One body, one life

Día mundial de la hamburguesa: por qué darse un capricho

Día mundial de la hamburguesa, ¡y de darse un capricho! En este artículo analizamos las consecuencias de permitirse este delicioso pecado.

Antes de que llegue el periodo de verano, tenemos una cita con el calendario gastronómico: ¡el día 28 de mayo es el día mundial de la Hamburguesa! No podemos negar que la hamburguesa es uno de los platos internacionales más populares. De hecho, si viajamos a un país de cultura diferente quizás recurramos a ella por ser un alimento reconocible para nosotros.

O, si lo vemos desde otra óptica, ¿cuántas hamburgueserías en nuestro país no vemos llenas de extranjeros, a cualquier hora del día, mientras que otros restaurantes están más vacíos?

Día mundial de la hamburguesa: nuevo concepto

No obstante,  el concepto de hamburguesa como comida rápida ha cambiado. Desde hace varios años hasta hoy podemos disfrutar desde hamburguesas low cost hasta hamburguesas gourmet, convirtiéndose así estas en la forma más saludable de darse un capricho.

Aun así, si sientes mucha ansiedad por la comida, prueba estos trucos para vencer los antojos. 

Como sabemos, la hamburguesa está compuesta de una pieza de pan (cada vez se impone un mayor número de panes diferentes en su elaboración) y una pieza de… ¿Carne? Puede ser carne u otros nutrientes diferentes. En la variedad está el gusto, y más si hablamos de hamburguesas.

Así que, a pesar de la fama que todavía puede acompañar a este plato, la hamburguesa está lejos de ser un alimento no saludable si se cocina con los ingredientes adecuados. Es más, se presenta como un plato preferente en la elaboración de una dieta equilibrada dada la gran variedad de formas de prepararlo.

Haz tu propia hamburguesa saludable

Las hamburguesas más saludables son las que preparamos nosotros mismos. O, en muchas ocasiones, las que no sirven en restaurantes gourmet. En estas últimas la carne es de mejor calidad nutricional, tiene menos grasas, aderezos diferentes que les hace tener sabores inéditos sin ser altamente calóricos (especias).

También pueden hacerse hamburguesas puramente vegetales en contraposición a las que nos venden preparadas en los restaurantes de fast food. En estos últimos, la carne como ingrediente ya tiene un alto porcentaje de grasa, la forma de cocinarla no es nada saludable… Por no hablar de las salsas con las que se acompañan o el pan hecho con harinas refinadas, grasas y azúcares.

Entre las primeras, las que hacemos nosotros mismos, cobra una importancia especial el hecho de:

  • Hacer nuestro propio pan con harina integral, semillas…
  • Utilizar como carnes preferentes ternera magra, pechuga de pollo, pavo y también pescados.
  • Emplear las legumbres y/o el arroz como ingrediente base. Puedes consultar aquí más recetas con legumbres.
  • Preparar la salsa nosotros mismos. Ojo, no todas las combinaciones son posibles, hay que saber combinar los ingredientes para que sean preparados de fácil digestión.
  • Acompañarla de verduras o ensalada en vez de patatas fritas.

Como hemos podido ver, tenemos muchas opciones de comer hamburguesas sin salirnos de nuestra dieta equilibrada. Sería como darse un capricho (hábito recomendado en muchas dietas), pero sin serlo del todo. Y es que puede ser un gran aporte de nutrientes.  ¿Qué hamburguesa vas a prepararte hoy?

Quiero comer sano

rosario outon dia mundial de la hamburguesaRosario Outón Pérez

Entrenador Personal Certificado – APECED