One body, one life

Resuelve tus problemas de espalda (1/4): primeros pasos

Primeros pasos para acabar con tu dolor de espalda. Este mes te enseñaremos a través de cuatro completos artículos a terminar de una vez por todas con esas molestias.

El dolor de espalda, concretamente en la zona lumbar, es una patología que afecta hasta un 80% de la población a lo largo de toda su vida. Independientemente de la edad o del sexo.

Provoca una pérdida de la funcionalidad en las actividades de la vida diaria, descendiendo la calidad de vida y con repercusiones individuales, familiares y sociales.

Primeros pasos: lesión y dolor de espalda

La gran mayoría de los casos que acuden al médico para investigar su dolor de espalda, reciben un diagnóstico de lumbalgia inespecífica. Otros, encuentran una causa, como daños en los discos intervertebrales, degeneraciones óseas o lesiones de distintos tipos.

Lo curioso de este asunto, es que no existe una relación directa entre la lesión de espalda y el dolor percibido.

Independientemente de que tengamos una lesión o sea dolor “sin causa”, si no hemos sido capaces de solucionar nuestro problema de espalda, debemos ponernos manos a la obra.

De la mano del mayor especialista en espalda a nivel mundial, el doctor Stuart McGill, ha puesto a disposición de la población general diferentes manuales abordando esta temática. En este caso, se presenta un breve y sintetizado método extraído de su libro “el mecánico de la espalda” (lectura altamente recomendable) para dar fin a esta problemática.

Según este autor, el primer paso para curarnos es llevar un buen registro. Para ello tendremos que hacer dos listas en la que apuntaremos lo siguiente:

  • Movimientos libres de dolor

Todas las acciones, movimientos y posturas en las que no sintamos dolor o la molestia se apague, tendremos que apuntarlas. Si por ejemplo caminar lento, hacer algún tipo de ejercicio, le alivia el dolor apúntelo en esta lista.

  • Movimientos que provocan dolor

Todas las acciones, movimientos y posturas en las que el dolor se incremente o esté permanente. Dormir boca arriba, ponerse los zapatos a primeras horas de la mañana, pasar varias horas sentado etc. Cualquier acción en la que sintamos esto, hay que apuntarla sin que pase desapercibida por pequeña que sea.

Una vez tengamos las dos listas de todas las acciones, habrá que compararlas entre ellas. Por ejemplo, viendo si los movimientos coinciden por ejemplo, con acciones donde la zona lumbar está invertida. Conduciendo, estar sentado, ponerse los zapatos…

Después de esto, el segundo paso, será responder a las siguientes preguntas fundamentales:

  • ¿El dolor varía a lo largo del día? Si la respuesta es afirmativa, seguramente usted presente una mala condición de su musculatura, así como una inadecuada higiene postural.

Mejora tu postura corporal gracias al entrenamiento

  • ¿Siente puntadas de dolor? En acciones como cambiar de posición en la cama, o estornudar, se producen micromovimientos en la columna que si no son bien absorbidos por la musculatura, quiere decir que nuestra columna es inestable.
  • ¿Hay alguna acción en concreto que haga disparar su dolor?
  • ¿La causa de su dolor, comenzó de manera repentina o poco a poco?
  • ¿Tiene usted historia de osteoporosis o está en edad de riesgo? Descubre aquí cómo prevenir la osteoporosis. 
  • ¿Siento dolor al despertar y siente su espalda rígida? Si durante la noche, nuestra zona lumbar no es capaz de estar en una posición adecuada respetando su curvatura natural, es normal que nos levantemos con esta sensación. Principalmente provocado por una mala calidad del colchón o debido a posiciones inapropiadas durante el sueño.
  • ¿Alguna vez el dolor se extiende hacia la pierna? Esto es señal de una afectación nerviosa.

Todo esto forma parte del registro que se debería hacer para apuntar a la causa. La presente redacción es un fragmento de 4, que se desarrollarán próximamente.

Parte 2/4: La autoevaluación.
Parte 3/4: Elimina la causa del dolor.

Quiero conseguir mis objetivos

nacho dieta para la diabetesNacho Ortuño

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Experto Universitario en Entrenamieto Personal

Experto Universitario en Readaptacion Fisico Deportiva