One body, one life

Agilidad: entrenamiento para volver a sentirte ágil

La agilidad también hay que trabajarla, y más si llevas un tiempo sin hacer ejercicio. Sigue estos consejos y volverás a sentirte ágil.

Todo un mes de vacaciones y tumbado en la playa o en el sofá, por muy merecido que te lo tengas, trae consecuencias. ¿Quieres volver a sentirte ágil después de estar tiempo sin entrenar? Toma nota.

Hay varias cosas que puedes hacer para recuperar tu agilidad y no solo es entrenar. La agilidad es la combinación de varias capacidades como el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad y la coordinación.

Por todo ello, tu entrenamiento empieza desde que te levantas. Debes de tener hábitos saludables todo el día para conseguir tu objetivo de forma mucho más efectiva que si solo quieres entrenar en tu gimnasio.

¿Sabes cuánto ejercicio es necesario para estar en forma y ponerse fuerte?

La agilidad va más allá del entrenamiento

Nada más levantarte

Ponte la alarma 10 minutos antes de lo habitual. Toca estirar. Dedica estos 10 minutos a realizar una sencilla tabla de estiramientos, como estos estiramientos para el torso. 

En tan solo unas semanas notarás como tu cuerpo es más flexible, te mueves con más facilidad y además te sentirás mejor contigo mismo desde primera hora de la mañana.

Toma un desayuno ligero y saludable

Empezar el día comiendo de manera saludable te ayudará a sentirte mejor. Toma alimentos de origen natural y acompañados de una fuente de proteínas.

Si vas a hacer ejercicio a primera hora no te olvides de añadir algún hidrato de absorción rápida, como un plátano, miel o mermeladas naturales…

Muévete

Tanto como puedas. Si puedes salir a caminar o correr a primera hora genial. Si no puedes, intenta desplazarte caminando, aparcar más lejos, subir y bajar utilizando las escaleras…

Son pequeños detalles que te ayudarán a sentirte mejor, pero si lo que buscas es ser realmente ágil, nos toca buscar al menos una hora al día para trabajar tu fuerza y tu movilidad.

Puedes probar con este circuito de crossfit. 

Entrenamiento para ganar agilidad

La mejor manera de empezar es entrenar días alternos tu movilidad y core y otro día tú fuerza. Cuando te sientas capaz intenta unificar las dos, y si no sabes cómo, pregunta a un profesional.

Fuerza

Céntrate en ejercicios que requieran mover todo tu cuerpo, o tantos grupos musculares como sea posible. Tienes que mover tu cuerpo, no maquinas guiadas en las que trabajas sentado, es importante.

Te propongo una sencilla tabla para la que únicamente necesitas una barra.

Realiza 30 segundos de cada ejercicio descansando entre 30 y 60’’ entre cada uno de ellos.

1 – Flexiones

2 – Lunge o zancada

3 – Jumping-Jacks

4 – *Dominada

5 – Sentadilla

6 – Plancha abdominal

Completa entre 3 y 6 vueltas dependiendo de tu nivel físico, y si te parece sencillo recude los tiempos de descanso.

*Si no puedes hacer dominadas utiliza un banco, un cajón o una banda elástica para apoyar los pies y ayudarte.

Con esta sencilla tabla mejorarás tu fuerza, que es la base del resto de tus capacidades, y junto con tus estiramientos diarios ya estas más cerca de ser tu versión más ágil.

Movilidad y core

¿Has probado el animal flow? Se trata de imitar tus movimientos más ancestrales y naturales.

Prueba algunas de estas 3 posiciones que incluyen desplazarse en cuadrupedia, o realizar movimientos de elasticidad siempre con tu propio peso para aprender a controlar tu cuerpo y devolverle toda su funcionalidad.

Fíjate en las imágenes e intenta imitar las posturas, siempre de manera controlada e intentando llegar de una posición a la otra. Trabaja periodos cortos de unos 20-30 segundos al principio y ya lo irás complicando.

El más fácil, solo debes desplazarte así

agilidad uno

Se complica la cosa

agilidad dos

Ponte a prueba

agilidad tres

Quiero ponerme en contacto con un entrenador

Aitor Aut Alarcón

Graduado en magisterio de educación física

Especialista en Entrenamiento Personal

Instructor Fitness, experto en entrenamiento de la fuerza.