One body, one life

Dormir bien, ¿influye en tus objetivos?

Dormir bien es clave para conseguir tus objetivos. De hecho, el descanso es uno de los pilares, junto al entrenamiento y la alimentación, de la vida sana.

Como bien es sabido, el descanso es un proceso necesario para el organismo. Durante el sueño, se producen numerosos acontecimientos, principalmente de regeneración. Por eso, además de buscar saludables comidas para adelgazar como estas, debes prestar atención al momento de irte a dormir.

Los pilares básicos para un estilo de vida saludable junto a la dieta y el ejercicio es el descanso. Estos tres pilares son fundamentales si queremos progresar y alcanzar nuestros objetivos. Por ello, debemos cederle parte de dedicación al igual que lo hacemos con los otros dos.

Dormir bien, imprescindible para progresar

Daría mucho para escribir todo lo que implica un sueño pleno y reparador. El sueño cuenta con diferentes fases y en cada una de ellas se producen unos efectos realmente importantes. Un aspecto básico es el entorno hormonal que se produce en las últimas fases del sueño, donde la famosa hormona del crecimiento juega un papel crucial.

Tanto si hemos realizado un entrenamiento ese día o no, llegar a alcanzar esa fase del sueño tiene que ser un objetivo prioritario. De lo contrario, no progresaremos todo lo que somos capaces. La hormona mencionada anteriormente, es la principal encargada de poner en marcha los procesos anabólicos del cuerpo.

Es decir, la regeneración tras el desgaste o estímulo del entrenamiento (proceso catabólico). Si esta hormona no se segrega lo suficiente, no construiremos ni regeneraremos lo necesario. Por eso es tan importante respetar los tiempos de descanso, como explicamos aquí.

Cómo potenciar el descanso pleno

Respeta tus horas de sueño

Es habitual que si tenemos que recortar horas del día, lo hagamos en este periodo. Por ello, debes priorizar dormir las horas que se ajusten a tu biorritmo, pudiendo seguir las recomendaciones de unas siete u ocho horas de sueño diario. Ni más ni menos, ya que un exceso de sueño también nos perjudicará.

Además de esto, debes buscar tu rutina y que no haya mucha diferencia entre la hora de acostarse y la de levantarse de un día a otro.

Apaga las luces

Sobre todo durante las horas de sueño, la luz externa será un perjuicio, asegúrate pues de dormir con plena oscuridad. El nervio óptico, va conectado a una glándula que se encarga de segregar una sustancia llamada melatonina, que tiene un papel preponderante en que el sueño sea regenerador.

No solo durante, sino previo al sueño, las pantallas de los móviles, ordenadores o tablets, afectarán igualmente de manera negativa, reduciendo los niveles de esta sustancia.

Cuida tu dieta

Es de sobra conocido, que las comidas copiosas previas al sueño no son un buen aliado. Hay que tratar de cuidar este aspecto, así como de ingerir alimentos ricos en azúcares, que elevarán los niveles de insulina e impedirán que la hormona del crecimiento llegue a alcanzar toda su potencialidad.

Cena ligero con estas recetas saludables.

Gestiona el estrés

El exceso de estrés es altamente perjudicial para nuestro organismo, segregando otra hormona llamada cortisol, reñida con la hormona del crecimiento. Además, si llegamos a la cama en este estado, será muy recomendable dedicar unos minutos a relajarse de manera autónoma realizando algún ejercicio muy sencillo para combatirlo.

Revisa la hora de tus entrenamientos

Cómo no, el entrenamiento afecta a todo nuestro organismo, sobre todo si el ejercicio ha sido de alta intensidad, nos provocará un estado de sobreactivación. Si lo realizamos en las primeras horas de la mañana, raramente nos afectará al sueño nocturno.

El problema vendrá para aquellos que realicen ejercicio en las últimas horas de la tarde. Ese exceso de activación interferirá en que lleguemos relajados para dormir. Por ello, dedica el final de la sesión a realizar una vuelta a la calma progresiva y completa.

De esta manera, conseguiremos reducir el efecto, que junto a unos estiramientos, serán una estrategia ideal para terminar de relajarnos y poder comenzar nuestras horas de sueño regeneradoras. También puedes probar la meditación para dormir con estos consejos. ¡Es efectiva!

Siguiendo estos consejos, además de conseguir progresar más en nuestros objetivos, estaremos más descansados y rendiremos mucho más en el resto de tareas del día a día, notando un cambio a mejor en nuestro estado emocional.

Quiero empezar una vida sana

nacho ortuno dormir bienNacho Ortuño

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Experto Universitario en Entrenamieto Personal

Experto Universitario en Readaptacion Fisico Deportiva