One body, one life

Alimentos cotidianos que jamás deberían volver a estar en tu dieta

Alimentos cotidianos que, en realidad, nunca deberían formar parte de una alimentación saludable. ¡Lee las etiquetas y no hagas caso a la publicidad!

Son muchos los caprichos que sabemos que no aportan  nada (bueno) a una alimentación saludable. Pero hay algunos que, directamente, nunca deberían formar parte de ella. Ni de forma esporádica.

Sí, suena aterrador pensar en no volver a probar algún capricho. Pero seamos honestos, sabemos a ciencia cierta que algunos alimentos son perjudiciales a nuestra salud y mucho más si los consumimos de forma regular. Y muchos de ellos son socialmente aceptados y consumidos con normalidad.

Y, si bien no son dañinos al instante, al consumirlos regularmente, terminan por afectar a nuestra salud. Entonces, ¿qué otro motivo necesitamos para desterrar ciertos alimentos de nuestro menú diario, si sabemos que son perjudiciales para nuestra salud? Personalmente, creo que es motivo más que suficiente.

Además, si quieres perder peso, no cometas estos errores.

Alimentos cotidianos que no deberías consumir

La verdad es que si llevamos una alimentación saludable, es probable que de tanto en cuanto, un capricho no nos dañe. Pero siempre que lo hagamos con moderación. La alimentación será el aspecto más importante a controlar, acompañado siempre de ejercicio físico de forma regular. Estos son los alimentos que no caben en ella.

 

Frituras

Ya sean carnes, pescados o verduras, los alimentos fritos son un gran enemigo. El consumo elevado de aceite es perjudicial y al estar calentado a alta temperatura para poder freír, sus partículas se convierten tóxicas para nuestro cuerpo. Por lo que nada de fritos.

Endulzantes artificiales

Sabemos que los azúcares son un problema. Pero atentos, no es mejor añadir edulcorantes a todo. Estos productos, tienen un alto contenido adictivo y lamentablemente también toxinas. Es mejor poco a poco ir reduciendo el consumo de azúcar (natural) a que utilizar estos endulzantes.

Prueba endulzar con una pequeña cucharita de miel y poco a poco ir quitándola.

Gaseosa y zumos embotellados

Estos tienen muchos puntos negativos, los gases hacen que se dificulte la digestión y provocan una hinchazón terrible. Tienen adictivos y endulzantes artificiales entre tantos productos químicos. Gaseosas Zero, Light, Bajos en Azúcares o Sin azúcares añadidos, son una gran trampa publicitaria.

Comida “chatarra”

Ya sabemos que no es la mejor opción para una cena rápida, altos contenidos en aditivos, carne procesada que nunca supimos bien sus orígenes, frituras, gaseosas…

  • Patatas y snacks de bolsas. Muy comunes a la hora de reuniones y picadas, pero lamentablemente también son poco saludables. Con un alto contenido de sal. Lee más sobre la trampa de los snacks saludables aquí.
  • Fiambres y embutidos. Unos de los más comunes y aceptados en el día a día. Y, sin embargo, muy elevados en grasa, sal, conservantes no naturales y aditivos. Aunque no lo creas, se puede vivir sin ellos. Prueba esta dieta para perder grasa especial para vegetarianos y disminuye tu consumo de carne.
  • Bebidas alcohólicas. Un problema alarmantemente aceptado por la sociedad. Pero lo cierto es que causa tantos problemas físicos, como mentales. Causantes de estancar la pérdida de peso y hasta la muerte. Problemas de depresión, alteraciones en el sistema nervioso,  falta de concentración, pérdida del sentido gustativo, problemas en el hígado, en los riñones… Podríamos decir mucho sobre el temido y tan aceptado alcohol.

Sé consciente y respetuoso con tu alimentación y olvídate de estos alimentos. Prueba con estos que sí deberían estar en las dietas sanas.

Si alguna vez tienes un evento el cual no puedes evitar algunos de estos alimentos,  consúmelos con total moderación!

Quiero comer sano

 

mariana hernandez alimentos cotidianosMariana Hernández

Certificada en Monitora de Fitness sala de musculación

Entrenador personal en La Real Federación Española de Gimnasia y ORTHOS