One body, one life

Retención de líquidos y ejercicio, ¿cómo afecta?

Retención de líquidos y ejercicio, ¿cómo afecta?¿Por qué se produce? En este artículo resolveremos todas tus dudas.

La acumulación de líquidos de los tejidos se conoce comúnmente como retención de líquidos y no es una afección grave de por sí. Es más bien un síntoma de un desequilibrio corporal.

Retención de líquidos y ejercicio: causas

Nuestro organismo regula constantemente los niveles de líquidos a través de un sistema hormonal muy complejo. En algunas ocasiones la cantidad de líquido que debería ser expulsado es menor de lo normal, provocando un desequilibrio. Y, por lo tanto, una acumulación de líquidos.

Este fenómeno aparece como consecuencia directa de ciertas situaciones fisiológicas como la menopausia, el embarazo, la menstruación, enfermedades hepáticas, renales o cardíacas entre otras. Siendo las mujeres las principales afectadas.

Pero la retención de líquidos también puede deberse a una mala alimentación y al sedentarismo, que son los factores de riesgo más fáciles de solucionar.

Cómo quitar la celulitis de tus piernas de una vez por todas. 

Ejercicio y alimentación

Varias causas específicas de la acumulación de líquidos son el sobrepeso y una mala circulación sanguínea. Por lo tanto el mejor remedio sin duda es realizar ejercicio físico y llevar una dieta saludable.

A continuación te dejo una serie de consejos para reducir la retención de líquidos:

  • Toma mucho líquido. A pesar de que puede parecer contradictorio, beber la suficiente cantidad de agua disminuirá el riesgo de sufrir acumulación. No es necesario ir siempre con una botella de agua ya que puedes conseguirla a través de sopas, infusiones o incluso de la fruta y la verdura.

Infusiones para adelgazar: algunos tés que deberías conocer.

  • Realiza ejercicio cardiovascular. Este tipo de ejercicio aumenta la capilaridad corporal y mejora el transporte de nutrientes a través de la sangre, por lo tanto será un gran aliado para evitar contra la retención de líquidos. Puedes salir a caminar, hacer bicicleta o incluso bailar, durante 30 – 60 minutos.
  • Reduce el consumo de azúcar añadida. El azúcar por un lado produce obesidad y por lo tanto una mayor dificultad para mantener un nivel de líquido estable. Recuerda que la mayoría del azúcar que consumimos se encuentra escondido en las etiquetas de los alimentos, mucha atención a estos azúcares.
  • Evita estar sentado por mucho tiempo. El cuerpo está diseñado para moverse y estar sentado varias horas sin moverse dificulta el retorno venoso acumulando sangre, sobretodo, en el tren inferior. Si debido a tu trabajo debes permanecer varias horas sentado procura levantarte y caminar cada 1 hora aproximadamente.

Quiero un entrenador personal

alvaro moreno rutina torso piernaÁlvaro Moreno Martín

Me puedes encontrar en En forma con Álvaro

TAFAD (Técnico superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas)
Certificado en Entrenamiento Personal (CPT- NSCA) en National Strength and Conditioning Association (NSCA)