One body, one life

La mejor tabla de abdominales con electroestimulación

¿Quieres un abdomen fuerte y tonificado? Entonces, además de perder grasa corporal, necesitas un buen entrenamiento. ¡Aprovecha los beneficios de la electroestimulación!

Muchas veces oirás que para presumir de abdominales necesitas cambiar antes la alimentación. ¡Y no se equivocan! Pero aunque lleves una dieta estricta, e incluso tengas un porcentaje de grasa muy bajo, si no has entrenado lo suficiente los abdominales, no habrá nada que ‘destapar’.

Por eso, os ofrecemos una forma rápida y efectiva de trabajar el abdomen y ver resultados: mediante la electroestimulación.  Como ya sabrás, gracias a esta metodología de entrenamiento es posible enfocar el trabajo a ciertas zonas. Lo que es una ventaja si buscamos activar una parte concreta de la musculatura.

Puedes leer aquí más beneficios sobre el entrenamiento con electroestimulación.

Entrena tu abdomen con electroestimulación

Se trata de hacer los ejercicios con el estímulo extra que ofrece la electroestimulación, reclutando más fibras musculares. Además, si quieres un abdomen plano, incluye ejercicios de microgimnasia para mejorar la postura corporal.

¡Y olvídate de espacios cerrados! Ya hay marcas como Wiemspro que ofrecen sesiones ‘outdoor’ gracias a su sistema inalámbrico.

Escalador

Con las manos apoyadas en el suelo, estiramos los brazos, que servirán para sujetarnos. Después, con la espalda recta y la cabeza al frente, colocaremos la pierna izquierda estirada hacia atrás y la derecha doblada hacia delante, con la rodilla a la altura del pecho. Se alternarán una y otra mientras estabilizamos la espalda con el abdomen.

Oblicuos

En el suelo, boca arriba, trataremos de tocar con el codo la rodilla contraria, cambiando de uno a otro durante el ejercicio. Debes acompañar el movimiento con el giro del tronco, trabajando los abdominales oblicuos.

Twist Ruso

En la misma postura que en el ejercicio anterior, pero con las piernas estiradas y ligeramente elevadas, sujetamos con las manos un balón medicinal. Debemos tratar de llevarlo a un lado con la rotación del cuerpo, y después al otro, sin que las piernas toquen el suelo.

Crunch con balón

Siguiendo con lo anterior, nos colocamos en posición de crunch, sujetando el balón. Al ascender, el balón debe tocar nuestros pies.

Pero no solo la estética mejora con el entrenamiento EMS, también la salud, ya que el recto abdominal es el encargado de cuidar la salud postural, y de tu espalda. ¡No esperes más para conocer sus ventajas!

Quiero probar la electroestimulacuión