One body, one life

Aeróbico o anaeróbico, ¿qué entrenamiento alivia mejor el estrés?

El estrés puede combatirse de muchas maneras, pero la forma más natural y gratificante de hacerlo es mediante el ejercicio. Te contamos qué tipo de entrenamiento es el más eficaz.

¿Cómo reducir nuestros  niveles de estrés?

El estrés es una sensación de amenaza. Si no lo controlamos, va a derivar en otros síntomas negativos: ansiedad, hambre emocional, depresión, insomnio, falta de concentración…Por eso, quien lo sufre encuentra una vía de salida en la actividad física. No obstante, como explica el entrenador Jordi Romero. Es bueno saber qué tipo de entrenamiento es el más adecuado y así, nos aseguramos de que solucionamos realmente el problema.

Nuestro cuerpo y nuestra mente están conectados mediante el sistema nervioso. Y, éste, se divide en simpático y parasimpático. Pero de forma muy resumida, y sin entrar de lleno en aspectos técnicos, podemos decir que el primero es el que nos hace estar alerta y el segundo el que nos permite estar relajados. Pues bien, los entrenamientos de vía aeróbica aumentan el sistema nervioso parasimpático y reducen el sistema nervioso simpático. Mientras que los entrenamientos de vía anaeróbica aumentan (todavía más) el sistema nervioso simpático y reducen el sistema nervioso parasimpático. En cristiano: el ejercicio aeróbico es más efectivo cuando se intenta combatir el estrés.

En este sentido, actividades de baja intensidad, como: aeróbic, jogging o el baile, son ideales para segregar endorfinas que nos hacen sentir bien y así, olvidarnos de los problemas. Por otro lado, actividades de mucha intensidad, como Crossfit, Indoor Cycling o Boxeo, son más apropiadas para liberar toda la tensión acumulada y posteriormente, sentirnos más relajados.

“Desde mi punto de vista, las dos vías de entrenamiento son buenas para aliviar el estrés. El hecho de que funcione mejor una que otra depende del tipo de persona y de en qué medida esté estresada”. Sobre esto, el experto asegura que si buscamos información en Internet o en una librería, nos cansaremos de leer libros y artículos que nos hablan de técnicas de relajación y conceptos afines como terapia más efectiva. Pero no es la única solución. “Tengamos presente que no todos nos estresamos por las mismas razones ni expresamos ese estrés de la misma manera. Para todo aquél que me pregunte, ésta es mi respuesta: desestrésate como mejor sepas“.

¿Quieres que un entrenador planifique tu entrenamiento y te ayude a poner fin al estrés del trabajo?

Quiero un entrenador personal

jordi romero sanchez estresJordi Romero

Entrenador personal

Psicólogo deportivo