One body, one life

Otoño, la mejor época del año para ponerse en forma

Con la entrada del otoño hace unas semanas y el adiós “definitivo al verano”, muchos deciden dejar de lado los deportes outdoor por el cambio de la temperatura. ¡Y aquí estamos nosotros para evitarlo!

El otoño es la época ideal para practicar deportes al aire libre.  No hace ese calor insoportable que hay en pleno mes de julio, ni hace tanto frío que no puedes seguir una clase sin pensar en que no te sientes los dedos de las manos.

Aunque los días cada vez se hagan más cortos, comiencen las lluvias y empecemos a protegernos del frío, todavía nos quedan más de 65 días para poder disfrutar de esta estación y sus ventajas. Porque es cierto que aunque bajen las temperaturas, se encuentran en el umbral adecuado para poder practicar muchas actividades al aire libre y comienza una de las mejores épocas para poder disfrutar de la naturaleza y los cambios del color en los paisajes. ¡Es considerada la mejor época para ponerse en forma!

foto-practicar-deporte-otoño-paisaje

El otoño, la mejor época para ponerse en forma

Porque no creemos que el final del verano sea motivo para dejar de practicar deporte al aire libre, queremos proponeros una serie de opciones para que exprimáis al máximo el otoño. Nada de dejar apartadas nuestras zapatillas deportivas o nuestras rutinas de entrenamiento. 

Sabemos que el cambio de estación no solo influye en el cambio de armario, en los alimentos que comemos o en nuestros horarios, sino que también lo hace en nuestro cuerpo, la calidad del sueño, nuestro estado del ánimo o incluso, en nuestra rutina deportiva.

Consejos para hacer ejercicio en otoño

  • No debes preocuparnos por la hora del entrenamiento. Al contrario que en verano, las horas centrales del día también son ideales para practicar nuestro deporte favorito.
  • Lleva ropa térmica de repuesto, es lo mejor para absorber el sudor, no pasar frío y así evitarnos un resfriado en esta época del año tan variable.
  • Cuando más frío hace, más tiempo tenemos que dedicar a los ejercicios de estiramiento y calentamiento. Así evitaremos sufrir una lesión muscular.
  • En otoño, al ser el aire más seco y frío, tendremos que controlar nuestra respiración porque si aspiramos por la boca, puede que notemos algo de sequedad al acabar la sesión.
  • ¡Toca motivarse! Porque con el frío solemos volvernos un poco más perezosos y la motivación será primordial para no dejar de lado nuestras rutinas. Búscate un acompañante y ponte metas (reales) que te motiven a salir aún en los días donde las ganas ni existen.

Sí al deporte en otoño (y todo el año)

A continuación, queremos convenceros, si es que todavía no lo hemos hecho, de que no abandonéis vuestra rutina deportiva al aire libre dándoos algunos motivos:

  • El deporte es uno de los mejores medios para combatir el estrés, la depresión y lograr el equilibrio emocional. Las endorfinas producidas por la actividad física actúan como neurotransmisores del placer, por eso es que las llaman hormonas de la felicidad. Esto ocurre al practicar cualquier deporte, pero, ¿y si a la ecuación añadimos el aire libre, una buena compañía y un entorno natural? ¡Los beneficios se multiplican!
  • El hecho de que las temperaturas sean más bajas y el sol no incida con tanta fuerza, hará que nuestra resistencia al practicar deporte sea mucho mayor. Es decir, a menor temperatura, mayor aguante. Genial, ¿no?
  • Con la bajada de las temperaturas y el aumento de las rachas de viento y lluvias, el ambiente está mucho más limpio y el aire más puro. Nuestro organismo se verá muy beneficiado, sobre todo para los que vivimos en ciudades.
  • Debemos aprovechar al máximo las horas de luz en esta época, para poder absorber al máximo la Vitamina D que creamos cuando el sol incide en nuestros cuerpos. Una gran aliada de la piel y el sistema inmunológico.
  • Frente al ejercicio indoor, el gasto enérgico es mayor y por tanto, también la quema de calorías debido a los cambios de velocidad, ritmo, el viento y el terreno, entre otros muchos factores. Además, al no estar encerrados en un gimnasio, nuestro sistema nervioso recibe más estímulos agradables, sirviendo de distracción y reduciendo así la sensación de cansancio o fatiga.
  • Si incluimos en nuestra rutina diaria una dosis de ejercicio conseguirás descansar mucho mejor por las noches. Si te cuesta dormir por las noches, estos consejos para dormir como un bebé te van a venir de perlas.

Por otra parte, además del ejercicio físico, hemos de acompañar nuestras rutinas deportivas con una alimentación saludable. Si te apetece un poco de inspiración foodie, te damos la receta de 5 cenas perfectas para otoño.

Ejercicio físico, alimentación sana y de temporada… Pero no podemos olvidarnos de que tan importante es el entrenamiento como el descanso. Nuestro organismo tiene que descansar de vez en cuando para evitar problemas articulares y musculares.

Foto de practicar deporte en otoño. Escalada

Nuestros deportes favoritos para el otoño

Ahora sí que sí, ha llegado el momento de desvelar cuáles son nuestras 6 disciplinas favoritas para esta época del año. ¡Apunta, apunta!

  • Yoga: hacer yoga a plena luz del día y rodeado de naturaleza es lo más. Puede que no sea lo más “tranqui” del mundo estar en medio de un parque transitado, pero en el lugar idóneo y con buena compañía podremos disfrutar de un bonito paisaje, airear nuestros pulmones, tonificar nuestro cuerpo y quien sabe, igual hacer nuevos amigos.
  • Senderismo: un día de caminata por el campo o la montaña puede que sea uno de nuestros planes favoritos del otoño. Ya no solo por los colores que encontramos en el paisaje, sino por la agradable temperatura y ese airecito de montaña que tan bien sienta a nuestra piel y a nosotros. Rodéate de un buen grupo de amigos o aprovecha para pasar un día fuera de la ciudad con tu familia. Verás lo bien que te sientes al llegar a casa.
  • Entrenamientos al aire libre: si lo tuyo no es entrenar solo o no quieres desplazarte fuera de la ciudad, tranquilo, hay mucho como tú y tenemos la mejor recomendación. Una buena clase grupal de entrenamiento funcional. Suena bien, ¿verdad? Y si no sabes de que te estamos hablando… ¡conoce un poco más sobre entrenamiento funcional!
  • Escalada: junto con el senderismo, es el deporte rey del otoño. No apto para todo el mundo, pero creemos que siempre tiene que haber una primera vez para practicarlo. Júntate con un grupo de amigos y un buen monitor de escalada y, tras aprender la técnica básica, disfruta de las alturas, las vistas y la adrenalina. Si la aventura y la roca son lo tuyo, te lo recomendamos.
  • Running: un deporte atemporal e ideal para cualquier época del año. Si eres de los que huye de correr cuando hace mucho calor, ha llegado la época ideal para que te pongas las zapatillas y salgas a correr y recorrer tus rutas favoritas.
  • Ciclismo: igual que el running, ir en bici es una actividad atemporal. Solo hay que tener en cuenta el clima y tu equipación para que puedas disfrutar del ciclismo a lo largo de todo el año. Rutas por pistas forestales o un buen paseo por la ciudad, ¡tú decides!

Y si lo tuyo no es una disciplina en concreto, te invitamos a explorar nuevas actividades y rutinas. Porque el otoño no solo es perfecto para practicar un deporte, sino para también encontrar nuevas motivaciones, experimentar otras cosas y conocer a gente nueva.

Y a ti, ¿qué deportes te gusta practicar en otoño? ¡Queremos que nos cuentes!