One body, one life

Por qué debes pasarte al entrenamiento con peso libre

Hoy rompemos todos los mitos del entrenamiento con peso libre. Esto es lo que hay de verdad en ellos y las razones por las que deberías empezar a entrenar de esta manera hoy mismo.

Hoy vamos a hablar del peso libre. De por qué deberías pasar de las maquinas al peso libre y de qué beneficios puede aportarte. Además, despejaremos dudas que siempre acompañan al peso libre, como “es más fácil lesionarte” o “no es apto para todo el mundo”.

En primer lugar, ¿qué entendemos por peso libre? Peso libre es todo aquel material que te deja entrenar con libertad de movimiento sin condicionarte bajo un patrón guiado y repetitivo como son las máquinas y las poleas.

Entenderemos entonces por peso libre mancuernas, kettlebells o pesas rusas, balones medicinales, barras y discos, etc.

Aquí tienes 5 ejercicios básicos con kettlebell que no deberían faltar en tu entrenamiento.

Beneficios del entrenamiento con peso libre

Una vez sabes de qué estamos hablando vamos a ver por qué tiene tantos beneficios si los comparas con las máquinas de tu gym.

  • Permiten un movimiento natural de tus músculos. Es decir, de tu cuerpo. Las máquinas sin embargo hacen que tú te adaptes a una postura a veces muy poco natural y ¡siempre sentado! ¿Qué tipo de ejercicio se realiza sentado?
  • Se trabajan más músculos a la vez. Esto nos permite ganar coordinación intermuscular. Es decir, de unos grupos musculares con otros. Esto no pasa con las máquinas que trabajan músculos aislados. Y en tu vida real… ¿mueves un músculo aislado o debes mover varios o todos a la vez?
  • ¡Abdominales! Tenía que llamar tu atención, pero es cierto. Si quieres un abdomen (y core) fuerte y saludable, pásate al peso libre y deja de hacer 300 abdominales después de cada sesión. Al tener que mover pesos libres trabajamos mucho más toda la musculatura estabilizadora de nuestro cuerpo, principalmente abdomen y lumbar, o lo que llamamos core o zona media.

Aquí tienes un buen ejemplo de cómo fortalecer el abdomen con entrenamiento con peso libre.

  • Conoce tu cuerpo. Mientras que una máquina te obliga a realizar siempre el mismo movimiento, independientemente de hacia dónde hagas fuerza o si un brazo hace más fuerza que el otro, el peso libre te permitirá conocerte mejor. Se generarán menos descompensaciones entre tus grupos musculares y además aprenderás a controlar tu fuerza y corregir tus carencias.
  • Es más barato. Si tienes espacio en casa, algo de conocimiento sobre entrenamiento y no te gustan los gimnasios, es mucho más barato comprar una barra y un set de pesas que una sola máquina. Y no requieren mantenimiento.

Mitos y verdades sobre el entrenamiento con peso libre

Una vez tienes motivos para empezar a tocar mancuernas y barras vamos a ver esos comentarios que se escuchan en los vestuarios sobre el peso libre.

Es importante estar informado para saber qué puedes creer y qué puedes desmentir. 

Como decíamos antes, es común escuchar “es muy fácil lesionarte con peso libre”.

No es verdad, tampoco es mentira. El riesgo de lesión existe siempre, con máquinas y con peso libre, pero también por la calle o en tu casa. Pero la culpa no es del peso libre. Es de querer mover un peso sin saber cómo hacerlo.

Dos palabras: técnica y progresión. Si trabajas bien con pesos libres minimizarás los riesgos cotidianos de cualquier movimiento o tarea.

También se suele decir que el peso libre “no es apto para novatos”, que hace falta una base, que primero hagas máquinas y luego ya harás peso libre.

Mi recomendación es que empieces con peso libre, pero con un peso que puedas mover sin grandes esfuerzos. El progreso será más natural y más beneficioso que si empiezas con máquinas.

El peso libre es para todos, solo hay que hacer las cosas con cabeza.

Algunos consejos básicos:

– Pide ayuda: Si nos sabes hacer algo pide ayuda, si puede ser a tu entrenador o monitor.

– Primero conoce y mueve tu cuerpo, luego mueve objetos externos.

– Como decíamos antes, técnica y progresión. Las cosas bien hechas y poco a poco.

Pesos libres y fuerza: rompe tu estancamiento

Finalmente, el gran enemigo del peso libre es la falacia de que no desarrolla tanta fuerza como las máquinas. ERROR.

Está demostrado que el peso libre desarrolla mucha más fuerza que las máquinas, además de liberar las hormonas (testosterona y hormona del crecimiento) encargadas del desarrollo muscular en cantidades que las máquinas no pueden ni soñar.

Si quieres romper tu estancamiento deja las máquinas a un lado, pásate al peso libre y verás cómo salir de tu zona de confort te ayudará a progresar en tu entrenamiento. Ya busques hipertrofia, potencia o fuerza máxima.

Y si buscas bajar de peso también te ayudarán, más músculos en movimiento son más calorías quemadas, matemática pura.

Si quieres perder peso, también puedes probar con este plan de entrenamiento. ¡Descárgalo ahora de manera gratuita!

entrenamiento con peso libre guia

¿Quieres empezar tu entrenamiento con peso libre? ¡Encuentra al mejor entrenador cerca de ti y empieza a ver todos sus beneficios!

Quiero al mejor entrenador para mí

 

entrenamiento con peso libre aitor aut alarconAitor Aut Alarcón

Graduado en magisterio de educación física

Especialista en Entrenamiento Personal

Instructor Fitness, experto en entrenamiento de la fuerza.