One body, one life

El peligro de entrenar demasiado, ¿cuándo debemos parar?

Uno de los errores que más se cometen a la hora de entrenar es no saber cuándo debemos parar. ¿Quieres saber si tú también lo haces?

La importancia de saber cuándo debemos parar

Seguro que habrás comprobado que te resulta más fácil un entrenamiento cuanto mayor es el tiempo de descanso entre series. Notas que estás más recuperado y que puedes levantar más peso cuanto mayor es el tiempo de descanso.

Pues bien, al igual que el descanso entre series es importante para poder rendir en la siguiente serie, el descanso entre sesiones y periodos de entrenamiento también lo es.

De hecho, no entrenamos al mismo nivel después de un periodo de poca exigencia que tras un periodo de alta exigencia física o estrés.

Por ello ya hemos hablado antes de cómo hacer cardio para optimizar nuestro entrenamiento. Al fin y al cabo, con una buena programación evitaremos problemas futuros.

Las consecuencias de entrenar demasiado

Cuando no le concedemos descanso a nuestro cuerpo podemos rebasar unos límites fisiológicos y psicológicos con consecuencias negativas.

Por ese motivo, es necesario saber cuándo debemos parar para evitar problemas como por ejemplo:

  • Descenso del rendimiento
  • Descenso de la capacidad máxima de trabajo
  • Fatiga persistente
  • Necesidad de una recuperación excesiva
  • Cefaleas
  • Dolores de estómago frecuentes
  • Insomnio
  • Dolores musculares y articulares
  • Estreñimiento o diarreas frecuentes
  • Amenorrea
  • Aumento de la frecuencia cardíaca en reposo
  • Depresión
  • Apatía general
  • Disminución del deseo sexual
  • Disminución de la autoestima

Por qué tenemos que saber cuándo debemos parar

Como bien nos explica Tudor O.Bompa, uno de los más reconocidos expertos en la periodización del entrenamiento:

“[…] Después de una sesión de entrenamiento el cuerpo siente fatiga y durante el periodo de reposo no solo se restablecen los depósitos bioquímicos sino que habrán superado a los normales”.

“Es decir, el cuerpo se compensa totalmente seguido de una fase de rebote y de sobrecompensación en la que tiene lugar una mayor adaptación que se refleja en un crecimiento funcional de la eficiencia deportiva”.

Por ello, “si el deportista no aplica otro estímulo en el momento óptimo, entonces aparece un proceso involutivo. Dicho proceso es un deterioro y una pérdida de los beneficios obtenido durante este proceso de sobrecompensación”.

Todo esto queda explicado en la siguiente figura

debemos parar supercompensación

Pero ¿qué pasa si en lugar de entrenar en el momento óptimo entrenamos cuando el cuerpo aún no se ha recuperado y rompemos por tanto ese proceso de sobrecompensación? Es decir, ¿qué pasa si no sabemos cuándo debemos parar?

La siguiente figura muestra ese descenso en el rendimiento por un tiempo insuficiente de recuperación entre sesiones.

debemos parar pausas

Por tanto, el síndrome del sobreentrenamiento es el resultado de la realización de varios ciclos de entrenamiento en el que los periodos de regeneración serán insuficientes.

Saber cuándo parar: una forma de optimizar el entrenamiento

Después de todo esto, muchos se preguntarán: entonces, ¿cuándo debemos aplicar el siguiente estímulo para que nuestro rendimiento aumente y para así minimizar todos los posibles riesgos de un sobreentrenamiento?

Es obvio que si ya están apareciendo esos síntomas que indicamos al principio, debes abandonar y darte un descanso.

Como se suele decir, más vale prevenir que curar.

Antes de sufrir esas consecuencias y de que corras riesgo de lesión y de sufrir un síndrome de sobreentrenamiento, es preferible que apliques los estímulos a su debido tiempo.

Es decir, justo cuando estés finalizando ese proceso de sobrecompensación. De este modo el entrenamiento seguirá siendo un aliado y no un enemigo.

La planificación del entrenamiento será clave para conseguir las metas, seas o no un profesional del deporte. Y sin duda, saber cuándo debemos parar es parte de esa planificación.

¿Recuerdas estos trucos para programar los entrenamientos?

Un buen entrenador siempre podrá ayudarte en ese diseño. Recuerda: hacer las cosas bien, marcará la diferencia.

Quiero un entrenador personal

debemos parar enthrenaCentro Enthrena 

Óscar Rubio

Entrenador personal

Preparador de pruebas físicas