobrecargas fuertes provocadas por el estrés físico al que son sometidos habitualmente los jugadores de alta competición. Las primeras medidas que tomamos para recuperar al jugador de este tipo de lesiones o sobrecargas son: si es necesario bajar un poco el volumen o la intensidad de trabajo, y si procede, realizar un tratamiento de fortalecimiento o recuperación de la zona afectada. Este tipo de situaciones son también tratadas con el fisioterapeuta, donde conjuntamente valoramos qué acciones son las más beneficiosas para volver cuanto antes al ritmo habitual de entrenamiento.

¿Y qué pasa con su alimentación?

En cuanto a la nutrición si que es cierto que los entrenadores que estamos día a día con los jugadores solemos estar al tanto de la alimentación que llevan y podemos incidir o recomendar que ingieran determinados alimentos que van a resultar más beneficiosos para su práctica deportiva. No obstante, un deportista de alto nivel tiene un equipo multidisciplinar trabajando a su alrededor y esta labor recae directamente sobre la figura del nutricionista que, suele estar en conexión total ya sea con el entrenador o con el preparador físico que son los encargados de dirigir todo el equipo que trabaja con el jugador.

¿Qué se siente como entrenador el día de la competición?

El tenis tiene una cosa positiva y es que ‘si la cosa va bien’ pueden llegar a jugarse muchos partidos a lo largo de una temporada, esto hace que la competición sea algo rutinario y quede integrado dentro de una situación cotidiana. De todos modos, es cierto que hay partidos más llevaderos y otros que quizá por el rival al que te enfrentas o por el tipo de competición son más difíciles de gestionar, emocionalmente hablando. Ante todo lo más importante es generar seguridad al jugador para que maximice su rendimiento, es por ello que muchas veces tienes que guardarte esos nervios y afrontar la situación con valentía y serenidad. Esto es como todo, los entrenadores y preparadores físicos también somos personas y en determinadas situaciones siempre está presente el miedo al fracaso del momento, pero ahí es donde uno tiene que saber templar sus ánimos. También es muy importante las experiencias que vas viviendo, ya las propias situaciones de estrés te ayudarán y capacitarán para poder desarrollar tu labor con más garantías.

¿Qué características crees que debe tener un buen entrenador de tu deporte?

En primer lugar, y de forma incuestionable, está la formación y capacidad que tiene el entrenador para desarrollarse profesionalmente. Seguidamente, creo que es fundamental tener ganas y amar la profesión que estás realizando.

Como calificativos finales, es necesario tener un carácter afable para llevar perfectamente el día a día con los jugadores, pero a su vez fuerte y duro que te permita soportar la presión y las situaciones a las que te expone diariamente el mundo de la alta competición.

javier villaplana tenis

javier villaplana velasco exitoJavier Villaplana

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Master en Alto Rendimiento Deportivo

Entrenador nacional de tenis en Real Federación Española de Tenis