One body, one life

Astenia primaveral: cómo sobrevivir al cambio de estación

Astenia primaveral, o lo que es lo mismo, cansancio,cambios de humor… ¿Sabes cómo hacer frente al cambio de estación? ¡Toma nota!

Ha llegado la primavera, estación del año donde comienza el buen tiempo y renacen las flores. Estación relacionada con la juventud, la alegría, la energía, la vida e incluso el amor. Después de la sobriedad que nos impone el gris otoño y el oscuro invierno, llegan los colores claros, los días más largos y empezamos a desprendernos de los abrigos.

Todo nos augura una estación de felicidad. Pero desgraciadamente no es así para todo el mundo, ya que para muchos de nosotros es época de alergias y malestar. Y no solo eso, sino que notamos una bajada en nuestro estado de animo. Vemos mermadas nuestras reservas de energía, es lo que se conoce como astenia primaveral.

Astenia primaveral, ¿qué es?

Astenia significa cansancio. No es una enfermedad sino una consecuencia que puede venir por enfermedades orgánicas o psicológicas. Casi un tercio de la población sufre este cansancio coincidiendo con el cambio de estación. Comúnmente llamado astenia primaveral .

La variación climática, el aumento de la temperatura, más horas de luz, cambios en los horarios y la polinización de muchas plantas, produce un descontrol en el hipotálamo. Algo que conlleva a una disminución de hormonas encargadas de dar energía o hacernos sentir bien(ej. feniletilaminas).

Como consecuencia nuestro organismo sufre de cansancio, sueño constante, pesadez articular e incluso desánimo. Por regla general solo suele ser por la mañana y solo durante las primeras semanas de esta estación.

¿Cómo puedo combatirla?

Un estilo de vida saludable puede ser la mejor indicación para prevenirla y combatirla.

Alimentación saludable

Cereales integrales (que ademas favorecen la producción de serotonina), arroz, pasta, aceite de oliva, nueces, pescado azul… Y por supuesto, verduras y frutas, alimentos ricos en vitaminas.

Hidratación

Debes de tomar, al menos, dos litros de agua al día. Infusiones o zumos también cuentan. Descubre aquí cuánto beber mientras hacemos ejercicio.

Planificación y organización

Lleva una vida bien ordenada, de manera que tengas establecido tus horarios para comer y tus ocho horas de sueño. Indispensable para que tu cuerpo realmente descanse. Organiza menús saludables con estos consejos.

Muévete

El ejercicio también puede ser tu aliado, pero teniendo en cuenta la escasa energía con la que te encuentras será mejor que realices sesiones cortas y ejercicio moderado. Una gran idea puede ser comenzar el día con unos ejercicios de estiramientos básicos.

La práctica deportiva propicia la liberación de hormonas, como las endorfinas, que nos ayudan a activar el cerebro y nuestro cuerpo. A lo largo del día un buen paseo, o una sesión de unos treinta minutos de trote suave, puede ser muy beneficiosa. E incluso un circuito de fuerza resistencia donde trabajes todo el cuerpo sin agotarlo.

Puedes consultar a un especialista para ayudarte con algunas sustancias naturales que puedan ayudarte a activar tu metabolismo, como puede ser el ginseng o la jalea real.

Resumiendo, si empiezas a notar síntomas de cansancio, e incluso te sientes triste, lo mas seguro es que estés pasando por una astenia primaveral. No te vengas abajo, y organízate. Debes de asegurarte un buen descanso y una buena alimentación. Actividad física moderada diaria y algo de paciencia.

 

Quiero empezar una vida sana

angel fernandez astenia primaveralÁngel Fernández

Entrenador personal

Entrenador de halterofilia

Máster en Pilates