One body, one life

¿De dónde vienen las agujetas?

¿De dónde vienen las agujetas? Descubre su origen y algunas claves para evitarlas en este artículo.

Todos nos hemos preguntado alguna vez de donde vienen las agujetas:

El dolor muscular tardío (DOMS) o agujetas es el dolor que aparece en zonas musculares específicas. Después de someter el cuerpo a esfuerzos o ejercicio de manera intensa y/o inhabitual. Este dolor suele aparecer entre las 24 y 72 horas tras la finalización del ejercicio.

Aunque las agujetas son molestas, pueden ser beneficiosas si respetamos el tiempo de supercompensación, aunque también pueden sernos útiles las 4 claves para evitar las agujetas que os dimos en un artículo anterior. A continuación os explicamos de dónde vienen las agujetas, por qué se producen y cómo evitarlas.

El mecanismo por el que se producen las agujetas se sigue desconociendo:

Existen diversas teorías fundamentales para explicar dicho fenómeno:

  • 1.       Teoría metabólica. Es falso que las agujetas provengan de la “cristalización” del lactato acumulado a lo largo de la sesión. Un mecanismo posible es estimulando la sensibilidad de nociceptores y mecanorreceptores (p.e. husos musculares)
  • 2.       Teoría mecánica. Las agujetas se dan con más facilidad después de contracción musculares de tipo excéntrico, cómo la carrera en cuestas descendientes, la pliometría o ejercicio de fuerza con repeticiones forzadas. Sin embargo, no es necesario realizar acciones musculares excéntricas para tener agujetas.
  • 3.       Teoría inflamatoria. La migración de células inflamatorias hacia el tejido muscular dañado tras el ejercicio físico es otra posible explicación.
  • 4.       Teoría neurogénica. La alteración de las fibras nerviosas que conectan al músculo con el cerebro podría ser el factor más determinante en la sensación de dolor de forma tardía. Los nociceptores musculares se vuelven demasiado sensibles (hiperalgesia).

 Ni los estiramientos, ni las bebidas azucaradas reducen la sensación de agujetas.

Las agujetas aparecen por un mecanismo complejo. Que podría ser la combinación de varias de las teorías expuestas anteriormente. La mejor forma de quitar las agujetas es prevenirlas. Realizando una progresión adecuada en el entrenamiento (intensidad, volumen y tipo de ejercicio). También se ha visto que una sola sesión de ejercicio excéntrico disminuye el daño y dolor muscular en las siguientes sesiones. Con un efecto que dura hasta 10 semanas. Ni los estiramientos, ni las bebidas azucaradas reducen la sensación de agujetas. Sin embargo, los antiinflamatorios si parecen tener un efecto positivo.

Artículo basado en el libro de Chicharro y Fernández, Fisiología del ejercicio, Panamericana, 2006.

de donde vienen las agujetas entrenadores

Deja un comentario