One body, one life

Trucos sencillos para saber cómo organizar tu entrenamiento

Organizar tu entrenamiento, es una de las dudas más habituales entre las personas que quieren o hacen ejercicio físico. Ante ésto, algunos optan por confiar en profesionales y otros simplemente se autoprescriben el entrenamiento, pero, ¿están haciéndolo bien?

En este post pretendo explicar de forma muy sencilla cómo debe ser el planteamiento del programa.

Organizar tu entrenamiento, cosas a tener en cuenta antes de empezar:

1. Mi objetivo.

2. Cómo quiero llegar hasta mi objetivo.

3. Qué posibilidades tengo de llegar a mi objetivo.

4. En cuánto tiempo quiero llegar a mi objetivo.

Para conseguir tu objetivo deberás controlar:

1. Tu entrenamiento (duración, intensidad, descansos etc.).

2. Tus horas de sueño.

3. Tu alimentación.

* Estas cuestiones son muy importantes para conseguir lo que uno quiere, y no debería considerarse ninguna como prescindible.
 

La forma de organización de una sesión de entrenamiento consta básicamente de 3 fases:

1. Calentamiento –> Predecesor de la parte principal, hacer un buen   calentamiento previene de lesiones y aumenta el rendimiento durante la sesión.

2. Parte principal –> aquí se trabaja en busca del objetivo previsto.

3. Vuelta a la calma –> fase recuperadora y de preparación para próximas sesiones.

Entrenador ejercicio físico entrenamiento

El entrenamiento debe ser organizado correctamente y se debe contemplar de forma integral, trabajando todas las cualidades físicas:

– Equilibrio estático y dinámico. El mejor momento para trabajarlo es el calentamiento, ya que no existe fatiga nerviosa.

– Fuerza en sus distintas variables (resistencia a la fuerza, tonicidad, hipertrofia, fuerza máxima y, sobre todo, fuerza útil). Los ejercicios más complicados al principio.

– Resistencia cardiorrespiratoria: mirar el artículo de HIIT. Siempre después de un buen calentamiento y, si hiciéramos el HIIT y queremos entrenar fuerza hipertrofia, se debe hacer en días diferentes.

– Flexibilidad: Si es activa, al principio, si es pasiva, en la vuelta a la calma. La flexibilidad pasiva nunca se debe hacer en el calentamiento, ya que no se ha demostrado que prevenga lesiones pero sí disminuye la capacidad de contracción muscular.

* Próximamente escribiré un post sobre esta cualidad, recordad que no sólo se trabaja con estiramientos pasivos. 
 
 Éstas son unas pautas básicas de esquema de organización pero, así como no se debe administrar un medicamento sin que un médico lo prescriba, lo mismo debe suceder con el ejercicio físico. En EE.UU ya dicen que “El ejercicio es Medicina”
 

organizar tu entrenamiento entenadores

Deja un comentario