One body, one life

Pautas para entender un estudio de bioimpedancia

Una de los instrumentos más utilizados en la actualidad para medir la composición corporal, es la báscula de bioimpedancia. Es la técnica más rápida y sencilla para conocer nuestra forma física.

 Este estudio nos informa si la cantidad de músculo, grasa, hueso y agua de la que principalmente estamos compuestos, están dentro de los rangos saludables.

Simplificando la explicación de cómo funciona esta técnica, es una corriente electromagnética que recorre nuestro cuerpo y se transmite a mayor o menor velocidad según el tipo de tejido que esté recorriendo.

La principal problemática que encontramos utilizando este sistema, es que el protocolo a seguir debe ser muy controlado. Ya que son muchas las variables que pueden influir. De lo contrario, comparar los datos de una vez a otra puede llevar a errores y a cambios que no eran esperados.

Cómo entender una báscula de bioimpedancia

bioimpedancia grasa

Con la intención de poder comprar con rigurosidad las medidas para ver la evolución, es importante por lo menos, realizar la medida siempre en las mismas condiciones. Intenta realizarla siempre el mismo día de la semana, a la misma hora y en las mismas condiciones.

Cualquier cambio que produzcamos en nuestro cuerpo, alterará los datos obtenidos. Ya sea haber bebido agua, haber entrenado duro la noche antes o llevar algún objeto metálico encima.

De entre todos los datos que te suele dar una báscula de este tipo podemos encontrar varios:

El peso

Es el dato conocido por antonomasia y sobre el que la mayoría se suele guiar. Cierto es, que de entre todos lo que podemos obtener, quizás sea el de menor importancia.

Es posible experimentar mejoras muy buenas en la composición corporal, sin apenas variar el peso. Por ejemplo, aumentar un kilogramo de músculo y bajar uno de grasa nos mantendrá en el mismo peso. Pero nos acercará a nuestro objetivo, que es el de mejorar nuestra composición corporal.

La edad metabólica

Es el valor resultante de la proporción de músculo y grasa que tenemos. Si este no es el adecuado, seguramente la edad metabólica nos saldrá mayor que la que realmente tenemos.

Esto es un indicativo de que metabólicamente, tenemos más edad de la cronológica. En este sentido, una mala composición corporal con bajos niveles de músculo y altos niveles grasa, está relacionado con más enfermedades.

Lee este artículo y mejora tu composición corporal.

La grasa

Se analizan dos tipos, el % de grasa hace referencia a la grasa que tenemos debajo de la piel y la grasa visceral a la cantidad de grasa dentro de la cavidad abdominal.

La primera está más relacionada con una baja actividad física y un exceso en la ingesta de alimentos respecto a nuestro gasto energético. La segunda está muy afectada por el tipo de alimentos. De hecho, son las grasas saturadas las que más influyen en este aspecto y se acumulan en la periferia de las vísceras (hígado, riñones y demás órganos).

Por otro lado, los kilogramos de masa ósea que poseemos es fácilmente entendible, estar en los valores óptimos nos proporcionará gran resistencia a fracturas y a un correcto funcionamiento de nuestro sistema locomotor.

El músculo, y muy relacionado con él el porcentaje de líquidos corporales (la hidratación), es un gran indicativo del riesgo de mortalidad y nos proporcionará aumentar nuestro metabolismo basal.

Este último concepto, es el consumo calórico que realiza nuestro cuerpo en reposo, y la única forma en la que podemos cambiarla a mejor, es aumentar nuestra masa muscular. A su vez, servirá como un perfecto regulador de nuestra composición corporal ideal.

Enfocando nuestro entrenamiento hacia la mejora de estos parámetros, provocará la mejora de nuestra salud general. Así como de la estética, por no mencionar los beneficios a nivel psicológico. Porque la estética también es salud.

Quiero conseguir mis objetivos

nacho bioimpedanciaNacho Ortuño

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Experto Universitario en Entrenamieto Personal

Experto Universitario en Readaptacion Fisico Deportiva