One body, one life

El importante papel de las muñecas en los entrenamientos

Muñecas, una zona básica que está constantemente implicada en nuestros entrenamientos y que, sin embargo, muchas veces pasa inadvertida.

De las numerosas articulaciones que tenemos en nuestro cuerpo, las que están más en los extremos (como muñecas y tobillos) tienden a tener una mayor implicación. Dado que será necesaria su utilización en casi todos los movimientos que hagamos con las extremidades.

Las muñecas, cuando se trata de los entrenamientos, participan en casi todos los movimientos del miembro superior para superar una carga. Aunque sea de manera isométrica (sin movimiento).

La musculatura de la muñeca soporta una gran intensidad para estabilizar la articulación. Por lo tanto, si hay un déficit de fuerza en esta zona repercutirá en todas las demás. En resumen, hay que cuidar esta zona y prestarle atención para detectar posibles complicaciones futuras.

Protege también tus músculos rotadores con este entrenamiento.

Muñecas: cómo cuidarlas en los entrenamientos

El primer paso será comprobar si al realizar cualquier ejercicio que implique esta articulación, está alineada correctamente con antebrazo. Si no fuera así, se deberá hacer énfasis en mantenerla alineada, ya que de lo contrario, una posición de máxima extensión provocará que se compriman los nervios de la muñeca.

A su vez, esto daría lugar al temido síndrome del túnel carpiano, aparte de resentir otras estructuras de la articulación. Para combatirlo, colocaremos las muñecas siempre en la posición correcta. Sobre todo en aquellos ejercicios donde haya una carga que comprima la articulación.

Como press de banca, que puedes aprender a hacer perfecto aquí. 

De esta manera, estaremos ganando control postural y fortaleceremos con ello la musculatura implicada. Si con ello no fuera suficiente y la articulación se viera continuamente resentida, el segundo paso será llevar a cabo un programa para su fortalecimiento incluyendo los siguientes ejercicios. muñecas uno

Ejercicio consistente en fortalecer el componente de rotación de la musculatura del antebrazo con simples movimientos de flexo-extensión.

 

muñecas dos

En este ejercicio se potencia la musculatura
encargada de flexionar los
dedos de la mano, fortaleciendo también los músculos del antebrazo, otorgando así gran una óptima condición del complejo muñeca-antebrazo.

 

muñecas tresAl igual que el ejercicio anterior, en este caso se potencia la musculatura que realiza el gesto contrario, siendo muy importante que haya un equilibrio entre ambas acciones articulares.

 

 

 

Si durante tus entrenamientos compruebas que no puedes llevar a cabo el primer paso, será necesario que incluyas en tus entrenamientos los ejercicios que se han detallado. Y también cuando realices entrenamientos de bíceps y tríceps como estos, en los que se ven muy implicadas las muñecas.

 

Quiero ponerme en contacto con un profesional

nacho ortuño muñecasNacho Ortuño

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Experto Universitario en Entrenamieto Personal

Experto Universitario en Readaptacion Fisico Deportiva