One body, one life

5 errores que no te dejan progresar

Tanto si somos unos adictos al gimnasio como si somos principiantes, te interesará saber cuáles son los 5 errores que no te dejan progresar en tu rutina.

La importancia de una buena rutina

A pesar de que nos guste el gimnasio, no siempre tenemos la motivación y las ganas de entrenar que querríamos.

Si a eso le sumamos el estancamiento y la no progresión a pesar de nuestro esfuerzo, tenemos muchas posibilidades de acabar abandonando.

Al fin y al cabo, según estudios necesitamos unos 66 días de continuidad de entrenamiento para conseguir adherencia.

Por eso mismo, es fundamental evitar estos 5 errores que no te dejan progresar. Son los más típicos que encontramos y nos harán no progresar y abandonar. Y si es tu primer día, lee antes estos consejos.

5 errores que no te dejan progresar: los fundamentales

 Descanso insuficiente

El motivo clave por el que los asiduos al ejercicios físico no mejoran.

Largas sesiones de entrenamiento, prácticamente a diario, junto con la falta de horas de sueño hacen que el cuerpo no se recupere correctamente.

Además de un buen sueño reparador, será fundamental una buena sesión de recuperación post entrenamiento.

Dependiendo de cada sesión, este tiempo será de 2 días para músculos pequeños y de 3 para músculos grandes como las piernas. O bien de unas 24/36 horas para actividades como correr una hora en cinta de forma suave o actividades colectivas.

En cualquier caso, lo importante es acudir a un profesional que nos oriente sobre los tiempos de recuperación.

Alimentación no ajustada a tus necesidades

Casi tan importante como el primero, ya que será la clave tanto para mejorar nuestro rendimiento como para obtener nuestros objetivos estéticos.

Será fundamental contar con un experto que nos explique los pilares fundamentales de una buena dieta y cree una dieta ajustada a nuestras necesidades.

Nuestros horarios y estilo de vida determinarán el número de comidas (3, 5, 6, etc.). Y nuestros gustos el tipo de dieta (mediterránea, paleo, vegetariana, etc.).

Ninguna dieta es mágica ni milagrosa, deberemos encontrar nuestra fórmula. Y esto sólo lo podremos hacer con un profesional con el que conseguir resultados.

No es comer menos como en las dietas rápidas para adelgazar, es comer mejor.

Entrenamientos largos pero no eficaces

Es algo fundamental y a lo que no le damos importancia. Cuando vayamos a entrenar, hay que entrenar. El 70% de los usuarios de gimnasio puede estar 2 horas y apenas usar la mitad para entrenar.

El problema es que pasamos demasiado tiempo en el gimnasio con paradas y descansos muy largos que reducen la eficacia de la sesión.

Con una sesión de unos 45/50´más un trabajo cardiovascular con una intensidad correcta es suficiente para obtener resultados. Y si es una sesión donde hacemos ejercicios explosivos, incluso menos tiempo.

Es imposible que nuestro grado de activación sea óptimo con más tiempo ya que nos cansaremos en exceso, bajando nuestros niveles hormonales (testosterona) y nuestro rendimiento.

Problemas en la técnica

Será clave para nos lesionarnos ni tener que parar o variar nuestro entrenamiento, lo que supone no mejorar.

Céntrate en hacerla perfecta y en percibir que lo que estamos intentado trabajar de verdad estar funcionando. Necesitarás a un experto en entrenamiento para sacar jugo a las técnicas de los ejercicios: algunas tienen mucha más complicación de lo que parece.

No incluir ejercicios globales

Debemos conseguir estimular de verdad a nuestro cuerpo. Los ejercicios que den un buen estímulo hormonal y muscular tendrán resultados evidentes.

A veces realizamos ejercicios muy analíticos y localizados con un grado de implicación global muy pequeño con lo que el impacto es bajo en el cuerpo.

Por ese motivo, los ejercicios globales como sentadillas, peso muerto, press de banca, dominadas o hip thrust no pueden faltar en las rutinas.

Recuerda los beneficios de incluir sentadillas en tu entrenamiento

Además, uno de los principios del entrenamiento es la variedad. Por ello es tan importante planificar bien las sesiones para incluir diferentes repeticiones, cargas y descansos en cada una de ellas.

Algunos trucos para evitarlos

  1. Es más inteligente hacer doble sesión mañana y tarde (con 6 h de diferencia mínimo) para quien entrena fuerte y necesita más tiempo.
  2. Utiliza los calentamientos para realizar ejercicios con los que aumentar la activación. Además, te servirán recordar la técnica correcta cada día.
  3. Utiliza música para activarte antes y durante el entrenamiento. Está comprobado que la música puede hacerte mejorar los entrenamientos un 5/10%.
  4. Si notas que no rindes entrenando, puede ser porque necesites una semana de cambio de actividad y descanso. Cuidado con el sobreentrenamiento.

Para lo que necesitéis podéis consultarme tanto por redes sociales como por e-mail.

Quiero un entrenador personal

5 errores no progresar raul gomez

Raúl Gómez @BeFreeTraining en redes sociales

Entrenador Personal

Asesor Wellness

Coaching