One body, one life

Cómo empezar a hacer ejercicio si nunca has entrenado

Hacer ejercicio, si no lo has hecho nunca, o no te lo habías tomado en serio, es la mejor decisión que puedes tomar. Sin embargo, debes tener en cuenta estos consejos para conseguir tus objetivos.

Desde hace varios años, el deporte está empezando a asentarse como un pilar fundamental en nuestras vidas debido a la gran cantidad de beneficios que aporta. Esta situación anima a personas que nunca han practicado deporte a interesarse por él. En este post vas a encontrar los consejos necesarios para empezar a entrenar con buen pie.

Además, puedes empezar con un circuito de entrenamiento para principiantes como este. 

Lo que debes saber si quieres empezar a hacer ejercicio

Escoge una actividad que te guste y no la que esté más de moda

Para recoger los frutos que ofrece el deporte es necesario ser constante, este es uno de los problemas de muchas personas que empiezan con un alto grado de motivación y poco a poco va desapareciendo.

El deporte tiene muchas alternativas por lo que solo tienes que buscar la que mejor se adapte a ti. Elige una actividad que te guste, que esté cerca de tu domicilio y que se ajuste a tu disponibilidad.

Esto facilitará la adherencia al deporte, obteniendo todos sus beneficios casi sin darte cuenta.

Busca consejo en profesionales del deporte y menos en internet

Internet es una fuente inagotable de información, pero esto no quiere decir que debamos creer todo lo que leemos.

El deporte es un mundo muy complejo con una gran cantidad de variables que se deben tener en cuenta, ya que malas planificaciones o ejercicios con una técnica incorrecta pueden acarrear graves consecuencias.

Recuerda los estiramientos después de entrenar

Lo mejor que puedes hacer es dejarte guiar por profesionales del deporte que te guiarán en tu iniciación deportiva de forma segura y eficaz.

Plantea objetivos a corto y largo plazo

Otra de las principales causas de abandono de la práctica de actividad física es la falta de resultados, esto se debe a que muchos esperan efectos milagrosos en poco tiempo. Algo que no es posible con el deporte.

De hecho, buscar resultados rápidos es un error típico que ven muchos entrenadores, como comenta Javier Tejel en esta entrevista.

Tener un objetivo a largo plazo es necesario para establecer la dirección de tus entrenamientos. Finalizar una carrera de 10 km dentro de 5 meses o perder 15 kilos en un año son solo algunos ejemplos de objetivos a largo plazo.

Sin embargo, es necesario establecer también objetivos a corto plazo que mantendrán alta tu motivación. Para ello debes fragmentar el objetivo grande en pequeños peldaños, como si fuera una escalera que subirás escalón a escalón.

De esta manera un objetivo a largo plazo de perder 20 kilos en 12 meses, se puede dividir en 4 objetivos a corto plazo, lo que significaría perder 5 kilos cada 4 meses.

Quiero el mejor entrenador

alvaro hacer ejercicioÁlvaro Moreno Martín

Me puedes encontrar en En forma con Álvaro

TAFAD (Técnico superior en Animación y Actividades Físicas y Deportivas)
Certificado en Entrenamiento Personal (CPT- NSCA) en National Strength and Conditioning Association (NSCA)