One body, one life

Dieta para el colesterol: Consejos prácticos

Dieta para el colesterol no. Hábitos saludables que te ayudarán a prevenir este problema. Te enseñamos cómo tienes que comer para combatirlo.

El colesterol es un marcador que preocupa a gran parte de la población. Sin embargo, eso ha fomentado la aparición de muchos mitos sobre cómo aparece y, por supuesto, sobre cómo  reducirlo.

¿Sabías que es un factor que también influye en la sensación de piernas cansadas?

Pero antes de empezar, es necesario saber que todavía se está debatiendo sobre si realmente los niveles de colesterol son un marcador fiable de riesgo cardiovascular. Y de la misma manera, hay que entender que un colesterol bueno alto puede influir en el colesterol total, que será alto, y no por ello los análisis serían malos.

 Dieta para el colesterol

dieta para el colesterol gambaPero si tienes alto el colesterol malo (LDL), la alimentación es crucial para reducirlo. Igual que una enfermedad crónica puede ser la consecuencia de una mala dieta.

  • Ejercicio físico. Fundamental para el tratamiento del colesterol. Sobre todo el trabajo de alta intensidad junto con trabajo de fuerza, que son más efectivos según la literatura científica. Y, además, protege tu corazón con estos ejercicios.
  • Grasas vegetales de alta calidad. Como las presentes en los frutos secos o el excelente aceite de oliva virgen extra. De hecho, esta es la razón por la que debes incorporar grasas saludables en tu dieta.
  • Evita los productos procesados. Tienen un mayor impacto en la formación de colesterol, además de repercutir negativamente en otros aspectos de la salud.
  • Come huevos. No hay evidencias científicas de que el colesterol dietético que se encuentra en el huevo se relacione con el colesterol que se forma en las paredes vasculares.
  • Sin azúcar. Es el principal enemigo de cualquier alimentación saludable, y el responsable de un sinfín de patologías que atentan contra la salud. Presta especial atención a las etiquetas cuando vayas a comprar e intenta acostumbrarte al sabor natural de los alimentos, sin edulcorar.
  • Aumenta el consumo de fruta y verdura. No solo importan las calorías. También los micronutrientes. Con frutas y verduras obtienes una gran cantidad de ellos, pero además, con un bajo aporte calórico y un elevado poder saciante.

¿Lo mejor? Contactar con un profesional que te ayude a ordenar tu alimentación.

dieta para el colesterol nutricionista

gabriel garrido dieta para el colesterolGabriel Garrido Blanca

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Nutrición y composición corporal aplicada al deporte

Máster Oficial en Nutrición Humana