One body, one life

Hazte tu propio book: la exposición (Lección 5)

Ha llegado el momento de entrar en la materia más técnica. Una vez tenemos claro el encuadre y la composición de la foto que queremos sacar, debemos centrar nuestra atención en la exposición de la imagen. ¡Unas fotografías con una buena iluminación harán que tu book de entrenador sea mucho más atractivo!

LA EXPOSICIÓN

¿Qué es exponer? ¿Cuándo exponemos correctamente? ¿Cómo ajustar la exposición?

Qué es la exposición

La exposición es la cantidad de luz que tenemos que usar para conseguir formar una imagen en el sensor o el negativo. Como ya vimos en Hazte tu propio book lección 3, la exposición vendrá dada por una combinación de la velocidad, la apertura, y la sensibilidad.

La exposición correcta

Si la cantidad de luz es escasa, hablamos de subexposición (fig.5.1) y la foto queda oscura y apagada. Si la cantidad de luz es excesiva, hablamos de sobreexposición (fig.5.2) y la foto queda demasiado clara y con poco contraste. En general, intentaremos evitar los extremos y realizar una exposición “correcta”; es decir, una fotografía en la que tendremos detalles en las zonas de luces y en las zonas de sombras.

exposicion subexposicion sobreexposicion

 

Relación entre los parámetros que controlan la exposición

Tradicionalmente, las cámaras fotográficas analógicas utilizaban unos valores estándar para controlar la cantidad de luz que entra en la cámara, permitiendo cada una de ellas pasar el doble de luz que la anterior. Así, estos valores eran:

velocidad 1000 500 250 125 60 30 15 8 4
apertura 22 16 11 8 5.6 4 2.8 2 1.4
ISO* 50 100 200 400 800 1600 3200 6400

*El valor de ISO era fijo, puesto que era el parámetro que indicaba la sensibilidad a la luz del carrete. Hoy en día este valor se puede ajustar para cada foto (v. cap. 3) necesitando los valores más altos menos luz para formar la imagen que los valores más bajos.

A la diferencia en la cantidad de luz entre un valor y el siguiente (de la tabla indicada) se le conoce como un paso. Así, si el resto de parámetros permanece fijo, una foto expuesta a 1/125 segundos deja pasar el doble de luz que a 1/250 segundos. Igualmente, a f11 dejaría pasar el doble de luz que a f16.

Caso práctico: Imaginemos que nuestra cámara nos indica los siguientes parámetros, a ISO100: 1/125seg f:5.6 pero nosotros queremos disparar nuestra foto a 1/500 porque hay un objeto en movimiento. ¿Cómo ajustaríamos la exposición para fotografiar lo que queremos?

  • Primeramente calculamos la cantidad de pasos que tenemos que realizar. En este caso, de 1/125 a 1/500 hay dos pasos. Por tanto estamos dejando pasar cuatro veces menos de luz en la cámara. Si quitamos dos pasos en tiempo, tenemos que ganar dos pasos en diafragma para equilibrar, por lo que pasaríamos de f5.6 ð f4 ð8. Así, podríamos disparar a 1/500 f2.8. Pero… ¿qué pasa si nuestro objetivo, o nuestra cámara no permite seleccionar 2.8 como apertura de diafragma, y sólo llega hasta f4?
  • En ese caso podremos ganar el paso de luz que nos falta (con cámaras digitales) pasando de ISO100 a ISO200. De manera que tenemos las siguientes equivalencias: ISO100 1/125 f5.6 Ξ ISO100 1/500 f2.8  Ξ  ISO200 1/500 f4.

Las cámaras digitales actuales permiten ajustar estos incrementos/decrementos de luz en diferencias de 1/3 de paso, de manera que, por ejemplo, entre 1/125 y 1/250 nos ofrecen el rango 1/125 ð 1/160 ð 1/200 ð 1/250. Pero para aprender es bueno conocer y manejar los valores de la tabla anterior.

Para nosotros, lo más sencillo en casos como este será disparar con el programa automático de prioridad a la velocidad, en el cual se fija el tiempo de exposición, y la cámara ajustará el resto de parámetros para realizar una exposición correcta. 

El histograma

Las cámaras digitales modernas nos permiten estudiar la exposición de la fotografía una vez realizada visualizando un histograma. El histograma es la representación gráfica de la luminosidad de la fotografía realizada. Por lo general, nos interesará que sea lo más amplio posible sin llegar a tocar los extremos, que es donde ya se pierde el detalle de las luces y las sombras.

A nuestros efectos, nos interesará que el histograma no toque los bordes, ya que son zonas donde ya se ha perdido el detalle, pero buscaremos que tenga forma de meseta y se extienda lo máximexposicion historiogramao posible.

En la imagen de la figura 5.3 vemos un ejemplo de histograma.

La información de la foto que corresponde a una menor luminosidad está a la izquierda, mientras que la derecha muestra la zona de mayor luminosidad. En este histograma vemos predominancia de tonos muy claros, próximos al blanco.

 

Ejercicios
  • Con un programa semiautomático: Realizaremos una fotografía con el programa automático (“P”) de nuestra cámara. Después, realizaremos la misma fotografía aumentando un paso variando la velocidad. Veremos cómo se ajusta automáticamente el diafragma para equilibrar la foto.
  • Con un programa manual: Si disponemos de programa manual (habitualmente “M”) y de un trípode (para no mover la cámara)podemos:
  1. Ajustar los parámetros hasta conseguir que el fotómetro indique que la fotografía está correctamente expuesta.
  2. Realizar una foto.
  3. Variar un paso la velocidad (por ejemplo disparando a la mitad de velocidad para que entre el doble de luz)
  4. Ajustar consecuentemente el diafragma (otro paso para que entre la mitad de luz)
  5. Realizar otra foto (al mismo lugar o sujeto fotográfico)
  6. Observando los histogramas, comprobaremos cómo la fotografía sigue apareciendo igual en términos de luminosidad.

 

En la siguiente entrega, veremos qué es la distancia focal, y para qué sirve.

Javiermoyano.com – Fotografía boudoir & Fitness