One body, one life

El problema de las dietas rápidas para adelgazar

Dietas rápidas para adelgazar que, a largo plazo, te harán engordar. Recuerda que la clave para conseguir un peso saludable es cambiar de hábitos.

Estamos en una época del año en la que muchas personas se dan cuenta de que tienen algunos kilos de más. Y aunque no es mala idea plantear un plan de adelgazamiento para sentirse mejor, a veces queremos hacerlo de forma muy rápida y  poco saludable.

En la mayoría de los casos, la pérdida de peso es un proceso a medio plazo, no inmediato. De hecho, para ser saludable, se debe mantener la masa muscular. Es decir, el peso que perdamos ha de ser de grasa y nunca de músculo.

Además, el mantenimiento de la masa muscular es clave a largo plazo. Será la encargada de que no se recuperen los kilos perdidos. Aquí el ejercicio tiene un papel fundamental.

Una rutina de ejercicios para mujeres efectiva

Por este motivo, se recomienda ejercicio de fuerza con peso a las personas que quieren adelgazar, con el objetivo de aumentar su masa muscular. Es posible que no pierdan peso desde el principio, pero si perderán volumen y ganarán salud por el aumento del músculo. Si esto además se acompaña de una alimentación equilibrada, lograrán su objetivo en un tiempo razonable.

Aquí tienes algunos trucos para adelgazar sin darte cuenta.

Dietas rápidas para adelgazar: no son la solución

Lo más importante es convertir la alimentación equilibrada y el ejercicio físico frecuente en un hábito, una forma de vida. No en algo que hacemos puntualmente para adelgazar. Con equilibrada nos referimos a una que contenga todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Y con las calorías necesarias para las características de cada persona.

Las llamadas dietas rápidas prometen grandes pérdidas de peso y volumen en muy poco tiempo. Además, pueden ir acompañadas o no de ejercicio físico. El problema no es que no funcionen, porque de hecho muchas lo hacen, si no lo que viene después.

En la gran mayoría de los casos, el peso y el volumen se recuperan muy rápido, incluso se coge más peso del que se tenía. Además el peso perdido suele ser de líquido y de masa muscular, algo nada recomendable para la salud. No se puedan mantener a largo plazo.

Bien porque son muy hipocalóricas (se consumen menos calorías de las que el cuerpo necesita) o porque eliminan grupos de alimentos que son necesarios para el buen funcionamiento de organismo.

Por ejemplo, hay dietas basadas en un alto consumo de proteínas, que si bien funcionan en la pérdida de peso, pueden llegar a suponer riesgo para la salud. Además, las dietas muy bajas en calorías pueden lograr que bajes peso en un primer momento, pero tienen consecuencias muy negativas.  No se está suministrando al cuerpo la energía necesaria.

dietas rapidas para adelgazar plato

“Es como pretender que un coche circule sin gasolina”

Con ellas puedes sufrir mareos, dolores de cabeza, nauseas, falta de concentración, insomnio… Y si además haces ejercicio puede ser peligroso y contraproducente. No podrás rendir lo necesario para tener beneficios, es como pretender que un coche circule sin gasolina.

Es cierto que en nuestra alimentación podemos reducir o incluso eliminar algunos productos que nos hacen ganar peso. Por ejemplo, debemos limitar el consumo de alimentos de alto índice glucémico. Como la pasta, el arroz y el pan (mejor integral). Así como eliminar el consumo de azúcares refinados y evitar los alimentos fritos y rebozados.

Es decir, nada de bebidas azucaradas ni productos muy grasos como el embutido. Son mucho mejores las carnes magras. De la misma manera, no hay que eliminar nunca el consumo de frutas y verduras frescas. A no ser que exista indicación médica al respecto).

También podemos reducir  ligeramente durante un período de tiempo el número de calorías que consumimos  a diario (unas 200 calorías aproximadamente). De esta manera, se crea un déficit calórico (gastar más de lo que se consume) y el efecto es más rápido. Y todo esto, acompañado de hábitos de vida activos y ejercicio habitual.

Prueba estos ejercicios de glúteos para mujer y empieza a ver resultados.

Las dietas que prometan milagros al margen de los consejos que hemos dado deberían ser revisadas y corregidas si hablamos de conservar la salud. Siempre hablando de personas sanas, en condiciones normales. ¿Aún quieres hacer la dieta del verano?  Mejor ponte en manos de un profesional para asesorarte.

Quiero el mejor nutricionista

sanfit dietas rapidas para adelgazarSanfit Toledo

Sandra González

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Máster en Actividad Física y Salud