One body, one life

Formas de medir correctamente la grasa corporal

Grasa corporal y formas eficaces de medirla. Consigue el cuerpo que siempre has deseado gracias a un control correcto de tus progresos.

El peso corporal en kilos es un dato incompleto para valorar el estado físico de una persona.  Para determinar el estado de salud es importante distinguir el porcentaje graso y el porcentaje de masa muscular.

La alimentación y el entrenamiento tienen que mantener la grasa  en parámetros saludables, que son entre el 24 y el 30% del peso corporal en mujeres y entre el 12-20% en hombres. Aunque estas cifras suelen ser inferiores si se trata de deportistas.

De la misma manera, es muy difícil medir la cantidad exacta de grasa corporal y la mayoría de los métodos son indirectos.

En algunos hospitales, existe una prueba llamada densitometría con tecnología Dexa que permite cuantificar y diferenciar los tejidos. ¿Cómo? Basándose en su densidad y el contenido en minerales. Es una técnica radiológica no invasiva y segura que permite una valoración de la composición corporal de forma rápida, precisa y exacta.

Medición de la grasa corporal

La distribución de la grasa corporal es un factor de riesgo en varias enfermedades graves como obesidad, anorexia nerviosa, fibrosis quística o insuficiencia renal crónica, especialmente la grasa abdominal. Y gracias a esta prueba podemos observar dicha distribución en el cuerpo.

También es especialmente práctica para deportistas. Con ella se pueden observar los cambios producidos en diferentes regiones corporales resultado del ejercicio y la dieta. Así se puede optimizar el plan de entrenamiento y mejorar el rendimiento. Pero como no es una prueba al alcance de todo el mundo, disponemos de otras opciones para calcular la grasa corporal:

Bioimpedancia eléctrica

Es el método más extendido por su sencillez, son básculas que aplican una pequeña corriente eléctrica y miden la rapidez con que dicha corriente se desplaza por el cuerpo. El músculo y la grasa conducen la electricidad de forma diferente y de este modo se puede estimar el porcentaje graso.

La desventaja de este método es que el resultado puede verse alterado por varios factores, como el estado hormonal o el nivel de hidratación. Por eso, si utilizas la impedancia eléctrica para controlar tu porcentaje graso, hazlo siempre en las mismas condiciones. Es decir, a la misma hora, el mismo día, con la misma ropa.

Pautas para entender un estudio de bioimpedancia.

Medición de pliegues cutáneos con plicómetro

Se trata de calcular la cantidad de grasa subcutánea a través de la medición de varios pliegues en el cuerpo. La técnica consiste en separar con los dedos pulgar e índice la piel de distintos segmentos corporales.

Midiendo con el plicómetro la piel que queda más cerca del cuerpo. De forma perpendicular al pliegue, en milímetros. Tras la obtención de todas las medidas se aplica una fórmula matemática que nos revela el porcentaje de grasa subcutánea. Se puede realizar esta técnica con 3 pliegues, 6 o 7.

grasa corporal pliegues

El inconveniente de este método es que solamente mide la grasa subcutánea, sin valorar la grasa visceral, que ha de ser medida por otros métodos.

En definitiva, si vamos a valorar el porcentaje graso de nuestro cuerpo lo más importante es la constancia, de nada sirve realizar un buen análisis si no lo repetimos en el tiempo para ver los progresos. Escoge el método que más se adapte a tus necesidades y utilízalo a lo largo del tiempo para llevar un buen control y optimizar tu rendimiento.

Quiero perder peso

sanfit grasa corporalSanfit Toledo

 

Sandra González

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Máster en Actividad Física y Salud