One body, one life

¿Cuándo es el momento ideal para tener un entrenador personal?

Muchos os preguntáis si realmente es necesario contar con un entrenador personal. Descubre en este artículo cuál es el momento ideal para tener entrenador personal.

La importancia de acudir a entrenadores personales:

A lo largo de la vida existen varios momentos en los que es muy recomendable acudir a un entrenador personal para:

Planificar el ejercicio antes del entrenamiento,

Supervisar la ejecución durante el entrenamiento,

-Y establecer las futuras progresiones pertinentes después del entrenamiento.

Los momentos más importantes:

Los momentos que yo personalmente estimo más oportunos (no son los únicos pero sí los principales) son los siguientes:

1) Durante la infancia

en el caso de que un/a niño/a destaque en algún deporte concreto (fútbol, natación, judo, atletismo, motociclismo). Es deseable que reciba entrenamientos personales o en grupos reducidos para no dejar que pierda su potencial como futuro deportista de élite. Lee este artículo sobre los motivos por los que los niños deberían tener entrenador personal.

2) En caso de obesidad infantil

ya sea obesidad incipiente o instaurada. Un profesional del ejercicio físico puede buscar la manera de que el niño encuentre la diversión en el entrenamiento deportivo mediante el juego. Transformando el mero ejercicio en la consecución de misiones concretas y superación de logros progresivamente más complejos.

3) Tras una lesión articular deportiva o producida durante la actividad laboral

Una vez tenemos una “diana” propensa a la lesión. Cuando estamos en ese estado pre-lesivo que en ocasiones se encuentran nuestras articulaciones muñeca-codo-hombro o tobillo-rodilla-cadera. Entrenar bajo la supervisión de un entrenador personal cualificado y/o fisioterapeuta al que hemos avisado previamente de nuestras lesiones pasadas o presentes. Nos permite estar más seguros, minimizando el riesgo de recaída en la lesión.

4) Tras un cambio de hábitos radical

que suponga una reducción del gasto energético diario por actividad. Por ejemplo: la jubilación, embarazo, retiro profesional, cambio de un trabajo más activo por otro de menor exigencia física, o el abandono de un deporte periódico. En estas situaciones un entrenador personal nos puede ayudar a que nuestra actividad física y ejercicio físico varíen adaptándose a la nueva situación. Pero que no disminuya, para no perder el estado de forma ni empeorar la composición corporal (aumentando masa grasa respecto a la masa muscular).

5) Si necesitamos superar unas pruebas físicas concretas

por ejemplo para aprobar la oposición a bombero, policía municipal, nacional, o ingresar en los distintos ejércitos. Como por ejemplo la Academia General Militar de Tierra en Zaragoza, o la Escuela Naval Militar en Marín, el Ejército del Aire, las diferentes Infanterías, o distintas divisiones policiales como GEO, GOES, UIP etc. Cada uno de estos destinos o plazas requiere superar unas pruebas físicas totalmente diferentes. Un entrenador personal al que le plantees qué pruebas debes superar. Cuánto tiempo dispones para entrenar. Y cuál es tu puntuación actual en cada una de las pruebas. Te establecerá una planificación personal realista y adecuada. Y te ayudará a ejecutarla fielmente para aumentar las posibilidades de éxito el día de las pruebas físicas.

6) Tras dar a luz a un hijo.

Una vez adquirida el alta médica, y tengas tiempo y ganas de hacer ejercicio para recuperar el tono muscular previo a la gestación. En ocasiones aumenta el peso graso, en otras ocasiones no, pero en ambos se puede perder masa muscular por la disminución progresiva de ejercicio y actividad. Un entrenador personal nos puede ayudar a optimizar el proceso, ya sea recuperando la buena forma física más rápido, o en el mismo tiempo pero de manera más integral, recuperando fuerza, flexibilidad, resistencia, y no solo el peso que figura en la báscula. Para más info lee este artículo sobre el ejercicio en embarazadas.

7) Cuando quieres empezar a realizar algún ejercicio, deporte o tarea que desconoces por completo.

Si te quieres iniciar en la carrera, triatlón, patinaje, halterofilia, escalada, remo o espeleología, contratar a un entrenador personal especializado en el área de actividad en la que deseas iniciarte es sumamente útil para no intentar aprender solo, o con videos de internet en los que falta un factor muy importante: la individualización del entrenamiento.

8) Cuando superas una enfermedad grave.

Que te ha obligado a estar hospitalizado o encamado en casa. Para recuperar la masa muscular perdida por el sedentarismo impuesto por un cuadro clínico, pero con las máximas seguridades de no lesionarte por tu debilidad inicial, un entrenador personal aportará esa profesionalidad que necesita tu proceso de mejora paulatina de salud mediante el movimiento. Dentro de este motivo incluyo a las poblaciones especiales como ancianos polimedicados, diabéticos, osteoporóticos, personas con afecciones cardiacas crónicas, problemas ortopédicos, y demás particularidades que deben ser siempre respetadas en un plan de entrenamiento profesional.

Conclusiones:

entrenadores personales ideal

Como puedes observar, entre los objetivos no he incluido los estéticos (parecerse a un actor de hollywood o un futbolista), ni perder 10 kg en dos semanas. Esto son reclamos de anuncios en prensa, radio, televisión, internet y redes sociales. No me parecen ocasiones tan fundamentales en la vida como los anteriormente citados, pero bien es cierto que en esos casos los consumidores del servicio contratan entrenadores personales también, para asegurarse de que obtienen mayores resultados que ellos mismos solos por su cuenta.

Puedes encontrarte en alguna de estas situaciones u otras distintas en las que también sea útil un entrenamiento más personal concreto e individual, o conocer a alguien que lo esté. Piensa si contactarías con un entrenador para que estudiara tu caso y te respondiera si él es el idóneo o no para tu objetivo. Ahora piensa en que en vez de preguntar a un entrenador, lo preguntas en una comunidad entera de muchos entrenadores personales certificados, cada uno con unas especialidades diferentes, con una experiencia profesional diferenciada en su campo concreto. Eso es Entrenarme. La comunidad que te permite elegir entre cientos de entrenadores, y si no lo tienes claro siempre puedes pedir asesoramiento para que te propongan un entrenador ideal para ti. Nosotros los entrenadores estamos a tu entera disposición. Te esperamos. ¡Anímate!

Contrata tu entrenador personal

Artículo escrito por Jorge Baztán:

jorge baztan entrenador personal

– Entrenador Personal certificado por NSCA.

– Postgrado de Especialista Universitario en Entrenamiento Personal por la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, INEF de Madrid, perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid.

– Licenciado en Farmacia por la Universidad San Pablo CEU, Madrid.

– Diplomado en Nutrición por la Universidad San Pablo CEU, Madrid.

 

 

Deja un comentario