One body, one life

¿Con o sin edulcorantes? Lo que no sabías sobre los endulzantes artificiales

Tras desterrar el azúcar de nuestras vidas, ha surgido un nuevo dilema para los amantes del dulce: ¿con o sin edulcorantes?

En el año 2015 la Organización Mundial de la Salud publicó un informe donde recomendaba que la cantidad de calorías procedentes de azúcares libres no deben superar el 10% del aporte total. Algo equivalente a 50 gramos o a 10 – 12 cucharillas de café en una dieta de 2000 calorías. (OMS, 2015)

Con la intención de mejorar su calidad de vida, muchos han optado por eliminar el azúcar de su alimentación, consumiendo productos “sin azúcar” y edulcorantes. Eso sí, como consecuencia del desconocimiento del efecto de estos productos sobre su organismo.

Pero de vez en cuando tampoco está mal darse un capricho. Estos son todos los beneficios que conseguirás comiendo chocolate.

Tipos de edulcorantes

Vamos a describir brevemente los edulcorantes más populares, presentes en la mayoría de productos que las marcas venden como “saludables”:

POLIALCOHOLES

Son edulcorantes calóricos y se obtienen de hidratos de carbono simples.

No elevan la cantidad de azúcar en sangre ya que su metabolismo no requiere insulina. Por lo tanto presenta una ventaja para personas con diabetes. Además tiene menor incidencia de caries. Sin embargo, son difíciles de digerir pudiendo provocar alteraciones gastrointestinales.

A pesar de lo que muchos piensan, también aportan calorías, entre 2 – 3 kcal/g por lo tanto aquellos que estén siguiendo un programa de pérdida de peso o simplemente quieran controlar la ingesta, deben tener en cuenta que son edulcorantes calóricos.

ASPARTAMO

Es un edulcorante no calórico con un poder endulzante 200 veces más potente que el azúcar. A pesar de la polémica que rodea a este producto no se han encontrado evidencias de que afecte negativamente a la salud. Por lo tanto hoy en día podemos afirmar que es un edulcorante seguro. (Update on the Safety of Aspartame, 2002)

ACESULFAMO POTÁSICO (K)

Un edulcorante artificial presente en muchos productos como yogures o bebidas sin azúcar. Su función es estimular los receptores del sabor dulce pero sin consumir azúcar.

A pesar de que en Estados Unidos y en Europa ha sido declarado como seguro, existe un amplio debate acerca de la veracidad de los estudios presentados. De hecho, otras investigaciones relacionan el consumo frecuente de estos edulcorantes artificiales con el desarrollo de la obesidad, diabetes tipo 2, incluso modificar el control del azúcar en sangre…

Por lo tanto ante la falta de pruebas sobre si supone un riesgo para la salud, mi recomendación personal es consumir la menor cantidad posible. Es mejor prevenir que curar.

SUCRALOSA

La sucralosa se elimina directamente por lo que no aporta calorías. Es mucho más dulce que el azúcar de mesa y es muy versátil. Debido a que no pierde su dulzura cuando se calienta se puede usar tanto en platos fríos como calientes.

Varios estudios afirman que no tiene efectos negativos para la salud:

  • A combined chronic toxicity/carcinogenicity study of sucralose in Sprague-Dawley rats.| Estudio crónico combinado de toxicidad y carcinogenicidad de la sacrulosa en ratos Spraque-Dawley. (Mann, Yuschak, Amyes, Aughton, & Finn, 2000)
  • An overview of the safety of sucralose.| Una visión general de la seguridad de la sacrulosa. (Grotz & Munro, 2009)

 Al margen de los efectos que tienen estos edulcorantes sobre nuestro organismo, debemos tener en cuenta que estos productos son adictivos y no aportan nutrientes de calidad, resumiendo nuestra alimentación en productos en lugar de alimentos. Mejor intenta introducir en tu día a día menús saludables y veraniegos como este.

Mi recomendación personal es que intentes reducir al mínimo la cantidad de alimentos procesados y des prioridad a la Comida Real, te sentirás mucho mejor además de aportar innumerables beneficios para tu salud.

Quiero comer sano

alvaro moreno edulcorantesÁlvaro Moreno Martín

Me puedes encontrar en En forma con Álvaro

TAFAD (Técnico superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas)
Certificado en Entrenamiento Personal (CPT- NSCA) en National Strength and Conditioning Association (NSCA)

Trabajos citados

Grotz, V., & Munro, I. (2009). An overview of the safety of sucralose. Regulatory Toxicology and Pharmacology , 1-5.

Mann, S., Yuschak, M., Amyes, S., Aughton, P., & Finn, J. (2000). A combined chronic toxicity/carcinogenicity study of sucralose in Sprague-Dawley rats. Food and Chemical Toxicology Journal , 71 – 89.

OMS. (2015). Nota informativa sobre la ingesta de azúcares recomendada en la directriz de la OMS para adultos y niños. Organización Mundial de la Salud, Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo.

(2002). Update on the Safety of Aspartame. EUROPEAN COMMISSION, HEALTH & CONSUMER PROTECTION DIRECTORATE-GENERAL , Bruselas.