One body, one life

Perder barriga sin hacer cardio, ¿es posible?

Perder barriga no significa tener que matarse a hacer ejercicio aeróbico. De hecho, puede conseguirse sin cardio. Te explicamos cómo.

Perder barriga es, en el fondo, querer perder la grasa del abdomen. Y el proceso mediante el que el organismo utiliza la grasa que fluye por el torrente sanguíneo o tiene almacenada se denomina lipólisis. Pero para que ocurra, deben darse reacciones químicas que produzcan una encima, Lipasa, encargada de destruir las grasas.

Uno de los factores más influyentes en este proceso es la insulina. La insulina es una hormona que regula la presencia de glucosa en sangre, además de contribuir en muchos procesos anabólicos (construcción de tejidos). Como la hipertrofia. Sin embargo la insulina evita que se produzca la lipólisis.

De hecho, si tenemos una alimentación hipercalórica contribuirá a aumentar los depósitos de grasa. Por otra parte, existen muchas hormonas que influyen en el proceso de lipólisis. Epinefrina o adrenalina, noradrenalina, glucagón (contrario a la insulina), y adenocorticotropa hormonas que inducirán el proceso de quema de grasas.

Sin embargo, aunque estas hormonas estén presentes, debes tener un déficit calórico para conseguir tu objetivo. Por lo tanto el proceso de quemar grasa debe atacarse desde varios frentes.

  1. Consumir menos calorías de las que gastas. Consumiendo principalmente alimentos de calidad y evitando comidas procesadas, cuanto más natural mejor.
  2. Controlar tu nivel de insulina. ¿Cómo? Comiendo siempre a las mismas horas. La insulina tiene efectos positivos y negativos. Es bueno porque ayuda a construir nuevos tejidos, pero por otro lado una mala planificación de su ingesta puede hacerte acumular grasa y arruinar tu objetivo.
  3. Favorecer un entorno hormonal “quema grasa”. Una forma de hacer esto es realizar ejercicio físico de alta intensidad como esta rutina HIIT en elíptica.

Perder barriga, ¿es posible?

Antes hemos explicado que para romper los depósitos de grasa almacenada debemos crear un entorno favorable para ello, y eso se puede conseguir también sin cardio. El ejercicio cardiovascular se entiende como una actividad cíclica de una duración de entre 30 – 60 min (o más) y de una intensidad por debajo del umbral anaeróbico.

Es decir, que no sea suave pero tampoco muy intenso. Como la carrera, natación, ciclismo o remo. No obstante, hay vida más allá de la zona de cardio del gimnasio. Existen multitud de alternativas que combinan entrenamiento de fuerza y cardiovascular.

Si tu objetivo es perder unos centímetros y lucir tipo este verano atento a estas pautas.

  • Busca circuitos de fuerza y resistencia que contengan ejercicios que movilicen grandes masas musculares al mismo tiempo.
  • Entrena entre 2 y 4 días a la semana, dependiendo de tu experiencia y disponibilidad.
  • Investiga y configura un plan de alimentación hipocalórico a tu medida. Aquí tienes los alimentos que no pueden faltar en las dietas sanas.
  • Muévete continuamente, realiza las tareas del hogar, ve caminando al trabajo, pasea con tu mascota… Súmalo a estos consejos para aumentar el NEAT y adelgazar sin darte cuenta.
  • Descansa adecuadamente, entrenar más no va a suponer mejores resultados.
  • ¡Mentalízate! El mayor cambio que debes experimentar debe ser un cambio psicológico, perder peso y ponerse en forma no es fácil y requiere disciplina.
  • banner perder barriga

Ahora ya sabes cómo funciona tu organismo y que debes hacer para conseguir tu objetivo, ¡no dejes que sea demasiado tarde!

 

Quiero al mejor entrenador

 

alvaro moreno martin perder barrigaÁlvaro Moreno Martín
TAFAD (Técnico superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas)
Certificado en Entrenamiento Personal (CPT- NSCA) en National Strength and Conditioning Association (NSCA)