One body, one life

Tensión baja, ¿un problema para el entrenamiento?

Tensión baja y entrenamiento. ¿Cuándo tenemos que tener cuidado durante la práctica de ejercicio físico si sufrimos hipotensión?

Una tensión arterial normal se encuentra sobre los 90/60 mmHg y los 120/80 mmHg. Tener valores inferiores puede estar producido por diferentes causas. Entre las cuales se encuentra la famosa hipotensión ortostática, que suele producirse por un cambio brusco en la posición del cuerpo.

Por eso, no es raro que te sientas mareado, o incluso que te desmayes (síncope) cuando te levantas repentinamente después de estar un rato sentado o acostado. Este tipo de hipotensión afecta sobretodo a adultos mayores, gente con presión arterial alta y gente con Parkinson.

Tensión baja: factores que la producen

  • Tomar alcohol
  • Ansiolíticos o antidepresivos
  • Diuréticos
  • Analgésicos
  • Deshidratación
  • Medicamentos para el corazón

 Hipotensión y ejercicio

Una bajada de tensión puede ocasionar problemas a la hora de practicar deporte, incluso puede que te haga parar. De hecho, cuando terminamos de hacer ejercicio sufrimos una bajada de tensión que puede durar hasta 13 horas tras la sesión de entrenamiento.

Este fenómeno puede ser útil para personas con hipertensión, pero la gente con la tensión baja estará más sensible a sufrir mareos y otros síntomas derivados. Si eres hipotenso , aquí tienes algunos consejos prácticos.

Medidas contra la tensión baja

  • No te saltes nunca el calentamiento. Esto hará que tu cuerpo se ponga en marcha de forma progresiva y sincrónica, aumentando la irrigación de los músculos sin comprometer al cerebro.
  • Mantente hidratado. Una mala hidratación es causa directa de problemas no sólo relacionados con la hipotensión. Evítalos, ¡es fácil!
  • Empieza con ejercicios donde no varíes la inclinación del cuerpo. No empieces con burpees, deja que tu cuerpo se active primero. Si en mitad de una sesión te sientes mareado, también evita este tipo de movimientos.
  • Evita el exceso de azúcar. Un bajón glucémico disminuirá aún más la irrigación del cerebro y te hará sentir mareado y sin energía.
  • Levanta las piernas al acabar la sesión. No sólo te recuperarás mejor estimulando el retorno venoso de las extremidades, sino que estarás previniendo un bajón tensional post-ejercicio. También es importante una correcta alimentación post-ejercicio.
  • Evita las altas temperaturas. No entrenes a pleno sol sudando la gota gorda. Intenta hacerlo en una temperatura adecuada y con ropa transpirable que te permita estar cómodo durante todo el entrenamiento.

Además, no dejes que la edad te limite. Te enseñamos los mejores ejercicios de gimnasia para mayores que quieren ponerse en forma.

Quiero un entrenamiento personalizado

pol cejas tension bajaPol Cejas

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Master en Entrenamiento Deportivo y Salud en Universidad Ramón Llull (Blanquerna)

Curso superior de Nutrición y Planificación Dietética