One body, one life

Entrenamiento y equilibrio, las dos claves de Orestes Romero

Para lograr resultados, a veces hace falta algo más que entrenar y comer bien. Hace falta encontrar aquello que nos ilusiona y encontrar el equilibrio. Y Orestes Romero no tiene ninguna duda: “por encima de toda rutina de entrenamiento y toda dieta hecha al milímetro, debemos tener la firme convicción de ser felices y crear una estrategia integral hacia ello”.

“Tengo 29 años, y sigo jugando y entrenando como si fuera un niño”. Si hay algo que el embajador de Precor, Orestes Romero, Entrenador Personal Certificado por la National Strength and Conditioning Association (NSCA),  tiene muy claro, es que su pasión por el deporte y la actividad física le han llevado a reinventarse aun después de haber sido licenciado en administración de empresas y un máster en marketing, encontrando su propio equilibrio. “Descubrí que mi propósito era dedicarme a ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida y conseguir sus objetivos a través del ejercicio físico y conciencia de hábitos saludables. A esto me dedico y puedo afirmar que además de ser un estudioso, predico la práctica con el ejemplo”, explica.

“Normalmente mis sesiones de entrenamiento son por la tarde, durante lo que yo llamo, mis ‘horas de oficina, y por la noche termino sobre las 21:00 para regresar a casa a cenar y estudiar al menos una hora al día. Me pongo como objetivo aprender o leer sobre algo nuevo cada día. ¡Lo disfruto tanto que no lo considero como un ‘trabajo’!”, cuenta el entrenador.

De la misma manera, aunque siempre ha sido consciente de la importancia de unos hábitos saludables, fue a a partir de los 25 cuando se volvió más estricto.  Sobre todo con la alimentación. “No solo es parte de predicar con el ejemplo, sino también la única estrategia natural y sostenible de mantener y mejorar mi rendimiento deportivo, asegurándome de tener siempre una buena recuperación”, asegura Romero

¿Cuántas comidas haces al día para mantener ese rendimiento?

Entre cinco y seis. Llevo un plan de alimentación de más de 3,600 calorías al día, por lo que me sería muy difícil hacer menos. Sin embargo, se perfectamente que el número de comidas al día no determina los resultados, sino la calidad de las mismas.

¿Cuál es tu capricho?

Tengo varios y que felizmente están ‘incluidos’ dentro de mi dieta, que es muy alta en calorías. Al menos una vez a la semana voy a cenar a un buffet libre de comida japonesa y arraso con todo lo que tengo al frente… ¡en muchos restaurantes ya me conocen! Mi otro capricho son las pizzas artesanales. No soy de comerlas con muchos ingredientes, mientras más simples mejor… ¡Pero sí soy capaz de comerme dos o tres pizzas en una sola comida!

¿Qué bebes?

Bebo agua todo el día. Necesito al menos unos tres litros diarios debido al desgaste físico que representa mi trabajo y entrenamiento. Bebo dos cafés al día: uno con el desayuno y otro después de comer. De vez en cuando bebo Coca Cola Zero cuando quiero algo de “sabor”. No bebo una sola gota de alcohol (esto es fundamental para la recuperación del cuerpo y rendimiento físico).

 

  ¿Qué y cuánto? ¿Por qué eliges esos alimentos?
Desayuno 2 Bocadillos Integrales de Pechuga de Pollo con Aguacate, Aceite de Oliva y Queso Granulado. Muchas mañanas no tengo tiempo de hacer otra comida hasta la hora de comer, así que necesito mucha energía para las sesiones matutinas.
Almuerzo Batido de Proteína con Avena , un plátano y un puñado de frutos secos tostados sin sal. Algo rápido, fácil de preparar y muy rico en nutrientes. Puedo tomarlo entre sesiones o incluso durante la sesión de entrenamiento sin interferir en lo más mínimo.
Comida 100 gramos de carne (pollo/pavo/ternera/cerdo/pescado) + 350 gramos de arroz o pasta integral + 1 cucharada de aceite de oliva Lo mantengo simple, variado y fácil de preparar. Pero sobre todo, fácil de digerir. Mucha fibra, mucha agua y mucha energía para el entrenamiento y las sesiones de la tarde y noche.
Merienda Igual que el almuerzo. Igual que el almuerzo.
Cena Igual que la comida, pero muchas veces cambia la selección de alimentos. ¡Energía para la recuperación y síntesis de proteínas!
Picar entre comidas Post Entrenamiento: Batido de proteína con plátano + Bocadillo de Queso Granulado Mucha proteína y carbohidratos de rápida digestión para ‘recargar’ el cuerpo después de una sesión de entrenamiento.

 

 

La rutina de entrenamiento de Orestes Romero

Entreno una o dos horas después de comer, durante las “horas de oficina” de la tarde, entre cuatro y cinco veces por semana, dependiendo del plan y mis sensaciones de recuperación inter-sesión. Hago entrenamientos para cadenas musculares grandes y muy pocos ejercicios específicos para articulaciones particulares, pero sobre todo compensatorios para los hombros y las rodillas. Además, me gusta combinar el trabajo de tren superior con el de tren inferior. Planifico y cuantifico el volumen total de trabajo por semanas.

Entreno de esta manera por muchos motivos: eficiencia y eficacia, entorno hormonal, intensidad del entrenamiento, recuperación óptima y sobrecompensación… Pero sobre todo: diversión. Es imprescindible encontrarle ‘el punto’ a tu entrenamiento, sino llega el aburrimiento, estancamiento y la falta de adhesión a un programa.

HÁBITOS SALUDABLES

Y además del gimnasio, ¿cómo te desplazas habitualmente?

Normalmente andando o en bicicleta.

¿Cuántas horas pasas sentado, de pie y caminando?

Paso casi todo el día de pie. Solamente me siento para descansar, estudiar y trabajar lo que haya que hacer en el ordenador. En total podría pasar solamente unas 4 horas al día sentado como mucho.

¿Qué haces para moverte más?

No necesito moverme más… no me gusta estar tranquilo. ¡Uno de mis ‘problemas’ es que quizá necesitaría moverme menos! No tengo una actividad física ni un metabolismo promedio. Sin embargo, andar a pie y/o en bicicleta son los mejores hábitos para ir sumando minutos de ‘cardio’ de baja intensidad y moverse más.

¿Subes por las escaleras o utilizas el ascensor?

Escaleras.

¿Tomas las 5 piezas de fruta y verdura al día?

No siempre.

¿Qué otros hábitos saludables tienes?

Ser muy consciente de mí mismo y ‘escuchar’ a mi cuerpo para descansar y recuperarme bien. No beber alcohol también es sin duda un factor muy importante de mi salud y bienestar.

Por último pero no menos importante: nuestro equilibrio mental y espiritual es una pieza clave de todo el rompecabezas de la vida. Mientras intentamos ‘descifrar’ con fórmulas, análisis y estudios las maneras más eficaces de mejorar la salud, muchas veces ignoramos la raíz de casi todo mal: el estrés, la ansiedad y la tensión … son más degenerativos de lo que a uno le gustaría pensar. Lo he vivido, se lo que se siente, y es muy complejo vencerlos… en la mayoría de los casos la causa son el trabajo y las responsabilidades/obligaciones. Por encima de toda rutina de entrenamiento y toda dieta hecha al milímetro, debemos tener la firme convicción de ser felices y crear una estrategia integral hacia ello.

Quiero conocer a más entrenadores

osestes romero equilibrioOrestes Romero

Entrenador Personal Certificado por la National Strength and Conditioning Association (NSCA)

100% bilingue español / inglés.

Especializado en fuerza y acondicionamiento físico para objetivos de salud, rendimiento deportivo y mejora de la composición corporal