One body, one life

Triatlón: principios fundamentales para su preparación

La preparación para el triatlón es muy importante. Da igual que sea sprint, media distancia u olímpico, necesita de un entrenamiento muy específico. Guillermo, nuestro experto en triatlón, nos enseña los principios fundamentales para la preparación.

¿En qué consiste el triatlón?

El triatlón está considerado entre las pruebas deportivas más duras del mundo. Basándonos en la definición que nos ofrece la Federación Española de Triatlón: “El Triatlón es un deporte combinado y de resistencia, en el cual el atleta realiza tres disciplinas en tres segmentos. Estos son: natación (1,5 km), ciclismo (40 km) y carrera a pie (10 km). El orden es el señalado y el cronómetro no se para durante todo el tiempo que dure la competición. Podríamos decir que aquel atleta, ya sea profesional o popular, mal entrenado o preparado, tendría muy complicado terminar la prueba.

Teniendo en cuenta que el cronómetro no se para durante toda la competición, existe un aspecto clave para rendir al máximo nivel: las transiciones. Éstas son los períodos de tiempo y espacio entre cada una de las tres modalidades. Por lo tanto, durante la prueba, encontraremos dos transiciones: natación-ciclismo y ciclismo-carrera.

El problema de cualquier atleta que quiere completar un triatlón es la construcción de un plan de entrenamiento adecuado. Por lo general, se necesitan de entre 24 y 32 semanas de preparación. Con sesiones que irán desde los 45 minutos hasta las 2 horas y media. Es decir, de 15 a 16 horas semanales. Aunque todo dependerá del tipo de entrenamiento y por supuesto, del atleta (estas indicaciones son principalmente para un atleta semi/profesional, con una edad adecuada al tipo de exigencias).

Ahora bien, hablamos de un deporte en el cual tenemos tres modalidades completamente distintas.

¿Cuánto tiempo tendré que emplear para cada modalidad?

triatlon prueba preparacion

No existe una respuesta cerrada. Ya que dependerá del tipo de atleta, al igual que la cantidad de carga y volumen.

De manera general, emplearemos las primeras 7 semanas para un trabajo principal de natación, sin dejar de lado ciclismo y carrera, de la 8 a la 18 entrenamientos de ciclismo principalmente, hasta que alcancemos las cargas de natación o las superemos, al igual que iremos aumentando poco a poco las cargas de carrera, y por último, durante las semanas 19 a 32 daremos importancia al trabajo de carrera, disminuiremos el ciclismo y mantendremos la natación. Se deben tener en cuenta las distancias de cada modalidad en la competición para poder construir correctamente las sesiones.

¿Cómo planificar el entrenamiento de triatlón?

Esto es solo lo que podría ser una planificación a grandes rasgos. Si nos centramos en los tipos o métodos de entrenamientos: continuos, interválicos e intermitente o de repeticiones, etc., el nivel de dificultad para construir sesiones óptimas aumenta. Cada método de entrenamiento será empleado para incidir en diferentes zonas metabólicas, por lo tanto, importante conocer en qué momento de la preparación emplearé uno u otro.

 

triatlon sprint preparacion– El modelo continuo se caracteriza por ser una metodología sin descansos, es ideal para mejorar nuestra capacidad aeróbica de manera general, para adaptar al cuerpo a los nuevos entrenamientos y se realiza a unas intensidades bajas y medias.

– El modelo interválico se caracteriza por tener repeticiones y descansos, de esta manera nos permite realizar volúmenes altos a intensidades altas, son ideales para mejorar la capacidad aeróbica (al igual que el continuo), pero para distancias más largas, al igual que acostumbrar al organismo a parar y empezar en diferentes tiempos.

– Por último, un modelo intermitante o de repeticiones está basado en repeticiones inferiores a 1 minutos a intensidades supra máximas. Incide en gran medida en la mejora del VO2máx, ya que permite al organismo trabajar a intensidades muy altas sin elevar los niveles de lactato considerablemente, los descansos activos a baja intensidad serían ideales para mantener los niveles de VO2 y frecuencia cardíaca altos durante todo el ejercicio. Mediante este modelo conseguiremos realizar mayores distancias y tiempos de trabajo que con los dos anteriores.

Si todo ha sido preparado y estructurado correctamente, llegaremos en plena forma para poder terminar esta exigente prueba sin mayores dificultades.

Encuentra tu profesor de Triatlón

1 Comment

  • Alberto Pascual Peláez
    19 junio, 2018 at 12:24

    Hola me gustaría saber quién es el autor, ya que lo quiero referenciar porque me resulta de gran interés. Gracias.

Deja un comentario