One body, one life

Entrevista a Juan Ramon Heredia

Todos los secretos de Juan Ramon Heredia en esta entrevista! Nos cuenta su recorrido en el sector del fitness y buenos consejos a seguir. ¡No te lo pierdas!

1. ¿Podrías contarnos cómo has empezado, cuál ha sido tu recorrido en el mundo del entrenamiento personal y a qué te dedicas ahora mismo?

Buf, lo cierto es que necesitaría poder contarlo despacio. Cuando cuento “batallitas” de estos casi 25 años casi de profesión, soy consciente de haber sido afortunado. De poder presenciar toda la evolución que ha vivido el sector desde momentos que hoy son lejanos para muchos y difíciles de creer para otros (los más jóvenes).

He sido cocinero antes que fraile. Antes, durante y tras los estudios en la Facultad, varios Posgrados y Master tuve la suerte de trabajar como “monitor”, “entrenador”, “preparador físico”. Y como no, “entrenador personal” (de hecho creo que fui más entrenador personal siendo entrenador de atletas que cuando lo hice en el ámbito del fitness) y hacerlo viajando por medio mundo. He tenido la suerte de formarme. Y conocer a muchos de los mejores a nivel internacional (había que buscarlos, viajar y sobre todo acercarse desde la humildad y preguntar constantemente. Hoy eso es más difícil y es fácil observar como enseguida los egos emergen y se busca un posicionamiento como principal objetivo). Algunos ya no están y otros ni les sonarán a muchos de los que nos lean (salvo que sean lectores o investigadores y conozcan muchos textos clásicos).

Durante los últimos diez años me he dedicado mucho más a la formación. Lo he hecho después de haber formado parte de importantes grupos de trabajo con los mejores profesionales, debatir, estudiar y aprender para intentar publicar gran parte de este trabajo y así tener algo que contar (la formación en ese sentido hoy está algo desvirtualizada).

2. ¿Cuál es tu especialidad dentro del entrenamiento personal?

Aunque llevo algunos años alejado de una actividad en esa área. Cada vez me ha interesado más el trabajo en poblaciones con algunos requerimientos específicos. En concreto la obesidad o los problemas de raquis son dos de los temas que me despiertan mayor interés. Dentro de esto, el entrenamiento de la fuerza resulta un campo realmente apasionante en el que invierto la mayoría de mi tiempo y atención actualmente.

3. ¿Te gusta más la formación o ser entrenador personal?

Creo que ambos son fundamentales para mi. Por una lado el entrenamiento es la causa principal que me llevó desde muy joven a apasionarme por esta profesión. La posibilidad que me brindaba el ejercicio para mejorar la salud, calidad de vida y ver a la gente feliz y con una sonrisa.

La formación sin embargo nunca ha sido para mi un fin desde el principio. Y ni siquiera ahora creo que lo sea, me considero más alumno que profesor. Pero constituye ya un medio por el cual no solo creo en la posibilidad de transmitir información y experiencias adquiridas durante todos estos años. Sino también la mejor forma de aprender. De hecho no entiendo la formación sin esa actitud de aprendizaje constante en quien pretende en algún momento transmitir algo.

4. ¿Cuál es tu visión sobre el mundo/mercado del entrenamiento personal a día de hoy y en un futuro próximo?

Juan Ramon HerediaEsta pregunta reclamaría también más espacio. Pero intentado ser concreto, creo que el sector actual del entrenamiento personal hoy (y siempre) ha funcionado a un ritmo distinto de la realidad del momento. Se han centrado bastante más en crear “productos” y “servicios”. Que en intentar suponer un verdadero servicio primordial con valor a nivel socio-sanitario.

El ejercicio físico supone en la actualidad posiblemente el “medicamento” más recetado. En casi todas la patologías, se incluye el ejercicio físico como parte del tratamiento. Y además con unos efectos demostrados respecto a su potencialidad para la prevención y tratamiento de las mismas (amén de para la mejora de la condición psico-física) en muchos casos con nivel de evidencia tipo A.

Ante esta realidad no hemos sido, ni estamos siendo capaces de ganarnos ese papel fundamental en la sociedad. Es algo más que pedir un “reconocimiento”. Es una energía y un trabajo orientado a optimizar la operatividad en el manejo de los procesos para el control y prescripción de ejercicio que no somos capaces de llevar a cabo. Se gasta demasiada energía en guerras y discusiones estériles, en pequeñas batalla sin gran trascendencia, en un irracional y poco constructivo sentido de la “competencia” que nos impide lograr ciertas conquistas.

Pero también creo que hay cosas que son posibles cambiar y que de hecho se está empezando a trabajar en ello y espero poder verlo y disfrutarlo.

5. ¿Algunos consejos para los entrenadores personales que están empezando?

Reconozco que me da cierto reparo y vergüenza el dar consejos. No me considero capaz de ello. Y supone además una responsabilidad. Pero si tuviese que recomendar algo. Es que intenten vivir la vida y como no, esta profesión como parte fundamental de esa vida.  Dado que tendremos que “vivir” con ella desde bien joven y hasta los 67 aproximadamente sobre todo con PASIÓN. Esa emoción nos permitirá no solo disfrutar y ser más felices. Sino lograr metas que sin ese “plus” serán mucho más difíciles de alcanzar.

6. Como formador de entrenadores personales:

Juan Ramon HerediaProfesores que te han marcado como compañeros o mentores tuyos:

Vaya, aquí dejadme también que me explaye, puesto que cada persona ha sido importante en algún momento!! Pues para empezar mi querido Felipe Isidro, de él he aprendido mucho en todos los ámbitos de la vida. Es una de las personas con más perspectiva que he conocido. Mi admirado Marzo Edir Da Silva, ese brasileño tiene un don especial que es difícil de encontrar. También es inevitable que nombre a una persona que también supone un encuentro que marcó un cierto cambio de dirección, Juan Carlos Colado. Por último creo que el Dr. Julián Álvarez (quizás una de las mentes más brillantes que he conocido) y mi querido Guillermo Peña (del que aprendo cada día en el trabajo respecto a formas de ser y hacer por encima del contenido).

El libro que recomiendas:

Si te refieres a libros que no sean de ejercicio físico, “La catedral del mar” o “la sombra del viento” me encantaron. Si hablas de libros sobre nuestra temática, creo que el último de Hodges, Cholewicki y VanDien sobre raquis lumbar es, sencillamente, de lo más expectacular que he leído últimamente.

Una frase que no olvidarás nunca:

Hay algunas que siempre me han acompañado (aunque esto ya resulta un poco íntimo) por un lado  “si lloras porque has perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas” y “aprende como si fueses a vivir toda la vida y vive como si te fueses a morir mañana”.

Los puntos fuertes de los alumnos que sueles tener:

Creo que hoy hay mayor preparación y acceso a la información que nunca.

Los puntos débiles, a mejorar de tus alumnos:

El interés, la capacidad para buscar esa información y el uso que se hace de la misma.

¿Alguna anécdota curiosa que compartir?:

Una de las anécdotas que siempre recuerdo era cuando siendo muy joven, en algunos eventos internacionales de atletismo, con la visita de los más importantes entrenadores del mundo (algunos de ellos de atletas records mundiales aún vigentes y medillistas olímpicos, etc.) yo era aquel chiquillo al que entrenadores españoles (también de gran renombre que lógicamente no nombraré) le pedían intentara “hacerse” y fotocopiar los programas de entrenamiento de estos  entrenadores en alguna “distracción”. Eran tiempos en los que no había internet, la información no fluía y se trabajaba en base a copiar el modelo del campeón…pero podría contar mil y quienes hemos tenido ocasión de compartir congreso, convención o alguna jornada sabe de muchas de estas anécdotas. Son parte de los tesoros de esta profesión.

7. ¿Cuál es la experiencia que más te ha marcado y la que más te ha hecho crecer como persona?

Si me haces esta pregunta años atrás te hubiese contestado muy distinto. Hoy te diría que conocer a mi mujer, Laura.

8. ¿Tienes algún hobbie fuera del deporte?

Esta pregunta me ha hicieron hace poco y me sorprendió tener que responder (después de mucho pensarlo) que lamentablemente no (pero estoy en ello). Lo único que puedo considerar hobbie sería pasar tiempo con mi mujer y mis sobrinos.

9. ¿Cómo te ves dentro de 10 años?

Pues estaré seguro más viejo pero intentando encontrarme más joven, intentando seguir estando al día, entrenando y posiblemente con hijos y sobre todo esforzándome en seguir siendo feliz disfrutando de lo que más me gusta.

Muchas gracias, todo un lujo contar con tu inmensa experiencia y felicidades por tu impresionante trayectoria profesional.

Gracias a vosotros, me siento muy honrado (y superado) por esta entrevista y más cuando procede de profesionales que son tan apasionados, con una importante labor de estudio e investigación a sus espaldas y que poseen todo el futuro por delante. Así que muchas gracias por todo ello

Contrata tu entrenador personal

Deja un comentario