One body, one life

4 cosas que no sabes y deberías saber sobre el entrenamiento funcional y el core

En el mundo del entrenamiento se oye mucho hablar últimamente de entrenamiento funcional y de core training. Descubre qué es y qué no es el entrenamiento funcional y el core.

El entrenamiento funcional no existe y el core no son los abdominales

En este artículo vas a descubrir conceptos muy importantes que te van a ayudar a orientar mejor tus entrenamientos y utilizar la terminología más adecuada. Puedes leer más sobre el entrenamiento funcional en este artículo.

1. El entrenamiento funcional no existe.

El entrenamiento funcional se define habitualmente como un entrenamiento enfocado a la mejora de las habilidades. Sobretodo para realizar las actividades de la vida diaria, laboral o de las exigencias específicas de la competición en un deporte. ¿Y entonces el entrenamiento “a secas” qué es? ¿Entrenar sin objetivos concretos y específicos del alumno?

La coletilla de “funcional” no tiene sentido. Ya que el entrenamiento de por si debe ser individualizado y adaptado para producir mejoras en los objetivos específicos de cada persona. Si el objetivo de una persona es realizar con mayor facilidad las actividades de la vida diaria, entonces el profesional que dirige el entrenamiento diseñará un programa para cumplir tal objetivo.

2. El entrenamiento funcional no es lo contrario a entrenamiento en máquinas

core entrenamiento funcional e inestableAunque sigamos usando la coletilla de “funcional”, en ningún caso se puede decir que las máquinas no sirven para realizar entrenamientos “funcionales”. Se suele decir que el entrenamiento funcional son ejercicios globales. Realizados con cargas ligeras o moderadas y en varios planos. Sin embargo, si nos basamos en la definición de que el entrenamiento funcional es un entrenamiento enfocado a mejorar la capacidad para realizar actividades de la vida diaria, laboral o acciones específicas de un deporte, entonces las máquinas también cumplen con este propósito.

Un ejercicio tan analítico y “tradicional” como la prensa de piernas o la extensión de rodilla en máquina. Van a mejorar la fuerza y masa muscular en mayor medida. Que ejercicios supuestamente “funcionales” como la sentadilla con alguna variante, y eso va a permitir sentarse y levantarse de la silla con mayor facilidad.

3. No olvidemos los ejercicios “tradicionales”

Actualmente hay una tendencia a desprestigiar los ejercicios “de toda la vida” en detrimento de ejercicios “funcionales”. Parece que cuantos más materiales de inestabilidad se utilizen mejor es el ejercicio: fitball, bosu, trx, poleas, etc.

Sin embargo, muchos estudios han demostrado que los ejercicios “de toda la vida” como el press de banca o la sentadilla con barra, generan mayor activación muscular y producción de fuerza que los ejercicios con materiales inestables. Y es que se ha visto que cuanto más estable es la situación de entrenamiento, más fuerza se puede aplicar.

Si se quiere mejorar la masa muscular por ejemplo (muy importante en personas mayores), el entrenamiento en situación estable será más adecuado. Aunque no por ello se debe dejar de lado las ventajas de entrenar con materiales inestables. Lo importante es saber que cada ejercicio tiene determinados efectos. Que pueden ser más o menos adecuados en función del alumno y sus objetivos.

4. El core no son las abdominales

La palabra core también se está utilizando mucho hoy en día. El problema es que demasiadas veces se utiliza como sustitutivo de “abdominales”. El core es un término en expansión exponencial. Aunque realmente su definición exacta es poco precisa, se le pueden atribuir múltiples interpretaciones.

El término core significa “núcleo” en su traducción literal del inglés. Behm et al. (2010) lo definen como el conjunto del esqueleto axial y de todos los tejidos blandos (articulaciones, músculos, tendones, ligamentos, fascias, etc). Que tienen una inserción proximal en la columna independientemente de donde se inserten distalmente. Por tanto, “las abdominales” son sólo una pequeña parte del core.

Siendo el core el centro del cuerpo, es el punto de partida donde se originan todos los movimientos. Cualquier movimiento de las extremidades pone en desequilibrio el core. Y, del mismo modo, cualquier gesto global implica una transmisión de fuerzas mediante cadena cinética que será más o menos efectiva según las cualidades del core.

El core puede entenderse como un conector cinético. Que facilita la transmisión de torques y momentos angulares entre las extremidades inferiores y superiores durante la realización de habilidades deportivas, habilidades ocupacionales, actividades de fitness y actividades de la vida diaria.

Prueba este entrenamiento funcional con electroestimulación orientado al core.

Para que todavía te quede más claro en que consiste el Core y el entrenamiento funcional, aquí tienes las 4 cosas que deberías saber.

Contrata tu entrenador personal

Artículo escrito por Sebastien Borreani:

core sebastien borreani

– Doctor en Ciencias del Deporte y más de 14 artículos publicados en revistas JCR.

– Máster universitario en Actividad Física y Salud.

– Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte.

– Co-Fundador de www.entrenar.me.

3 Comments

  • jose luis gonzalez molina
    9 febrero, 2015 at 17:25

    totalmente de acuerdo contigo, en algunos aspecto , pero te puedo comentar ,que soy preparador fisico y entrenador nacional de BALONCESTO, desde hace mas de 25 años y en la actuaidad soy preparador fisico y responsable fisico del club BALONCESTO POZUELO, los ejercicios funcionales que aplico para mis jugadoras-os son gestos tecnicos que estrapolo de las acciones tecnicas del baloncesto, AYUDADO CON ,balones medicinales , mancuernas, gomas elasticas , etc..considero que es la mejor forma de transferencia al deporte en concreto , ademas de aplicar como tú dices , ejercicios clasicos para la tonificacion, un saludo , y comentarte que os he mandado hace unos meses un articulo y estoy de entrenador personal en vuestra pagina .

    • Entrenar.me
      10 febrero, 2015 at 9:46

      Muchas gracias Jose Luis por tu comentario y tu aportación desde la práctica deportiva. El artículo que nos enviaste necesitaba de algunas revisiones por lo que te animo a que lo vuelvas a enviar a entrenadores@entrenar.me. Un saludo!

  • Fran Synergym
    24 marzo, 2015 at 18:11

    Es verdad que actualmente existen muchas modas como el entrenamiento “funcional”, entrenamiento HITT, crosfitt,… Y parece ser que hoy día el entrenamiento de toda la vida ya no es adecuado o no es óptimo para conseguir buenos resultados. Estoy de acuerdo en que estas nuevas formas de entrenar (que no son tan nuevas) aportan una visión diferente del fitness y un conjunto de ejercicios muy interesantes que anteriormente no se realizaban habitualmente. Pero eso no significa que el entrenamiento de ·”toda la vida” no se adecuado. Creo que cada modalidad y disciplina tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Como dices, lo más importante es adaptar el entrenamiento al estado físico de cada personas y sus objetivos personales.

Deja un comentario