One body, one life

Electroestimulación: Ponte en forma con solo 25 minutos a la semana

Mucho se habla hoy en día de este nuevo método de entrenamiento, pero realmente, ¿conoces los orígenes de la EMS (estimulación eléctrica muscular)?

 Los orígenes de la electroestimulación muscular

Ya en el antiguo Egipto, se utilizaban peces (anguilas eléctricas, peces gato…)  que generaban descargas eléctricas en el tratamiento de diferentes patologías de manera más rudimentaria, donde posteriormente griegos y romanos seguirían utilizando con relativa eficacia en sus tratamientos.

Pero no es hasta el siglo XX, alrededor de los años 60, cuando comienza a utilizarse la electroestimulación con cierta eficacia en el mundo del deporte con las llamadas “corrientes rusas”, dónde se sometía a los deportistas soviéticos a descargas con una intensidad altísima, casi torturante, a los que tenían que competir, para demostrar así, la superioridad de un modelo de sociedad que caería años después.

Hoy en día, y gracias a los avances en la tecnología, los aparatos de electroestimulación muscular son completamente seguros y utilizados de forma correcta por un profesional cualificado, contribuyen a una mejora muscular importante.

A pesar de que su aplicación más habitual es en el campo de la recuperación muscular, esto no está reñido a que, con las intensidades adecuadas y un entrenamiento diseñado con las características de la persona y sus objetivos a cumplir, se pueda utilizar la electroestimulación muscular en el ámbito de la salud y el fitness (pérdida de peso, aumento de masa muscular, recuperación de lesiones, problemas de espalda…).

El funcionamiento de los aparatos de electroestimulación

Los aparatos de electroestimulación muscular trabajan electroestimulacióndependiendo del objetivo que se persiga, por lo que es muy importante la elección de las intensidades de las descargas a las que sometemos el cuerpo. El tipo de frecuencia seleccionada será clave para indicar qué tipo de fibra se activa/excita, según la fase de entrenamiento en la que nos encontremos.

A frecuencias más bajas, mayor relajación de la musculatura y de la persona, favoreciendo la circulación sanguínea y la liberalización de endorfinas. A medida que aumenta la frecuencia eléctrica, el músculo pasará a trabajar del metabolismo aeróbico al anaeróbico según sea la frecuencia escogida.

  • Frecuencias muy bajas (por debajo de 10 Hz): Aumento de la circulación sanguínea, efecto descontracturante y relajante y aumento de la secreción de endorfinas.
  • Frecuencias bajas (entre 10 y 30-35 Hz): Activación de las fibras lentas o tipo I (de metabolismo principalmente aeróbico, esencial en las pruebas de fondo) del músculo activado, sin apenas déficit de oxígeno.
  • Frecuencias intermedias (entre 30-35 y 50 Hz) van a provocar la contracción de las fibras musculares de tipo mixto o IIa (fibras de metabolismo mixto, aeróbico-anaeróbico). Mayor resistencia muscular y mejor nivel de oxigenación
  • Frecuencias altas (por encima de 50 Hz) traen consigo la activación de las fibras musculares más rápidas o de tipo IIb (fibras de metabolismo anaeróbico predominantemente, fácilmente fatigables) que son las que intervienen ejercicios de muy alta intensidad. Mejoras de la fuerza, la velocidad y combinación de ambas.

El mantenimiento de la forma física y un estado de salud adecuado requiere algo de esfuerzo en mayor o menor medida según sean nuestros objetivos marcados y nuestra condición física inicial. Pero hoy en día, y gracias a la evolución en los sistemas EMS, nos ayudan a que ese esfuerzo requerido para la consecución de nuestros objetivos sea un poco más pequeño y llevadero.  Y es que con tan solo 25 minutos a la semana, podremos observar en tan sólo unas sesiones, como esos objetivos que al principio parecían imposibles de alcanzar, se van cumpliendo sesión tras sesión.

 

En nuestros centros de Electro-Body Center Valterna, situados en Paterna, Valencia, realizamos sesiones de electroestimulación. Contamos con amplias salas de entrenamiento, las cuales son luminosas y tienen ventilación permanente para que realices tus actividades de una forma cómoda y sin agobios. Además nuestros clientes pueden aparcar en la misma puerta del centro Electro-Body Center Valterna, sin tener que perder tiempo en buscar aparcamiento.

 

Artículo escrito por José Miguel RB, entrenador personal. Contacta con él para consultar cualquier duda sobre electroestimulación:

 

 

electro-body center

Entrenador personal Electro-Body Center Valterna

Graduado en Ciencias de la Actv Fisica y el Deporte

Deja un comentario