One body, one life

Calcula tu Frecuencia Cardiaca Máxima correctamente

Descubre los diferentes aspectos que influyen en el cálculo de la Frecuencia Cardiaca Máxima y las mejores fórmulas para calcularla.

Desde hace tiempo el cálculo de la Frecuencia Cardíaca Máxima siempre ha sido objeto de estudio. Todo el mundo conoce, por su simplicidad, la típica fórmula para calcularla de “220-Edad” (Karvonen y Vouraimaa, 1988). No obstante esta fórmula posee un gran error que ha sido corroborado en estudios posteriores tales como Tanaka y Cols (2011).

Cómo calcular la frecuencia cardíaca máxima

Antes de meternos de lleno en el tema, es necesario entender que este tipo de fórmulas son predictivas. Hay un alto porcentaje de la población que no tiene porque cumplir con los datos establecidos en ellas. Es por ello que es preferible realizar un test de esfuerzo midiendo las pulsaciones en el momento de máximo esfuerzo. No obstante, si no disponemos de este recurso podemos utilizarlas. De hecho, la frecuencia cardiaca varía, además de por la disposición genética de la persona, por otros factores tales como:

  • Temperatura: valores extremos tanto en temperaturas altas como bajas hacen que tengamos una mayor o menor frecuencia cardíaca máxima.
  • Sobreentrenamiento: la posible fatiga no permite alcanzar la frecuencia cardíaca máxima y es un gran índice para detectar tal estado para los entrenadores.
  • Altitud: produce una disminución de la frecuencia cardíaca.
  • Medicamentos: producen una bajada (medicamentos depresores) o una subida de la misma (medicamentos estimulantes).
  • Tabaquismo: hace disminuir la frecuencia cardiaca máxima.
  • Tiempo necesario para el registro: se necesita un tiempo mínimo para poder medir la frecuencia cardiaca máxima.
  • Tipo de terreno: a mayores irregularidades del terreno, mayores valores de la frecuencia cardiaca. El tipo de terreno afecta claramente al comportamiento de las pulsaciones.

Además de todo esto, también habría que tener en cuenta elFrecuencia cardiaca en natacion tipo de actividad deportiva que se realiza, ya que debido a la posición del cuerpo en la práctica de actividad física, la frecuencia cardíaca se va a ver afectada. Cuanto menor sea el esfuerzo que tiene que realizar el corazón para impulsar la sangre, menor será su número de latidos. El ejemplo claro lo encontraríamos comparando tres actividades tales como natación, ciclismo y carrera a pie.

Frecuencia cardiaca en ciclismoLa natación sería la actividad que menos frecuencia cardíaca máxima alcanzaría debido a su posición horizontal (mayor facilidad del corazón para el transporte de sangre, además influye también el medio liquido donde la temperatura es menor); seguido del ciclismo, que tendría un mayor número de latidos por minuto debido a la posición vertical encima de la bicicleta y por lo tanto el corazón tiene que hacer un mayor esfuerzo para vencer la fuerza de la gravedad. Y por último la carrera a pie, que produce una mayor frecuencia cardiaca como consecuencia del esfuerzo que tiene que realizar el corazón debido a dicha posición.

Viendo todo este conjunto de factores es necesario entender que, para cada deporte, será necesaria una determinada fórmula. Es por ello que vamos a aportar una serie de fórmulas en función del deporte, población género y demás:

  • Tanaka y cols (2011): Válida para toda la población
    208- (0,7xEdad)
  • Bouzas (2003): Para Carrera a Pie
    180+ (0,5xEdad) Para Hombres
    210,7- (0,8xEdad) Para mujeres
  • Bouzas (2003): Para Remo
    207,758-(0,6xEdad)
  • Bouzas (2003): Para ciclismo
    169,8+ (0,6xEdad) para hombres
    211,3-(1,06xEdad) para Mujeres
  • Existen otras fórmulas en ciclismo (Performance Cycling, 2012)
    210-(0,66x Edad)

Existen muchísimas fórmulas en función de cada deporte. También existen para el cálculo de la frecuencia cardiaca máxima en revisiones como la de Bouzas y Cols (2011) dirigidas a diferentes tipos de poblaciones especiales y para la prescripción de ejercicio físico.

Como conclusiones, destacar:

  • La frecuencia cardiaca se ve afectada por un conjunto de factores tales como temperatura, altitud, etc.
  • Si es posible debemos calcular la frecuencia cardiaca a través de un test con el profesional pertinente.
  • En el caso de elegir la fórmula, se debe elegir en función del tipo de población, actividad, etc.

Quiero el mejor entrenador personal

Articulo escrito por Gabriel Garrido Blanca

Gabriel garrido entrenador personal

Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Entrenador personal y entrenador de ciclistas

Deja un comentario